ferrovial ofrece 245 millones de libras

Birmingham rechaza una oferta millonaria de Ferrovial y pone en jaque la venta de Amey

El consistorio británico ha rechazado una propuesta de 245 millones hecha por la compañía española para sellar la paz. Sin un acuerdo, Amey podría quedar fuera de la venta de Servicios

Foto: Iñiego Meirás, consejero delegado de Ferrovial, y Rafael del Pino, presidente. (Reuters)
Iñiego Meirás, consejero delegado de Ferrovial, y Rafael del Pino, presidente. (Reuters)

El Ayuntamiento de Birmingham sigue manteniendo las espadas en alto en la disputa que desde hace cuatro años mantiene con Ferrovial, diferencias que han obligado al grupo español a provisionar la histórica cifra de 774 millones y a arrojar unas pérdidas de 448 millones al cierre de 2018.

Lejos de haber conseguido calmar las aguas, la tensión entre las dos partes parece seguir en altos niveles de intensidad, ya que el consistorio británico ha rechazado una millonaria oferta realizada por la compañía española y dirigida a romper el megacontrato de carreteras de su filial británica Amey que ha desatado todo este conflicto.

Según afirman diferentes medios ingleses, la compañía dirigida por Íñigo Meirás ofreció al Ayuntamiento de Birmingham el pago de 245 millones de libras (unos 290 millones de euros) para resolver su disputa, propuesta que ha recibido una negativa por respuesta. Desde Ferrovial, han descartado hacer ningún comentario respecto a estas informaciones.

Este nuevo portazo llega en un delicado momento para los intereses de Ferrovial Servicios, división bajo la cual se enmarcan Amey y este polémico contrato, que el grupo presidido por Rafael del Pino ha decidido poner en venta mediante un proceso formal encargado a Goldman Sachs.

Es precisamente bajo el foco de este proceso de desinversión bajo el que debe analizarse la oferta realizada por el grupo español a Birmingham, ya que si no logra enterrar el hacha de guerra, Ferrovial podría terminar viéndose obligada a dejar a Amey fuera del perímetro de venta de la división de Servicios.

La millonaria incertidumbre que existe en torno a este proyecto es un repelente para los potenciales compradores, algo que tanto Ferrovial como su banco asesor han venido contemplado desde el primer momento en el que empezaron a analizar la posible venta.

De hecho, en la hoja de ruta siempre ha estado la opción tanto de realizar una desinversión por la totalidad, como por partes, alternativas en las que resulta determinante si consigue arreglarse, o no, la disputa con Birmingham. De ahí la elevada cifra que Ferrovial ha ofrecido al consistorio británico.

Ajuste millonario

Consciente de que el peor escenario puede cumplirse, Ferrovial ha ido poco a poco haciendo los deberes, tanto en forma de provisiones, como con la otra cara de esta misma moneda, devaluando el valor de su filial.

Al cierre de 2018, el grupo español cercenó el valor en libros de Amey, al pasarlo de 660 millones de libras (775 millones de euros) a apenas 88 millones (unos 105 millones de euros).

Sin embargo, la amenaza que supone la incertidumbre respecto a cómo concluirá este proyecto hace que este ajuste no termine de aclarar todas las dudas, sobre todo, cuando en las islas se especula con la posibilidad de que surjan disputas similares en otros contratos de Amey y con que la matriz española pueda terminar retirando su respaldo a la filial.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios