PArálisis en energía tras convocar elecciones

EDP frena la inversión en renovables en España ante la parálisis política

El presidente de la eléctrica portuguesa considera no dominante su plan de 9.000 millones para renovables España. La empresa será más agresiva cuando se aclaren las subastas

Foto: El presidente de EDP, Antonio Mexia. (Foto cedida por EDPR)
El presidente de EDP, Antonio Mexia. (Foto cedida por EDPR)

El presidente de EDP, Antonio Mexia, ha asegurado este martes que España no es un país determinante en el monto de inversiones en renovables que prepara la compañía. En los próximos cuatro años prevé un desembolso total para nueva generación verde de 9.000 millones de euros (2.250 millones al año). "La compañía prevé crecer en EEUU, Brasil, Francia, Italia y Portugal pero España no es dominante", ha asegurado.

En este sentido, el consejero delegado de su filial de renovables. EDPR, Joao Manso Neto, ha subrayado que podrán tener planes más claros para España cuando esté más claro el sistema de subastas anunciado por el Gobierno hace pocos días dentro de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética. Este contempla un ambicios plan de subastas anual hasta 2030 para que España pueda llegar al 42% de consumo final a través de renovables ese año. Una meta a la que se ha comprometido con la Comisión Europea a través del reciente Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC).

No obstante, la ley de Cambio Climático ha quedado en punto muerto tras la disolución de las cortes y la convocatoria de elecciones en España anunciada en febrero por el presidente Pedro Sánchez. España declaró una moratoria verde en 2012 y la acompañó en 2013 de un fuerte recorte a las primas de las renovables que instauró Zapatero ante el aumento del déficit del sistema eléctrico. Tras ello, se convocó una subasta en 2016 en la que EDPR se adjudicó 100MW. Después siguieron dos subastas en 2017 y desde entonces ha vuelto la parálisis. Pese a los deseos del Gobierno socialista, el sector no espera nuevas subastas hasta al menos 2020, tres años después de la última en la que se adjudicaron casi 9.000MW.

"Seremos más agresivos sobre todo en lo que tiene que ver con energía solar en España cuando el sistema de subasta esté claro y no tenga complicaciones", ha recalcado Manso Neto. No obstante, este ha matizado que siguen adelante con la firma de PPAs (contratos de suministro de energía a largo plazo) y apoyando su actual 'pipeline' de construcción.

La energética portuguesa cuenta con 2.312 MW instalados en España a finales de 2018, fundamentalmente de activos de energía eólica. Además, Manso Neto ha confirmado que el proyecto Windfloat Atlantic, que cuenta con una plataforma flotante de energía eólica en la costa de Galicia, estará en marcha a finales de este año. El freno que ha puesto EDP hasta que se disipe la incertidumbre política contrasta con la agresiva apuesta de Iberdrola, que en su actualización de Plan Estretégico anunció un aumento de inversión en España de 4.000 millones de euros en renovables hasta 2023. Endesa señaló a finales de 2018 que elevará la inversión en España en un 33% hasta los 2.400 millones de euros hasta 2021, tal y como adelantó El Confidencial.

Por ahora, EDP no ha decido qué parte de la inversión para Iberia irán para España y qué parte para Portugal. "Aún no hemos hecho el Tratado deTordesillas", ha bromeado Antono Mexia.

Carga contra el 7%

El primer ejecutivo de EDP ha señalado a preguntas de los medios que "no tiene sentido el impuesto sobre la producción eléctrica del 7%", que volverá a entrar en vigor el próximo 1 de abril. El primer ejecutivo de la eléctrica lusa ha afirmado que este y otros impuestos se crearon cuando aún no se pagaba por el CO2, pero cree que la vuelta del gravamen supondrá una doble imposición para los consumidores del electricidad. No obstante, Mexia ha vaticinado que este volverá a decaer tras las elecciones. Sin embargo, las encuestas apuntan a que no exista una mayoría clara y que la formación de gobierno pueda demorarse más de lo habitual, incluyendo la potencial repetición de los comicios.

Clientes más rentables en España, pero sin crecer

Con respecto al número de clientes de electricidad y gas, Miguel Stillwell, CFO de EDP, ha señalado que su objetivo es retener clientes más rentables, pero sus planes no pasan por seguir creciendo. En este sentido, ha apuntado a que están poniendo en marcha diversos servicios que quieren que sigan creciendo en el futuro. EDP cuenta en España con un millón declientes, lo que le convierte en el cuarto operador en España, por detrás de Endesa, Iberdrola y Naturgy y por delante de Repsol.

12.000 millones de inversión hasta 2022

La eléctrica portuguesa EDP anunció este martes que el 75 % de los 12.000 millones de euros que invertirá hasta 2022 para seguir creciendo se centrará en la expansión de las renovables, ámbito que considera clave para el futuro de la energía.

Así consta en su plano estratégico para el periodo 2019-2022, presentado hoy en Londres y cuyos pormenores ha enviado a la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) de Portugal.

En el documento se resalta que "mirando hacia adelante, la energía renovable está en el centro de la revolución de la transición energética", por lo que gran parte de la inversión hasta 2022 se centrará en este ámbito.


EDP pretende ejecutar una "aceleración significativa de la inversión", cifrada en un 60%, "con foco en las renovables, en América del Norte y Europa" durante los próximos cuatro años.

En total se destinarán en ese periodo unos 12.000 millones de euros para potenciar el crecimiento de la eléctrica, el 75% de los cuales irán a parar a las renovables, con un reparto estimado del 40% para América del Norte, 35% para Europa y 25% para Brasil.

Para ayudar a financiar esta apuesta, EDP ingresará unos 6.000 millones en varios procesos de venta de activos para optimizar su portafolio. De los mismos, la empresa prevé deshacerse de propiedades en España y Portugal por valor de 2.000 millones de euros.

El plan estratégico de la empresa se conoce horas después de presentar sus resultados de 2018, año en el que obtuvo un beneficio neto de 519 millones de euros en 2018, un 53% menos que en 2017. El descenso de resultados globales viene muy afectados por cuestiones regulatorias en Portugal que han tenido un impacto negativo, según detalla la empresa energética. Sin embargo, el beneficio recurrente neto en España ha avanzado desde los 127 millones de euros en 2017 a los 137 millones en 2018. El ebitda ha crecido desde los 270 millones de euros a los 295 millones de euros.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios