EL TRIBUNAL SUPREMO DA CARPETAZO AL ASUNTO

Aena gana la guerra por el 'hotel fantasma' de la T2 y se prepara para demolerlo

Aena y Sampol llevaban años en los tribunales a cuenta de un hotel que se iba a construir en la terminal 2 del aeropuerto de Madrid-Barajas, que nunca vio la luz

Foto: Vista de las obras del hotel a medio construir.
Vista de las obras del hotel a medio construir.

La Justicia vuelve a dar la razón a Aena. El Tribunal Supremo ha desestimado el recurso de casación presentado por la constructora Sampol y ha confirmado íntegramente la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid en la que se condena a la constructora a abonar más de nueve millones de euros al gestor aeroportuario por la fallida construcción de un hotel en la terminal 2 del Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez, según consta en un reciente auto al que ha tenido acceso El Confidencial.

El origen del pleito se remonta a 2007, cuando Aena adjudicó a una unión temporal (UTE) las obras y gestión del citado hotel, el primero que se iba a construir dentro de un aeropuerto. Esa sociedad conjunta estaba participada en un 19% por Barceló, y Sampol poseía el 81% restante.

La crisis económica se cernía sobre el país y en 2009 Barceló decidió bajarse del proceso. Tras no cumplir con los plazos establecidos para su construcción (noviembre de 2012) y ante la falta de sustituto para Barceló, Aena resolvió el contrato y en 2014 presentó una demanda contra la constructora por los daños y perjuicios derivados de estos “incumplimientos”.

La primera sentencia, dictada por el Juzgado de Instrucción 89 de Madrid, dio la razón a Aena y condenó a Sampol a pagarle 293.293 euros más 601 euros por cada día que pase desde que se interpuso la demanda hasta que la parcela le sea entregada. A estas cantidades hay que sumar nueve millones de euros por lucro cesante. La adjudicación del hotel incluía el pago de un canon de explotación al gestor aeroportuario.

Adiós al esqueleto del hotel

Aena celebra que el Tribunal Supremo le haya dado la razón "ante la conducta ilegal de Sampol". El Confidencial también se ha puesto en contacto con la citada constructora, una empresa mallorquina con fuerte presencia en el Caribe que colabora con Aena desde hace cuatro décadas y que ha señalado que presentará un incidente de nulidad contra el pronunciamiento del Supremo. "Confiamos en nuestra inocencia", señalan fuentes de la empresa.

El gestor aeroportuario confirma que va a solicitar el derribo de la estructura del hotel, para lo cual pondrá en marcha un proceso de licitación en los próximos meses. "Queda por analizar el uso futuro del terreno", zanjan fuentes de Aena.

Por su parte, fuentes de Barceló recurren a la crisis económica para explicar su salida en 2009. La decisión se tomó "para evitar males mayores", si bien dejó sin capacidad de maniobra a Sampol. La cadena hotelera alcanzó un "acuerdo amistoso" con la constructora cuando abandonó el proyecto, y ha conseguido librarse del proceso judicial.

Sampol y Barceló iban a construir el primer hotel dentro de un aeropuerto. (EFE)
Sampol y Barceló iban a construir el primer hotel dentro de un aeropuerto. (EFE)

La última batalla de esta guerra judicial arrancó cuando Sampol presentó un recurso ante la Audiencia Provincial, que fue desestimado íntegramente. Ahora, el Supremo ha hecho lo propio tras tumbar el nuevo recurso presentado, confirmando así la sentencia dictada por el primer tribunal.

En cifras, el hotel se proyectó sobre una parcela de 13.743 metros cuadrados y estaba previsto que tuviese 330 habitacionales distribuidas en seis plantas más otras dos destinadas a un aparcamiento para clientes, todo ello con la categoría de un hotel de cuatro estrellas. La estructura del edificio sigue en pie y está ubicada junto a la entrada del metro.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios