LOS CONSEJEROS VENDERÁN SUS ACCIONES

El consejo de DIA cambia de opinión y apoya la opa de Fridman al ser la única opción

El órgano de gobierno del grupo de supermercados ha acordado recomendar la aceptación de los 0,67 euros ofrecidos por LetterOne para evitar el colapso en caso de fracaso

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Cambio sustancial en la guerra por el control de Distribuidora Internacional de Alimentación (DIA). El consejo de administración de la compañía, que hasta la fecha se ha opuesto con dureza a la opción de LetterOne, ha decidido votar a favor de la oferta pública de adquisición (opa) lanzada por el fondo controlado por Mikahil Fridman. El órgano de gobierno del grupo de supermercados considera que, al ser la única opción viable en estos momentos, su deber es recomendar a los accionistas aceptar los 0,67 euros por título propuestos por el magnate de origen ruso.

La decisión se ha adoptado tras recibir los informes de Rothschild y Bank of America Merrill Lynch, los dos asesores que se han encargado de realizar la ‘fairness opinion’ o informe en el que se juzga si el precio oferta es justo y, por tanto, recomendable a los accionistas. El giro del consejo dirigido por Borja de la Cierva se debe a que se ha puesto el futuro de DIA por delante de la opinión personal de los integrantes del órgano de gobierno, algunos de los cuales aseguraron en la pasada junta general celebrada el 21 de marzo que no aceptarían la opa.

Tras la información adelantada por El Confidencial, DIA ha emitido un hecho relevante en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el que asegura que, "dadas las actuales circunstancias de la sociedad y a la luz de los elevados riesgos que conllevaría para la empresa, sus accionistas, acreedores, empleados, franquiciados y proveedores que la oferta no prosperase y que la sociedad y el oferente no estuvieran en disposición de ejecutar el aumento de capital de LetterOne, el consejo de administración expresa una opinión favorable sobre ella, por entender que se trata de la mejor alternativa existente para el conjunto de los referidos grupos de interés ['stakeholders']".

Por tanto, los consejeros han decidido dar por buenos los 0,67 euros por título ofrecidos por LetterOne. De hecho, De la Cierva, como consejero delegado, y Richard Golding, presidente en funciones, venderán sus acciones al fondo de Fridman, como harán otros cinco integrantes del consejo.

Un precio que, según el fondo con sede en Luxemburgo, incluye una prima del 56,1% respecto al precio en bolsa el día previo a la comunicación de la opa (el 4 de febrero) y del 19,4% respecto al precio medio ponderado del trimestre precedente. No obstante, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) matiza en el folleto informativo de la opa que el precio de 0,67 euros “supone un descuento del 34,2% respecto al precio medio por acción del semestre anterior a la presentación de la oferta". El plazo de aceptación de la opa comenzó el día 1 de abril y se extiende hasta el 23 de abril, ambos inclusive.

Tensión con la banca

Si LetterOne alcanza el 75% del capital —ya controla el 29,5%—, la opa se considerará exitosa y solo faltaría el acuerdo con los 14 bancos acreedores para refinanciar los 1.400 millones de euros de deuda y poner en marcha su hoja de ruta. Un plan de rescate que pasa por hacerse con el consejo de administración, cambiar al equipo gestor e inyectar posteriormente 500 millones para reflotar la compañía mediante una ampliación de capital.

Si bien LetterOne y los bancos, liderados por Santander, BBVA, Barclays y Société Générale, admiten que el tono frío con el que se relacionaban ha cambiado desde la celebración de la junta general, las posiciones siguen muy alejadas. El fondo con sede en Luxemburgo mantiene su postura de no destinar ni un euro a repagar a la banca hasta dentro de cuatro años, condición que las entidades financieras han vuelto a rechazar de pleno en su última reunión. La justificación es que aceptar esa cláusula obligaría a provisionar el préstamo, lo que a fin de cuentas se traduciría en una pérdida que tendrían que reconocer en su balance.

Al haber ahora solo una alternativa, se da por hecho que la banca tendría que aflojar la dureza con la que hasta la fecha había respondido a LetterOne. Pero el fondo luxemburgués ha decidido esperar a que acabe la opa para forzar a los acreedores a transigir con todas sus condiciones.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios