ACS reconoce un error millonario en la información a la CNMV sobre sus consejeros

La constructora admite haberse equivocado en el informe de buen gobierno sobre una operación de 462 millones que había atribuido a López Jiménez por error

Foto: El presidente de ACS, Florentino Pérez. (EFE)
El presidente de ACS, Florentino Pérez. (EFE)

Una semana después de que El Confidencial preguntase en reiteradas ocasiones por teléfono y por correo electrónico sobre las operaciones vinculadas entre sus consejeros, ACS ha dado su versión oficial. La constructora presidida por Florentino Pérez ha admitido que envió una información errónea a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) según la cual la compañía había otorgado un crédito de 462,49 millones de euros a Fapin Mobi, una sociedad de Pedro López Jiménez, amigo íntimo del presidente y directivo del Real Madrid.

La compañía ha aclarado que ha habido "un baile numérico de dos datos en dos líneas consecutivas del Informe Anual de Gobierno Corporativo 2018", Añade que los 462,49 millones se corresponden a las operaciones vinculadas con el consejero Javier Echenique en vicepresidente del Banco Sabadell, banco que ha concedido préstamos y créditos al Grupo ACS por el citado importe". En consecuencia, asegura que en la citada línea debían haber aparecido los 759.000 euros que Fapin Mobi ha cobrado en dividendos y que, por el error antes mencionado, adjudica a Javier Echenique.

"Estos datos aparecen de una manera correcta en la memoria consolidada del Grupo ACS, Nota 33, página 136, lo que comunicamos a los efectos oportunos para no inducir a error o equivocación tras la interesada información publicada hoy por El Confidencial", explica el grupo, que desde el 1 de abril no había respondido a las continuas llamadas de este medio para conocer su versión de los hechos.

En este caso, la constructora definía la concesión de esos 462,49 millones de euros como un “acuerdo de financiación: créditos y aportaciones de capital” entre ACS y Fapin Mobi, empresa propiedad de Pedro López Jiménez, para posteriormente añadir que el papel de la compañía es de “prestamista”. Fapin Mobi, con un patrimonio de 97 millones, es dueña del 0,18% del capital de la multinacional cotizada, un paquete que tiene un valor actual de mercado de 22,26 millones.

Constituida en 1998 y con sede en la calle Recoletos de Madrid, Fapin Mobi es una sociedad de cartera que, además de las acciones de ACS, tiene invertidos cerca de tres millones en fondos gestionados por UBS. López Jiménez es consejero del grupo presidido por Florentino Pérez desde 1989, antes incluso de que la compañía saliera a bolsa. La última vez que fue renovado para el cargo fue en 2015, pero ya lo tuvo que hacer en calidad de “otro externo”, al haber superado el plazo de 12 años como consejero teóricamente “independiente”. La próxima junta general de accionistas, que se celebra el 9 de mayo, propondrá la renovación de su mandato por cuatro años más, por lo que seguirá en el cargo hasta los 81 años.

Nacido en Málaga en 1942, López Jiménez es ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, además de periodista. Ocupó cargos de responsabilidad durante la dictadura franquista y posteriormente con Adolfo Suárez. Fue director general de Hidroeléctrica de España entre 1965 y 1970 y presidente de Endesa desde 1979 a 1982, además de consejero del Instituto Nacional de Industria (INI) en la entonces recién estrenada democracia. Florentino Pérez siempre le ha tenido a su lado, como prueba que lo nombrara consejero de Continental Auto, Vias y Construcciones y, sobre todo, presidente de Unión Fenosa cuando la constructora tomó el control de la eléctrica gallega en 2005 por 2.219 millones.

Fiel escudero

López Jiménez es también dueño de Flagoser, que tiene un patrimonio de 40 millones, y de Fidalser, con 29 millones, otras dos sociedades de cartera. Además, tenía una participación en Terratest, una compañía de ingeniería que ha sido vendida a dos fondos de capital riesgo. La primera operación fue el traspaso a Platinum Equity, propiedad del presidente del equipo de baloncesto de la NBA Detroit Pistons, que se hizo con el 80% en noviembre de 2014, cuando la compañía estaba cerca de la insolvencia. El pasado año, Nazca Capital se hizo con la mayoría del capital, en la que López Jiménez y Acciona conservaban un paquete minoritario del 20%.

La confianza de Florentino Pérez en López Jiménez es tal que le tiene como presidente del comité de supervisión de Hochtief, el motor alemán de ACS; como consejero de Cimic, la filial australiana; como presidente en funciones de Dragados, y como vicepresidente de ACS Servicios y Energía y ACS Servicios y Concesiones. El veterano ingeniero percibe 882.000 euros como remuneración por todos estos consejos. Una retribución que en 2016 fue premiada con un bonus extraordinario de un millón de euros por "la dedicación y esfuerzo realizado en los últimos años para la positiva transformación de Hochtief y Cimic, en la que ha tenido un papel relevante como miembro del consejo de administración de ambas y presidente del consejo de supervisión de la primera".

La relación de Florentino Pérez con Pedro López Jiménez no se circunscribe solo a ACS. Como ocurre con otros miembros del consejo de administración de la constructora, su fiel escudero también está sentado en la junta directiva del Real Madrid en calidad de vicepresidente tercero. Socio desde el 1 de septiembre de 1981, con el número 12.787, López Jiménez es asimismo patrono de la Fundación Real Madrid, en cuyo órgano estuvo desde enero de 2002 hasta julio de 2006 y desde el 4 de noviembre de 2009 hasta la actualidad. Ha acompañado a Florentino en sus dos mandatos al frente del club de Chamartín.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios