Logo de El Confidencial

Powered by

La barcelonesa que vende sombreros a Scarlett Johansson, Robert de Niro y Coppola

'Estar donde estés'

Powered by

L

a historia de la familia Arnau va ligada a uno de los complementos de vestir más elegantes de la historia: el sombrero. La prenda que siempre fue un auténtico emblema en el cine clásico de Hollywood ha resistido mejor que nadie el paso del tiempo. Ya no se trata de un complemento de uso generalizado, pero quizá eso la hace más especial.

Hay una mujer en España que lo sabe todo, absolutamente todo, sobre los sombreros. Se trata de Núria Arnau, actual gerente de Sombrerería Mil, uno de los mayores emblemas del comercio tradicional en toda España. Su tienda, situada en una de las zonas más populares de toda Barcelona, puede presumir de clientes: Scarlett Johansson, Robert de Niro, Francis Ford Coppola o Lou Reed forman parte de un infinito catálogo de celebridades que han abierto la puerta del comercio y comprado un sombrero que les ha servido para toda la vida.

Sombrerería Mil nació en 1856 y, en sus más de 160 años de historia, hasta cuatro generaciones se han hecho cargo de ella

La historia de Sombrerería Mil no comenzó ayer, precisamente. Nació en 1856 y, en sus más de 160 años de historia, hasta cuatro generaciones se han hecho cargo de ella. Núria Arnau es la última y sabe que, aunque la tradición familiar le amparaba, el hábito no hace necesariamente al monje: "Una cosa es crecer entre sombreros... y otra muy distinta venderlos".

Pese al peso histórico del negocio, conoce de sobra lo que es superar las dificultades que se puede ir encontrando por el camino: "Un negocio centenario también es un local centenario. En 2010 decidí crear mi propia marca, así que pedí ayuda financiera para invertir en un nuevo taller y otro par de manos. Los sombreros cambian y la forma de vender también, y después de tantos años me di cuenta de una cosa: todo esto no se puede hacer sola".

¿Qué necesita una empresa para sobrevivir?

Montar una empresa es fácil, lo difícil es que siga abierta cinco años después. Porque cuando alguien inicia un proyecto todo son ilusión y ganas de hacerlo bien, pero nunca podrá evitar encontrarse de bruces con una serie de problemas y retos a los que debe hacer frente. Estos son algunos a los que se enfrentan las empresas españolas:

1. Financiación

Es el máximo de cualquier compañía. A menos que el emprendedor tenga una sobrada solvencia económica previa, necesitará una inyección financiera, sobre todo al principio, hasta que su proyecto se convierta en una realidad visible y que responda al modelo de negocio que había establecido.

Según el informe Análisis estratégico para el desarrollo de la pyme en España, el 34,2% de las pequeñas y medianas empresas españolas recurren a financiación a través de entidades de crédito. De ellas, el 96,9% consiguió el dinero, la mayoría de las veces con unas condiciones similares o incluso superiores a las solicitadas

2. Visibilidad

Cuando un negocio abre, lo primero que necesita es darse a conocer, ya sea por el tradicional 'boca a oreja', por publicidad al uso o por diversas estrategias de marketing online u offline. La visibilidad es esencial, sobre todo, en el caso de las 'startups' tecnológicas.

De hecho, si nos fijamos en el Mapa del Emprendimiento 2018, elaborado por South Summit, veremos que la visibilidad ocupa el primer puesto entre las necesidades de este tipo de empresas. El acceso a financiación, por cierto, también ocupa un lugar predominante, siendo requerida por el 72%.

3. Talento y tecnología

En plena revolución tecnológica, ninguna empresa puede funcionar de espaldas a la digitalización. Es por eso que, independientemente de su tamaño y tipo de negocio, ha de contar con la tecnología no como un suplemento, sino como una herramienta más en su día a día.

Y para eso se necesita talento adaptado a dichas necesidades. El Mapa del Emprendimiento revela que los empleados con competencias digitales y tecnológicas son los más buscados entre las empresas españolas, sobre todo los especializados en marketing y programación.

4. Vender fuera

En un mundo en que las fronteras ya no son físicas, sino digitales, las empresas españolas lo tienen más fácil que nunca para exportar sus productos y servicios. Además nuestro país cuenta con dos ventajas a la hora de exportar: su situación geográfica (que le hace de puente con el resto de Europa) y su condición lingüística (que le permite estrechar lazos con Latinoamérica).

Según el informe Análisis de la empresa exportadora por tamaño de la CEOE, apenas el 2,9% de las compañías de menos de 200 trabajadores vende en el exterior. Al mismo tiempo, el 54,8% de las de más de 200 empleados tiene negocios fuera.

Un espacio de encuentro para empresas

En este contexto, Banco Sabadell acaba de lanzar Hub Empresa Valencia, un espacio dirigido a empresas de todos los tamaños y sectores donde encontrarán una oferta enfocada a su segmento, así como actividades para descubrir oportunidades, contactos entre empresas tradicionales y empresas innovadoras, etc.

En Hub Empresa Valencia las compañías dispondrán de asesoramiento por parte de profesionales expertos en financiación

En el hub, las compañías dispondrán de asesoramiento por parte de profesionales expertos en financiación empresarial, expansión, transformación digital, crecimiento de 'startups', etc. Además, también se celebrarán talleres formativos en estas áreas de conocimiento y eventos para potenciar el 'networking'. Los clientes de la entidad dispondrán también de un espacio físico para trabajar o reunirse con clientes.

Por otro lado, Banco Sabadell ha desarrollado el portal ‘Estar donde estés’, en el que, como recuerda Lluís Pons, director de marketing de la entidad, los emprendedores de toda España tienen a su disposición "toda una batería de contenidos, herramientas propias y utilidades centradas en ayudar a los negocios a llevar a cabo sus proyectos".