quieren llevarlo al pleno del día 30

Carmena, BBVA y Adif completan Operación Chamartín y pasan la pelota al tejado del PP

Las tres partes firman el último fleco, el protocolo que rige quién paga las obras singulares, y ya solo dependen de que la comunidad les remita el expediente para poder aprobar el plan este abril

Foto: El ministro de Fomento, la alcaldesa de Madrid, el concejal de Urbanismo y el presidente de DCN, frente a la maqueta de Nuevo Norte. (EFE)
El ministro de Fomento, la alcaldesa de Madrid, el concejal de Urbanismo y el presidente de DCN, frente a la maqueta de Nuevo Norte. (EFE)

Un nuevo paso detrás del que se esconde un importante simbolismo. El Ayuntamiento de Madrid, el gestor público ferroviario Adif, la Empresa Municipal de Transporte (EMT) y Distrito Castellana Norte (DCN) firmarán hoy el protocolo que regirá las llamadas "actuaciones singulares" de Operación Chamartín, una rúbrica detrás de la cual hay una importante lectura política.

Con la firma de este protocolo, el consistorio dirigido por Manuela Carmena completa todos los trabajos previos a la aprobación del mayor desarrollo urbanístico de la capital, y deja en el tejado de la Comunidad de Madrid, gobernada por el Partido Popular, que este pueda ser aprobado definitivamente antes de las elecciones municipales del próximo 26 de mayo.

De hecho, el objetivo del ayuntamiento es llevar la luz verde de Madrid Nuevo Norte, nombre con el que ha sido rebautizada Operación Chamartín, al pleno del próximo 30 de abril como punto dentro del orden del día. Pero, si hiciera falta, está dispuesto, incluso, a convocar de urgencia uno extraordinario con tal de cerrar capítulo antes de concluir este mes.

Sin embargo, para poder dar este paso, previamente necesita que la Comunidad de Madrid le remita el preceptivo informe de evaluación ambiental, y las experiencias pasadas hacen temer que esta labor lleve más tiempo del deseado, como se vio, por ejemplo, en Operación Calderón, cuando, acogiéndose a un fallo del ayuntamiento en el cálculo de la edificabilidad, el Gobierno regional dilató la aprobación, y logró así poner nervioso, y en evidencia, al consistorio.

En esta ocasión, además, ya ha habido un primer retraso en los despachos de los técnicos del área de Desarrollo Urbano Sostenible, que han mirado con lupa toda la documentación, para desesperación del equipo de gobierno, Adif y DCN. De hecho, el objetivo de las tres partes era haber aprobado el proyecto a finales de marzo, con la convocatoria de un pleno extraordinario, pero, finalmente, no pudieron llegar.

Ahora, el miedo es que, voluntaria o involuntariamente, se repitan las dilaciones en los despachos de Puerta del Sol y tampoco se pueda llevar a pleno en abril, lo que volvería a dejar este proyecto, que lleva un cuarto de siglo intentando ser aprobado, otra vez en el aire. No obstante, el hecho de estar en doble periodo electoral, unido al respaldo que el PP históricamente ha dado a Operación Chamartín, hace confiar en que, aunque sea ‘in extremis’, la comunidad remita el expediente a tiempo.

En este caso, se llegaría a tiempo de dar la luz verde definitiva por parte del ayuntamiento, pero luego estas mismas bendiciones deberán ser refrendadas por la comunidad, y esto ya no está tan claro que se pueda conseguir en esta legislatura, precisamente por el periodo electoral en que estarán inmersas todas las administraciones, con unos comicios generales recién celebrados y a las puertas de municipales y autonómicas.

Reparto de costes

El protocolo que se firma hoy, además de dar cobertura a las actuaciones singulares, detalla a quién corresponde llevarlas a cabo. Así, el consistorio será responsable del cubrimiento de las vías en el final del paseo de la Castellana, del túnel de conexión de la Castellana con Fuencarral, la remodelación del Nudo Norte, del nudo de Fuencarral, la depuración de Valdebebas y la nueva implantación de las instalaciones de la EMT.

DCN, por su parte, asume el coste de reposición, refuerzo y retranqueo del Canal de Isabel II hasta un máximo de 79,5 millones sin IVA

Adif, entidad dependiente del Ministerio de Fomento, asume las obras del nuevo complejo ferroviario en que se convertirá la actual estación de Chamartín, la futura estación o estaciones del ámbito Malmea, San Roque, Tres Olivos, en Fuencarral; además de hacerse cargo, si se producen, de los costes por encima de 60,7 millones en el cubrimiento de las vías en el ámbito de la estación de Chamartín, y por encima de 242,3 millones en el centro de negocios.

DCN, por su parte, asume el coste de reposición, refuerzo y retranqueo del Canal de Isabel II hasta un máximo de 79,5 millones sin IVA y la mejora y ampliación de la línea 10 de metro hasta 141 millones de euros. Las tres partes dejan abierta la puerta a que, en el futuro, la Comunidad de Madrid se sume a este protocolo, que se han comprometido a acompañar de un plan de ejecución concreto.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios