juan roig se queda sin retos

Francia o Italia, el dilema de Juan Roig en la segunda internacionalización de Mercadona

Juan Roig baraja "tres o cuatro países" para intentar expandirse si se estrena con éxito en Portugal. La estrategia de mancha de aceite y tiendas propias sitúa a Francia como el candidato ideal

Foto: Juan Roig en la presentación de resultados de 2018 de Mercadona. (EFE)
Juan Roig en la presentación de resultados de 2018 de Mercadona. (EFE)

A Juan Roig se le acaban los retos. El empresario valenciano está cerca de completar un nuevo ciclo la historia de la mayor cadena de supermercados de España. En cuatro años, lo que dura una legislatura, habrá culminado su ambicioso plan de renovación de su parque de tiendas, con la implantación de 1.600 establecimientos eficientes y 10.000 millones de euros invertidos (2.300 solo en 2019), habrá lanzado sus 'colmenas' en las principales ciudades españolas, aquellas que aporten masa crítica suficiente como para hacer atractivo un negocio, el de la venta 'online', que sigue generando pérdidas, y habrá asestado un puntapié al tablero de la gran distribucion, donde concentra el 27,5% de la cuota de mercado, consolidándose como el líder hegemónico con 24.305 millones de euros en ventas el año pasado, récord histórico.

Para entonces, en 2023, Roig tendrá 74 años y es muy probable que la marca sea ya familiar para miles de portugueses. A partir del próximo mes de junio echará a andar la aventura lusa con la apertura de una decena de tiendas en los distritos de Braga, Porto y Aveiro. Trescientas personas componen ya la plantilla de Irmadona, la filial en la que se han invertido ya 60 millones de euros, incluida la construcción de un bloque logístico en Póvoa de Varzim. Fiel a su estilo, el presidente y máximo accionista de la compañía ha iniciado el asalto a Portugal por la periferia, y ha dejado a la capital Lisboa para una segunda fase. "Me declaro muy español pero muy anticentralista. Porto es tan central como Lisboa. Portugal es algo más de Lisboa, igual que España es algo más que Madrid", asestó en la presentación de resultados celebrada este martes en Paterna (Valencia).

El escenario de medio plazo está tan definido, es tan previsible en el siempre constreñido universo de Mercadona, que Juan Roig ya está rumiando el próximo paso, la segunda internacionalización a la que siempre se ha resistido por el desconocimiento de los hábitos de consumo de los posibles 'jefes' más allá de España y de varios años de estudio de los vecinos de la franja de poniente de la Península Ibérica. El problema para Roig es que es el propio mercado español el que le está empujando a abrirse a nuevas aventuras, para las que no tiene claro todavía el destino. El año que viene, Mercadona no abrirá ninguna tienda nueva. Al contrario, cerrará un centenar en las que no gana dinero, confesó Roig durante su comparecencia.

El mercado español se le ha quedado pequeño a Mercadona. El año que viene no abrirá ninguna tienda nueva. Cerrará un centenar que no dan dinero

Al empresario no le interesa duplicar ni asumir puntos de venta en España. Tampoco explorar modelos que no sean el de sus propios supermercados, con los que ya trata de innovar internamente, como con el proyecto 'listo para comer' que pretende llevar comidas preparadas a 250 tiendas este año. Roig no quiere saber nada de absorber supermercados de DIA, sabe que no hay sitio en el país para competir con uno mismo. "Zapatero a tu zapatos. Nosotros somos otro tipo de empresa", afirma. Roig apuesta por atraer la demanda a sus tiendas eficientes. Lo está logrando. El año pasado cada una de ellas sumó 50 tickets más de compra de media al día. Es decir, sigue arañando cuota de mercado a sus competidores. Pero arañando, no mordiendo. Un 0,8% el año pasado.

Las principales cifras de Mercadona.
Las principales cifras de Mercadona.

Es por esto, porque da la sensación de que Mercadona ya solo puede aspirar a reinventarse a sí misma en su mercado natural, por lo que Juan Roig dejó caer ayer que ya está trabajando en una nueva aventura exterior para crecer. "Estamos pensando en tres o cuatro países. No lo tenemos claro", señaló tras admitir que el año que viene dará más detalles sobre los planes de la segunda internacionalización. Sí dejó claro cuál es su modelo estratégico: crecer por "mancha de aceite" y abriendo supermercados propios, "tienda a tienda", no saliendo de compras de alguna cadena implantada en el extranjero, según explicó el principal ejecutivo de la enseña valenciana.

La estrategia de Juan Roig de crecer en el exterior sin salir de compras de cadenas ya existentes limita sus opciones a países vecinos logísticamente

Aunque Roig jugó con la letra 'i', dando pie a interpretar si se refería a Italia (el país transalpino ha estado siempre en menta del empresario; de aquí surgió el nombre de su empresa) o al concepto de internacionalización, esa filosofía de crecimiento convierte a Francia en el candidato idóneo para explorar nuevas salidas. La razón, como en casi todo lo que tiene que ver con la gran distribución, es logística. Roig ya exploró sin éxito hace varios años la compra de alguna cadena italiana, como Esselunga, pero su fundador, Bernardo Capriotti, dejó claro en su testamento antes de morir que vetaba a la empresa española. Los motivos de tal inquina nunca han trascendido.

Descartado el crecimiento vía absorción de empresas ya existentes, la necesidad de contar con un respaldo logístico que garantice los suministros a través de las correspondientes plataformas se perfila como un elemento fundamental para planificar una expansión. Mercadona cuenta con centros logísticos en Cataluña (Abrera y Sant Esteve Sesrovires) que podrían servir de palancas en una primera incursion por el sur de Francia. Roig sabe que no es un público desconocido. Decenas de miles de turistas, muchos de ellos galos, compran en sus supermercados cuando visitan en España. De igual modo, Mercadona ha contado tradicionalmente con proveedores franceses.

Si Mercadona hablará francés o italiano se conocerá probablemente en la próxima presentación de resultados. Pero todo hace pensar que Roig tiene más a mano la conquista de Galia que aventurarse a cruzar los Alpes.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios