el sector hotelero español, el más expuesto

Trump ignora a la UE y permite demandas contra empresas extranjeras en Cuba

La activación de la Ley Helms-Burton, 'dormida' desde hace décadas, abre la puerta a demandas millonarias contra empresas extranjeras, incluidas españolas, que operen en Cuba

Foto: Vista general del hotel Habana Libre, en La Habana, Cuba. (Reuters)
Vista general del hotel Habana Libre, en La Habana, Cuba. (Reuters)

Estados Unidos desafía a la Unión Europea. Este miércoles, el secretario de Estado Mike Pompeo ha anunciado que el Título III de la Ley para la Libertad y la Solidaridad Democrática Cubana (1996), más conocida como Ley Helms-Burton, será activada por primera vez en la historia. Desde la etapa de Bill Clinton, los sucesivos gobiernos americanos habían mantenido en suspenso esta espinosa ley. Hasta que llegó Donald Trump.

Tras la inédita decisión de su administración, que tiene efectos a partir del 2 de mayo, los ciudadanos norteamericanos (incluidos cubanos que adquiriesen después la nacionalidad) podrán reclamar la titularidad de las propiedades expropiadas durante la Revolución cubana. El objetivo de estos pleitos no pasa tanto por recuperar los activos en la isla, sino por reclamar una indemnización por el uso de los mismos y negar a quienes los explotan los beneficios que se puedan derivar.

Actualmente, se calcula que existen unas 6.000 reclamaciones por un valor total de 9.000 millones de dólares, como apuntó a este diario José María Viñals, socio de Lupicinio International Law Firm, despacho español presente en Cuba. Entre los activos afectados se incluye el aeropuerto de La Habana y las instalaciones portuarias de Santiago de Cuba.

Según explica Viñals a El Confidencial, las empresas españolas que operen en la isla pueden ser demandas a partir del próximo 2 de mayo. En Cuba, cualquier empresa extranjera que quiera operar en la isla debe hacerlo a través de una sociedad mixta (participada por el Estado). Desde el pasado mes de marzo, cuando se aprobó un levantamiento parcial de la ley, las demandas de este tipo solo podían estar dirigidas contra el socio cubano del negocio. Ahora, se abre la veda contra las compañías extranjeras. "Ninguna va a estar exenta de esta decisión", ha advertido Pompeo.

En el caso de las empresas españolas, es el sector hotelero el que tiene más intereses en la isla. Como ya publicó este diario en febrero, Meliá Hotels cuenta con 32 hoteles en la isla, Iberostar tiene 20, Barceló cuenta con 3 y NH gestiona dos en La Habana.

De nada ha servido que Federica Mogherini, Alta Representante de la UE para Exteriores, y Cecilia Malmström, comisaria de Comercio, enviasen el pasado 10 de abril una carta a Pompeo en la que le advertían de las posibles consecuencias. "La UE se verá obligada a recrrurir a todos los instrumentos a su disposición", reza la misiva publicada por 'El País'.

No obstante, Viñals apunta a que actualmente existen leyes 'antídoto' que protegen a los europeos ante la Helms-Burton. Por ejemplo, el abogado señala que si una empresa es demandada en virtud de esta ley debe notificarlo a la Comisión Europea y no tiene deber de colaborar con las autoridades norteamericanas. Además, el letrado añade que las sentencias por este asunto no tienen efecto en España.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios