PRIMER TRIMESTRE DE 2019

Naturgy gana 341 millones a marzo, un 7% más, pese a las presiones sobre sus ingresos

La deuda neta de la compañía a cierre del primer trimestre se situó en 15.123 millones de euros, un 1% menos que a 31 de diciembre de 2018, fruto de su foco en la generación de caja

Foto: El logo de Naturgy. (Reuters)
El logo de Naturgy. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura4 min

Naturgy obtuvo un beneficio neto de 341 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que representa un incremento del 6,7% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, informó la compañía.

La cifra de ventas netas de Naturgy en el periodo de enero a marzo alcanzó los 6.349 millones de euros, manteniéndose prácticamente estables con respecto al primer trimestre del año pasado. Según matiza la compañía, esta falta de crecimiento en los ingresos se produce en un entorno energético más exigente, con menores márgenes por la caída del precio del gas —una presión que la energética no ve como estructural y que considera exógeno a su propia actividad—. Asimismo, la cotizada se ha esforzado por contrarrestar estos efectos con inversiones en renovables y más eficiencias.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) de la energética presidida por Francisco Reynés a finales del primer semestre se situó en 1.119 millones de euros, un 6,3% más. Excluyendo los elementos no recurrentes, el beneficio neto ordinario del grupo ascendió a 377 millones de euros, casi un 16% más, mientras que su Ebitda ordinario alcanzó los 1.167 millones de euros a cierre de marzo, un 6% más.

La deuda neta de la compañía a cierre del primer trimestre se situó en 15.123 millones de euros, un 1% menos que a 31 de diciembre de 2018, gracias a un mayor foco en la generación de caja.

El presidente del grupo, Francisco Reynés, destacó que estos resultados trimestrales se han visto impulsados por la actualización tarifaria de algunos países en Latinoamérica, que han reconocido la devaluación de las divisas y la inflación que tuvo lugar en 2018, y por la" mejora progresiva en el perfil de riesgo de los negocios liberalizados".

Asimismo, Reynés subrayó que Naturgy sigue cumpliendo con los compromisos que adoptó hace un año en su plan estratégico 2018-2002 en lo que respecta a la remuneración de los accionistas, al tiempo que mantiene los niveles de deuda "estable".

A este respecto, la compañía confirma su compromiso de retribuir al accionista en línea con su 'hoja de ruta'. Así, en este primer trimestre destinó 560 millones de euros al pago del dividendo con cargo a 2018 y 135 millones de euros al programa de recompra de acciones. Desde que lanzó este programa, ya ha invertido 238 millones de euros de los 400 millones de euros previstos hasta finales del próximo mes de junio.

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés (EFE)
El presidente de Naturgy, Francisco Reynés (EFE)


Más de 600 M en renovables

Las inversiones en el trimestre superaron los 300 millones de euros, reflejando principalmente el desarrollo de nueva capacidad de renovables prevista por la compañía, así como el crecimiento en redes de distribución, en línea con los objetivos de su plan estratégico 2018-2022.

Reynés afirmó que así Naturgy "continúa con su proyecto industrial, invirtiendo en renovables y redes, lo que le permite adaptarse al 'mix' energético del futuro y a la calidad de servicio que necesitan y demandan los clientes".

En este primer trimestre de 2019, Naturgy ha puesto en operación en España 138 megavatios (MW) de proyectos solares y prevé que otros 777 MW entren en operación a lo largo del año. La capacidad instalada de grupo en renovables en el país asciende ya a cerca de 1.320 MW, un 15% más.

La compañía también ha invertido en el desarrollo de 180 MW de energía eólica en Australia y 324 MW de capacidad eólica y solar en Chile, que entrarán en operación antes del tercer trimestre de 2020 y del primer trimestre de 2021, respectivamente.

Por áreas

Por unidades de negocio, Gas&Power registró un Ebitda ordinario de 409 millones, un 1,2% más, debido principalmente a que las nuevas políticas comerciales del grupo, el plan de eficiencias y la nueva capacidad de renovables han podido compensar la caída de precios del gas registrada en los primeros meses del año.

Además, la energética indicó que la suspensión del impuesto a la generación en España compensó parcialmente la menor aportación hidráulica, los mayores costes de CO2 y la suspensión de los pagos por disponibilidad de los ciclos combinados de gas.

Mientras, el negocio de Infraestructuras EMEA incrementó su Ebitda ordinario un 7,7%, hasta los 475 millones de euros, como resultado de un buen comportamiento de todas sus actividades.

El resultado del negocio de Infraestructuras Latinoamérica Zona Sur (Chile, Argentina y Brasil, principalmente) creció significativamente, con un Ebitda ordinario de 194 millones de euros (+15%).

Por su parte, el negocio de Infraestructuras Latinoamérica Zona Norte (México y Panamá) situó su Ebitda ordinario en los 101 millones de euros, con un alza del 68% con respecto al mismo periodo de 2018, debido a la revisión regulatoria de las tarifas, un crecimiento de la demanda, mayores márgenes y la reducción de costes.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios