promoción inmobiliaria

Adar Capital toma las riendas de Neinor para dar el gran salto: una operación corporativa

El fondo israelí ha dado un golpe en la mesa al diseñar una especie de tricefalia, donde el día a día recae sobre dos ejecutivos de la casa y la puesta en valor del grupo corresponde a Jorge Pepa

Foto: Neinor Homes lanza un nuevo plan estratégico.
Neinor Homes lanza un nuevo plan estratégico.

Se acabaron los experimentos. Adar Capital, primer accionista de Neinor con un 28,67% del capital, ha dado un golpe en la mesa y ha exigido a la promotora empezar a generar dinero para recuperar su, hasta el momento, fallida inversión. Un mandato que la promotora abordará por dos caminos: por una parte, con el nuevo plan de negocio anunciado ayer, que contempla un programa de retribución al accionista mediante amortización de acciones y pago de dividendos; y por otro, explorando todo tipo de operaciones corporativas, con la vista puesta en poner en valor la compañía.

La primera parte se resume en un plan de recompra de acciones durante los próximos 18 meses, con el que Neinor adquirirá entre el 5% y el 10% de su propio capital para posteriormente amortizarlo, lo que podría llegar a situar temporalmente a Adar Capital por encima del límite de opa. Además, a partir de 2020, la compañía empezará a repartir dividendo, hasta sumar 200 millones en los próximos tres ejercicios, una tercera parte de los cuales irá a parar al bolsillo de Adar.

La segunda es donde se decidirá realmente el futuro de la promotora, compañía que cuenta con el honor de haber sido la locomotora del sector en varias ocasiones. La primera, cuando Lone Star compró Neinor a Kutxabank, adquisición que se convirtió en la mayor compra de una inmobiliaria desde la crisis; la segunda, cuando salió a bolsa en marzo de 2017, estreno que empujó al resto a seguir sus pasos, y la tercera, negativa en esta ocasión, cuando anunció, hace un año, un 'profit warning' que pinchó la burbuja de expectativas y abocó al grupo a una caída libre en bolsa en la que todavía está inmerso.

Para darle la vuelta, Adar ha apostado por una especie de tricefalia donde el día a día se reparte entre el nuevo consejero delegado, Borja García-Egotxeaga, un hombre de operaciones enfocado en que se cumplan las entregas anunciadas, y Jordi Argemí, su adjunto con mando en plaza en toda el área financiera, para poder cumplir los objetivos de beneficio marcados y que supondrán multiplicar por tres el actual ebitda (resultado operativo) durante el próximo trienio.

Y encima de ambos, Jorge Pepa, representante de Adar, como nuevo vicepresidente ejecutivo con el mandato de "visibilizar la compañía", según explicó ayer el nuevo 'management' en un encuentro con la prensa para explicar los cambios. En su mano está reconciliar la compañía con el mercado, ponerla en valor, y esto pasa por nuevas operaciones y negocios que van más allá de entregar 2.400 o 3.000 viviendas en 2022.

"Vamos a estar explorando todas las vías que se nos presenten", ha reconocido el nuevo consejero delegado de Neinor, Borja García-Egotxeaga

"Vamos a estar explorando todas las vías que se nos presenten", reconoció García-Egotxeaga. A corto plazo, esta afirmación va dirigida a llegar a acuerdos con entidades financieras para gestionar el ladrillo que siguen teniendo en sus entrañas, es decir, hacer labores de 'servicer', y adentrarse con fuerza en el terreno de la promoción delegada. Todo lo que sea posible para elevar la última línea de la cuenta de resultados.

Pero se trata solo de la punta del iceberg, ya que la consolidación del sector, tanto para Neinor como para el resto de promotoras y 'servicers', pasa por las fusiones y compras que llevan tiempo negociándose entre bambalinas, con acercamientos más o menos formales y proposiciones más o menos decentes, que el nuevo equipo directivo está dispuesto a escuchar.

Y aquí es donde Adar pondrá en valor los nuevos galones de Pepa, quien siempre ha defendido el valor de su banco de suelo, finalista y con capacidad para promover 13.000 viviendas. Este activo, como sus 7.000 viviendas en comercialización y las 2.700 prevendidas, junto con el equipo, es el bien más preciado de la compañía y la carta que necesita hacer valer la promotora si quiere ganar la próxima mano: el órdago a la grande.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios