PARA MÉXICO

Santander prepara para México su ampliación número 24 en 10 años

El banco acumula operaciones por el 'scrip dividend', las macroampliaciones de 2015 y 2017 y ahora llegará otra para comprar las acciones de los minoritarios en México

Foto: Ana Botín en la junta de accionistas de 2019. (EFE)
Ana Botín en la junta de accionistas de 2019. (EFE)

"Ha habido innumerables ampliaciones", lamentó en la junta uno de los accionistas más críticos con la cúpula de Banco Santander. Y volverá a haber otra, ya que la entidad tiene previsto sondear otra vez el apetito de sus accionistas por hacerse con más títulos. Será la vigesimocuarta vez que lo haga desde que comenzó la crisis, en este caso para comprar el 25% de la filial mexicana que está en manos de minoritarios.

La entidad quiere controlar el 100% de Santander México, para lo que ofrecerá acciones del grupo con una prima del 14%. Si todos los minoritarios aceptan, tendrá que emitir 572 millones de títulos nuevos, equivalentes al 3,5% del capital, con un valor de mercado de 2.600 millones de euros. La idea del banco presidido por Ana Botín es que la operación se cierre a lo largo de la segunda mitad del año.

Antes de esta ha habido otras 23 ampliaciones de capital desde 2009, cuando el banco presidido entonces por Ana Botín puso en marcha el 'scrip dividend'. El dividendo flexible implica una ampliación en la que los accionistas reciben derechos de suscripción para recibir nuevos títulos o venderlos al banco y cobrar en efectivo, aunque a cambio de ser diluidos.

Hasta 2018 no había retención, a diferencia del dividendo clásico, pero Hacienda cambió el criterio y eliminó esta ventaja, con lo que la venta de derechos lleva aparejado un pago del 19% en el momento a la Agencia Tributaria. La modificación del equipo dirigido aún por Cristóbal Montoro y la mejoría económica desterró paulatinamente el 'scrip dividend'. De hecho, Ana Botín, que lo heredó y mantuvo de su padre, prometió en la junta del año pasado su eliminación para volver al efectivo, aunque en enero abrió la puerta a recuperarlo.

Más 'scrip dividend'

El dividendo flexible ha sido protagonista en la junta de accionistas de 2019, con voces críticas y alguna de alabanza entre los dueños del banco. En cualquier caso, por esta vía el Santander ha ampliado capital desde 2009 hasta el 24% de las acciones actuales del banco. Es decir, casi 4.000 millones de nuevas acciones frente a los 16.000 millones que conforman el capital social.

A estas operaciones, cada una de ellas representativa de entre el 0,6% y el 3% del capital social y con aceptación entre los accionistas —por decisión o dejadez— de en torno al 80%, se suman dos macroampliaciones. Las dos por valor de 7.000 millones de euros cada una. La primera fue en 2015 para reforzar la solvencia de la entidad y permitir una estrategia de crecimiento, meses después de que Ana Botín sucediera a su padre en la presidencia ejecutiva. La segunda fue en julio de 2017, tras la compra de Banco Popular por un simbólico euro después de su resolución.

La ampliación que viene será diferente a las anteriores, ya que tiene como objetivo el crecimiento en Latinoamérica, en línea con el mensaje del consejero delegado en el 'investor day'. José Antonio Álvarez aseguró al mercado en la presentación del plan estratégico que habrá un esfuerzo por una "asignación eficiente de capital" a lo largo del grupo. Además, tendrá un impacto positivo de unos 5 puntos básicos en el capital. Con esta operación, Santander sumará 24 ampliaciones con las que ha elevado el capital social un 86% desde los niveles de 2008, y que suponen el 44% de las acciones actuales.

En este caso, Santander promete un retorno sobre el patrimonio tangible de entre el 19% y el 21% en México, en línea con el nivel actual, pero muy por encima de lo esperado para el conjunto del grupo, entre el 13% y el 15%. Por ello, quiere aprovechar para recomprar el 25% que colocó en bolsa en 2012, en el peor momento de la crisis, por unos 2.100 millones de euros. La oferta actual alcanzará hasta los 2.600 millones, aunque en acciones propias. Para los accionistas minoritarios de México ofrece una prima del 14%, y para los del grupo promete un retorno sobre la inversión (ROI) del 14,5%.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios