eeuu y canadá mantienen el permiso para volar

El cierre del cielo europeo al 737 MAX pone en solfa el avión estrella de Boeing

Hay precedentes de cierre masivo del espacio aéreo a un modelo accidentado, como el DC-10 de la propia Boeing en los setenta. La compañía, despeñada en bolsa, insiste en que el avión es seguro

Foto: Boeing 737 MAX 8. (Reuters)
Boeing 737 MAX 8. (Reuters)

No es la primera vez, ni probablemente sea la última, que las autoridades de seguridad aérea vetan temporalmente un modelo de avión. El cierre del espacio aéreo europeo al Boeing 737 MAX por parte de la agencia europea EASA no es en ese sentido estrictamente excepcional. Se suma al de China y varios países o aerolíneas asiáticos y latinoamericanos. Lo que sí es más heterodoxo es que el modelo estrella de las aeronaves que produce y vende Boeing siga volando en EEUU y Canadá, tras no hallar la agencia americana FAA ligazón entre los dos accidentes en los últimos cinco meses de dos 737 MAX que han desatado el pánico global en torno al avión.

La compañía, que se ha dejado 25.000 millones de valor en bolsa en dos días, insistió ayer en que el modelo es seguro y no tiene información ni recomendaciones nuevas que hacer tras el siniestro del pasado domingo en Etiopía. La situación es crítica: la familia MAX supone tres de cada cuatro pedidos en la cartera de Boeing y supera el medio billón de euros en ventas.

El cierre del cielo europeo al 737 MAX pone en solfa el avión estrella de Boeing

Actualmente, vuelan 376 aviones del modelo 737 MAX, y las versiones que están vetadas son la 8 y la 9. Pero Boeing tiene en cartera otras 4.611 aeronaves encargadas por decenas de aerolíneas valoradas en más de medio billón de euros en ingresos. Es el producto estrella del gigante estadounidense, con el que planta cara al superventas de Airbus, el A320 Neo. Esa cartera supone cinco años de ingresos al nivel de 2018, cuando logró récord de ventas con 101.000 millones de dólares.

En la memoria de expertos en aeronáutica como Luis Calvo, director de la revista española 'Fly News', emerge el caso del DC-10. La aeronave de Macdonnell-Douglas (hoy integrada en Boeing, precisamente) que se vio forzada a dejar de volar en todo el mundo tras dos accidentes muy graves en Turquía en 1974 y en EEUU en 1979. Tras este último 'crash', la propia FAA pidió al resto del mundo echar a tierra el DC-10. Cada uno de esos accidentes se produjo por causas diferentes con años de diferencia, y el avión volvió a volar tras identificarse las causas y cómo prevenirlas. Aún hoy es utilizado por empresas como FedEx en su versión de carga.

Más cerca, en España en mayo de 2015, el desplome de un avión de transporte militar A400M en un vuelo de pruebas al poco de despegar cerca de la fábrica de esta aeronave en Sevilla llevó al Ministerio de Defensa a ordenar la paralización de todos los vuelos de pruebas del avión (el Ejército del Aire aún no había recibido ningún A400M). El resto de países que en ese momento lo operaban —Reino Unido, Francia, Alemania y Turquía— decidieron reducir su uso solo a operaciones relevantes y se pospusieron los vuelos no esenciales. "Y todo ello sin olvidar los recientes problemas del Boeing 787 Dreamliner con las baterías de litio que salían ardiendo, que llevaron a la FAA a obligar a las 50 aerolíneas que lo operaban a dejar la flota en tierra en 2013", puntualiza Calvo.

¿Cuál será ahora el impacto sobre la operativa aérea en Europa? "La repercusión será moderada, porque es un avión muy nuevo, que apenas ha llegado a Europa aún. Donde más se opera es en EEUU, Canadá y China", relata Francisco Cruz, del departamento técnico del sindicato de pilotos Sepla. Los primeros MAX se entregaron a clientes en 2017. Luis Calvo añade que tanto Norwegian (que de asegurar que seguiría trabajando normalmente con el 737 MAX el lunes pasó ayer a dejarlo en tierra) como Royal Air Maroc o los turoperadores Tui o Thomson han usado o usan el avión en España, en Canarias, Madrid o Barcelona. Hasta ayer, claro.

Calvo añade que la temporada turística baja en la que se ha producido esta situación, unida a un engrasado sistema de empresas de alquiler de aviones con tripulación, hace prever que se podrá gestionar sin caos el aterrizaje forzoso de buena parte de la flota de 737 MAX. De los 376 aviones que hay entregados, 104 siguen siendo operados por cinco aerolíneas estadounidenses y canadienses. Son Southwest, American Airlines, United Airlines, Air Canada y West Jet.

Europa ha vetado, además, dos de las cuatro versiones del MAX, la 8 y la 9 (igual en todo excepto que una es un poco más larga). China solo prohíbe volar a la 8, que es la versión de los dos aviones siniestrados en octubre y marzo. Todas ellas, como relata Francisco Cruz, del Sepla, llevan desde el año pasado un 'software' denominado MCAS, que pretende ayudar al avión a mantener la trayectoria ascendente. Las modificaciones en los motores y las alas del antiguo 737 para dar lugar a la versión modernizada MAX cambiaron la aerodinámica del avión y obligaron a instalar ese 'software', llamado a evitar que el avión se encabrite, usando la jerga del sector. Que se levante mucho el morro.

La FAA ha obligado a Boeing tras su comunicado de ayer martes a modernizarlo, junto a los manuales de procedimiento y entrenamiento para la tripulación, no más tarde del próximo mes de abril. Aunque esa modernización ya estaba prevista y ahora se acelera.

¿Es esta crisis una oportunidad para Airbus? Lion Air, el operador indonesio de bajo coste cuyo avión se estrelló en octubre pasado, podría cambiar los 187 modelos MAX pendientes de recibir por Airbus. De momento, ha renunciado a que Boeing le entregue un nuevo 737, que sería el número 15 de un pedido de 201, en este mes de marzo. La decisión se había tomado el mes pasado, antes del accidente de Ethiopian el pasado domingo, según la agencia Bloomberg. En cualquier caso, aunque la decisión de este cliente, que es el tercero en importancia del MAX, sería muy relevante, habría que ver cómo podría Airbus hacer frente a un trasvase masivo de pedidos a su familia de modelos A320. Sus cuatro fábricas en Toulouse, Hamburgo, China y EEUU están desbordadas.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios