ENCUESTA DEL BANCO DE ESPAÑA

La banca facilitará el crédito a las empresas para evitar la caída de la demanda

Las entidades tienen previsto suavizar los criterios de concesión al sector privado a la vez que dan por hecho una caída de la petición de préstamos

Foto: Créditos. (Foto: iStock)
Créditos. (Foto: iStock)

Los bancos quieren mantener el crecimiento en crédito al consumo y en financiación a las empresas, segmentos con retornos superiores al de las hipotecas. Las entidades prevén una disminución de la demanda durante los tres próximos meses, que combatirán con una mayor facilidad para la concesión de financiación, según la encuesta sobre préstamos bancarios que realiza cada trimestre el Banco de España (BdE).

Este cambio supone una novedad, ya que no hubo modificaciones en los tres primeros meses del año en el conjunto del sector privado, aunque el desglose muestra un “cierto endurecimiento” para las pymes” y criterios más suaves para las grandes empresas. Pero para el trimestre en curso, “las entidades españolas encuestadas anticipaban una ligera relajación de los criterios de concesión de préstamos a empresas, y una estabilidad en los dos segmentos de financiación a los hogares”, señala el informe.

Por el contrario, los bancos esperan una reducción de la demanda de crédito de las empresas españolas otro trimestre más. Continúa así el desapalancamiento, especialmente entre las compañías de mayor tamaño, ya que la banca tradicional sigue siendo la principal vía de financiación de las empresas.

“La evolución descendente de la demanda habría sido resultado, principalmente, de las menores inversiones en capital fijo, así como del mayor recurso a otras fuentes de financiación externa, del descenso de las operaciones de fusión, adquisición y reestructuraciones de las empresas y del mayor uso de la financiación interna”, arguyen desde el BdE.

Crédito a las empresas. (Banco de España)
Crédito a las empresas. (Banco de España)

La relajación de criterios para la concesión de préstamos a las empresas también se producirá a lo largo de la eurozona, según las previsiones de los bancos. En este caso, al contrario que en la economía española, proyectan un aumento de la demanda de financiación, que también se produciría entre las familias, tanto para la compra de una vivienda como para la adquisición de bienes de consumo.

Los bancos españoles también esperan un crecimiento de la demanda desde las familias, aunque después de un trimestre en el que han endurecido los requisitos en hipotecas y préstamos al consumo, no anticipan cambios en los criterios para la apertura del grifo del crédito. El endurecimiento anterior se produjo por el “empeoramiento” de las perspectivas económicas, señala el informe.

Desde el punto de vista histórico, los criterios para aprobar un préstamo son aún más estrictos que en el promedio observado desde 2003, aunque está en línea con la media vista desde 2010. “Comparando con los resultados de un año antes, se observa un cierto desplazamiento de las respuestas hacia niveles más estrictos en España, mientras que lo contrario ocurre para el conjunto de la Unión Europea Monetaria”, asegura la encuesta.

Castigo del BCE a las cuentas

El sector financiero señala que en Europa han mejorado las condiciones de acceso a todos los mercados mayoristas, con la excepción en España del mercado monetario, en el que “se habrían deteriorado ligeramente”. El acceso a los mercados minoristas (depósitos) “habría mejorado ligeramente en la eurozona, manteniéndose sin variaciones” en España, explica el BdE.

El sondeo también deja espacio para las quejas de la banca sobre la política monetaria expansiva del Banco Central Europeo (BCE). Aunque los bancos admiten que el programa de compra de activos que ha triplicado el balance hasta los 4,5 billones (millones de millones) ha permitido un aumento de liquidez y mejorado las condiciones de financiación en los últimos años, pero ha tenido una repercusión negativa en su rentabilidad.

Los tipos de facilidad de depósito negativos (-0,4%), por los que la banca tendrá que pagar este año 8.000 millones al BCE por exceso de reservas de 2 billones según cálculos de Deutsche Bank, contribuyeron nuevamente al “descenso de los ingresos netos de intereses”, un efecto más acusado en los bancos extranjeros que en los españoles. Los bancos prevén que esta tendencia prosiga en el próximo semestre, aunque admiten que los estímulos del BCE reducen los tipos de interés y márgenes aplicados a los créditos y permiten un volumen de los préstamos concedidos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios