CONTRATAN A HOULIHAN Y A ROTHSCHILD

Los acreedores de Deoleo se agrupan para tomar el capital ante el riesgo de impago

Los tenedores de los 556 millones de deuda han contratado los servicios de Houlihan Lokey para renegociar con la empresa aceitera, dueña de marcas como Carbonel y Koipe

Foto: Planta de una de las aceiteras de Deoleo a pleno rendimiento. (EFE)
Planta de una de las aceiteras de Deoleo a pleno rendimiento. (EFE)

Deoleo y su principal accionista, CVC Capital Partners, han convocado a sus accionistas el próximo 3 de junio para realizar la enésima operación financiera con la que restablecer el equilibrio patrimonial. Pero a partir de ahora tendrá que negociar también con los acreedores, que se han agrupado ante el elevado riesgo de impago por el desplome del beneficio bruto de explotación y las pérdidas continuadas.

Según han confirmado fuentes financieras, los prestamistas de Deoleo han contratado los servicios de Houlihan Lokey para negociar una reestructuración de la deuda neta, que a finales de 2018 ascendía a 556 millones de euros. Por el contrario, su ebitda era de apenas 15,4 millones, y la relación entre el apalancamiento y su beneficio de explotación era de 36 veces. Una situación insostenible, en opinión de los acreedores de la compañía aceitera, que en dos años tiene que hacer frente a la totalidad del préstamo.

La empresa propietaria de marcas como Carbonell, Elosua o Koipe firmó en junio de 2014 un paquete de financiación por un importe máximo de 600 millones de euros, dividido en tres tramos. El primero, denominado 'first lien', por 460 millones de euros, vencía a los siete años. El segundo, o 'second lien', por 55 millones de euros, expiraba a los ocho años. Por último, una línea de crédito 'revolving' por 85 millones de euros, de los que se encuentran dispuestos 35 millones y que vencen de forma inmediata. Todos los tramos, con un tipo medio de euríbor + 3,76 puntos, son pagaderos al final de cada periodo ('bullet repayment').

Según otras fuentes y ante la situación de emergencia, Deoleo se ha puesto en manos Rothschild, banco asesor de varias de las principales reestructuraciones del mercado español. La entidad financiera ha estado inmersa en las renegociaciones del pasivo de El Corte Inglés, Prisa, DIA, Duro Felguera o Isolux, entre otras.

Deoleo se ha puesto en manos Rothschild, banco asesor de varias de las principales reestructuraciones del mercado español

Houlihan Lokey y Rothschild ya han mantenido los primeros contactos para dibujar una hoja de ruta que, según distintas fuentes, acabará con un canje de deuda por capital. Actualmente, CVC Capital Partners, que el año pasado ya aportó 21 millones para restablecer el equilibrio patrimonial, es dueño del 56% de las acciones. Kutxabank y CaixaBank mantienen aún paquetes ligeramente por debajo del 5%. El fondo de capital riesgo, que ha perdido mucho dinero en esta inversión, ha declinado hacer ningún comentario sobre esta información.

La financiación actual no contempla cumplimiento de 'covenants', salvo para la línea 'revolving' en que, en caso de estar dispuesta por encima de 60 millones de euros, se debe cumplir que el ratio de deuda/ebitda sea inferior a 7,75 veces. Precisamente, en abril Deoleo ha tenido que recurrir a esa línea de crédito hasta elevarla de 35 a 60 millones por sus agobios financieros.

Desfile de presidentes por las pérdidas

Actualmente, Deoleo tiene un valor de mercado de apenas 71 millones, siete veces menos que el importe que adeuda a bancos y fondos. La compañía entró en quiebra técnica —es decir, su patrimonio neto se situó por debajo de la mitad de su capital social— después de cerrar el ejercicio 2018 con pérdidas de 291 millones de euros, de los cuales 238 millones procedieron del ajuste a la baja del valor de sus activos.

Para salir de esta situación, el consejo de administración de la compañía plantea a los accionistas reducir el capital social en 137,67 millones, hasta dejarlo en 2,81 millones de euros. Esta operación supondrá reducir el valor nominal de sus acciones en 50 veces, de 0,1 a 0,002 euros.

A escala de gobierno corporativo, Deoleo ha vivido semanas convulsas después de que a finales de febrero cesara como presidente y consejero delegado al italiano Pierluigi Tosato, quien continúa en la empresa como vocal de este mismo órgano. Miguel Ibarrola fue elegido su sustituto, pero menos de un mes después presentó su dimisión por motivos de salud y fue reemplazado por Ignacio Silva, cuyo nombramiento se hizo oficial el pasado 12 de abril. En el consejo, además, la empresa sufrió la salida del histórico Daniel Klein, propietario del fondo Sinpa.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios