la audiencia provincial condenó a telecinco

El Supremo acota el rosco millonario por los derechos de 'Pasapalabra'

El Tribunal Supremo solo va a revisar una parte de la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid que condena a Telecinco a pagar casi siete millones de euros en su pleito con ITV

Foto: Vista general del plató de 'Pasapalabra'. (Mediaset)
Vista general del plató de 'Pasapalabra'. (Mediaset)

El Tribunal Supremo ha abierto la puerta a la posibilidad de rebajar la condena millonaria que Telecinco tiene que pagar a ITV Global Entertainment (ITV) por los derechos de 'Pasapalabra'. Hace casi tres años, la cadena de Mediaset fue condenada al pago de 5,4 millones por emitir el espacio sin tener los derechos, además de un pago extra de casi medio millón de euros por los beneficios derivados del programa y 1,1 millones por el catálogo de la productora británica. En total, casi siete millones. Ambas partes decidieron recurrir al alto tribunal.

Ahora, según consta en un auto fechado el pasado 20 de febrero, el Supremo ha decidido que solo va a estudiar si los 454.218,99 euros que Mediaset tiene que abonar a ITV suponen un “enriquecimiento injusto” para los británicos, tal y como sostienen los de Paolo Vasile. El auto, contra el que no cabe recurso alguno, inadmite en su totalidad el recurso de casación y el recurso extraordinario por infracción procesal que interpuso ITV y, en el caso de Telecinco, se limita a admitir la parte antes señalada, sin pronunciarse sobre el resto de decisiones de la Audiencia Provincial de Madrid.

El conflicto entre Telecinco e ITV viene de largo, y hay que remontarse hasta 2010 para encontrar el origen. El 22 de diciembre de aquel año, Telecinco presentó una demanda contra la productora británica para que un juez declarase nulos los acuerdos firmados con ITV para la cesión de los derechos de emisión de 'Pasapalabra'. A juicio de Telecinco, ITV no es el auténtico dueño del formato ni tampoco del famoso rosco, una de las partes más populares del programa.

En concreto, Telecinco reclamó una indemnización “por los daños y perjuicios ocasionados como consecuencia de la invalidez” de los acuerdos firmados. Hace dos años, la cadena española emitió un comunicado en el que explicaba que había resuelto los citados contratos tras constatar que ITV "no tenía posibilidad de asegurar a Mediaset España la pacífica y exclusiva explotación del nombre que define el programa, el término 'Pasapalabra', como exigía el contrato y es una obligación inherente a un contrato de licencia de estas características".

Lejos de amedrentarse, ITV respondió con una demanda reconvencional en la que señalaba que Telecinco había incumplido los contratos firmados y exigió tres indemnizaciones diferentes: una de 5,4 millones por los derechos de emisión de ‘Pasapalabra’, otra de 7,9 millones por un contrato por el catálogo de ITV (películas y series) y una tercera de 1,5 millones por emitir programas basados en formatos de ITV. En total, una factura de alrededor de 15 millones de euros más intereses. Además, la productora británica también pidió que Telecinco dejase de emitir “inmediatamente” el programa y se abstuviese de volver a emitir cualquier espacio con la denominación ‘Pasapalabra’.

Así las cosas, el Juzgado de lo Mercantil nº 6 de Madrid dictó sentencia el 3 de febrero de 2014 en la que desestimaba “íntegramente” la demanda planteada por Telecinco y estimaba gran parte de las peticiones de ITV. El juez consideró probado que Telecinco incumplió los contratos firmados y condenó a la cadena a abonar las tres indemnizaciones íntegras y le exigió el cese inmediato de la emisión del programa.

Mediaset presentó recurso de apelación e ITV hizo lo propio con un escrito de impugnación. Ambos fueron admitidos y el pleito se elevó a la Audiencia Provincial de Madrid, que en septiembre de 2016 confirmó gran parte de la sentencia del Juzgado de lo Mercantil, si bien rebajó la factura a pagar por Mediaset: la indemnización de 7,9 millones la recortó hasta los 1,1 millones y la de 1,5 millones la anuló.

Al mismo tiempo, la Audiencia confirmó la condena de 5,4 millones referida a los derechos de emisión del popular concurso. A esta cifra hay que sumar 454.218,99 euros por las ganancias obtenidas por los productos de ‘merchandising’ entre el 1 de febrero de 2010 y el 30 de junio de 2012, cantidad que quizá Telecinco no tenga que pagar si el Supremo finalmente considera que es un enriquecimiento injusto para las arcas de la productora británica.

En sus últimas cuentas anuales correspondientes a 2018, la cadena admite que no ha hecho ninguna provisión por este asunto, al considerar que obtendrá "un pronunciamente final totalmente exculpatorio" tras aportar suficientes pruebas que demuestran que ITV no tiene la titularidad de los derechos del citado programa. En concreto, la cadena señala que el programa fue emitido por primera vez en Italia bajo el título 'Passaparola' (título registrado a nombre de Reti Televisive Italiane, S.p.A. RTI), y su parte final, el famoso rosco, se produjo bajo licencia expresa de la empresa holandesa MC&F, creadora de dicho formato. El desenlace de esta historia, en manos del Tribunal Supremo.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios