Correos prepara su entrada en Singapur para capitalizar el e-commerce con Asia
  1. Empresas
tras cerrar su alianza ibérica

Correos prepara su entrada en Singapur para capitalizar el e-commerce con Asia

Correos ha encargado a Garrigues que analice la opción de abrir una oficina en Singapur para arrancar su expansión internacional en el Sudeste Asiático, uno de los puntos clave del comercio electrónico

placeholder Foto: Oficina de Correos en Tenerife. (Aisano-CC)
Oficina de Correos en Tenerife. (Aisano-CC)

Correos prepara su aterrizaje en el lejano Oriente. La empresa estatal ha contratado a Garrigues para explorar la posibilidad de entrar en Singapur y abrir una oficina en el país del Sudeste Asiático. El objetivo es tratar de aprovechar el flujo comercial entre Asia y España, gracias a gigantes del comercio digital como Alibaba. En enero, el presidente Juan Manuel Serrano ya había declarado su interés en abrir camino en Portugal y Asia, si bien no había revelado qué país era el elegido.

En concreto, la empresa pública ha fichado al despacho de abogados "para el asesoramiento y constitución de una Oficina de Intercambio Extraterritorial (ETOE) en la República de Singapur y una entidad con personalidad jurídica de la que dependa, así como la negociación y preparación de diferentes acuerdos comerciales y de colaboración de ámbito internacional, con la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos", según consta en la Plataforma de Contratación del Sector Público, que también revela que el importe de la adjudicación se eleva hasta los 108.000 euros.

Un portavoz de Correos explica que este asesoramiento servirá para estudiar la "viabilidad" de abrir una oficina en el país asiático. A diferencia de algunos de sus vecinos, Singapur es una plaza que permite a los operadores postales extranjeros abrir una ETOE, de ahí que Correos lo haya puesto en el foco para arrancar su expansión en el Sudeste Asiático. No obstante, la compañía señala que esto no garantiza que finalmente sea el país elegido.

La legislación de Singapur permite que operadores postales extranjeros puedan abrir oficina en su territorio, algo que no todos los países permiten

Con la entrada en Asia, la sociedad estatal pondrá una pica en un nuevo mercado tras abrir oficinas hace más de un año en Ámsterdam y Londres, las dos primeras plazas de Correos en el extranjero. La compañía, con una facturación de 1.784 millones y unas pérdidas que rondan los 150 millones en 2018, quiere abandonar los números rojos al calor del 'boom' del comercio electrónico y el importante flujo del mercado asiático, "uno de los principales puntos de origen de la paquetería a nivel mundial, con un volumen cada vez mayor", según señaló Correos en un reciente comunicado.

Respecto a los planes en el país luso, Correos comunicó este viernes al regulador portugués su intención de comprar el 51% de Rangel Expresso, uno de los mayores operadores logísticos de Portugal. El objetivo de esta alianza pasa por crear un gigante de la distribución en la península ibérica y poder ejecutar la entrega de paquetes en menos de 24 horas en todo el territorio.

Tanto la entrada en Asia como la alianza ibérica se enmarcan dentro del plan estratégico 2017-2021 con el que Correos quiere encarrilar sus números y lograr el ansiado equilibrio de las cuentas. A esta batería de medidas hay que sumarle el 'Proyecto Rampa 7', una suerte de 'hub' logístico que se establecerá este año en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas para engrasar la recepción y envío de paquetes internacionales. Si se cumple el guion, Correos prevé que este año la facturación aumente un 10% hasta los 1.966 millones de euros.

E-commerce Correos Singapur Garrigues Empresas Comercio electrónico Amazon Alibaba
El redactor recomienda