Abengoa premia a acreedores clave como KKR o Santander para poder refinanciar
  1. Empresas
los incentiva con 35 m de su mejor deuda

Abengoa premia a acreedores clave como KKR o Santander para poder refinanciar

Abre el periodo de adhesiones al acuerdo que reestructura casi 3.000 millones de pasivo. Sigue negociando en paralelo con Zurich y Exim, impugnantes díscolos, para pagarles 140 millones

Foto: Sede de Abengoa en Sevilla. (EFE)
Sede de Abengoa en Sevilla. (EFE)

Abengoa ha dado otro paso más para finalizar su segundo proceso de refinanciación, sobre 3.000 millones de pasivo, en los dos últimos años. Inicialmente se previó que se cerraría a final de 2018, pero la nueva perspectiva es hacerlo a final de este mes, coincidiendo con la junta general extraordinaria del 27 de marzo. El periodo de adhesiones arrancó ayer lunes, tras haber logrado la compañía verbalmente o por escrito confirmaciones suficientes de sus prestatarios como para confiar en el éxito del proceso. Y entre las condiciones del complejo acuerdo comunicado a la CNMV está que determinados acreedores clave, así como las entidades financieras participantes en la nueva línea de avales de 140 millones, reciban un incentivo de 35 millones por participar y aceptar el nuevo proceso de reestructuración.

Se trata de un incentivo peculiar, ya que se corresponde con una cantidad de deuda que se les entregará por parte de Abengoa —y será asumida por la propia compañía—. Esa deuda es equivalente a la que mejores condiciones de repago tiene, la denominada New Money II. Esta fue parte de la deuda nueva que contrajo la empresa con los bonistas y fondos que la rescataron en 2017, por eso se denominó New Money. Esos 35 millones se repartirán entre Santander, Crédit Agricole, fondos del grupo de capital riesgo KKR, Centerbridge o el fondo Bluemountain Capital, entre otros.

Foto: Gonzalo Urquijo, presidente de Abengoa, en una imagen de archivo. (EFE)

Además de esos 35 millones, Abengoa también asumirá nueva deuda por otros 14,5 millones para pagar parte de los costes jurídicos y de asesoramiento derivados de este proceso de refinanciación. Ocurrirá así como en el anterior proceso, mucho más largo y costoso, que derivó en que Abengoa abonó 52 millones de gastos por asesoramiento solo en el año 2017, pese a su crítica situación. En total, Abenewco 1 (la sociedad instrumental propiedad de Abengoa en la que se han colocado las nuevas emisiones de deuda y la mayoría del personal corporativo) asumirá así nuevo pasivo por 49,5 millones para ambos fines.

Junto a este tratamiento deferente con las entidades y fondos que respaldan a la compañía, el otro flanco abierto es el de los impugnantes del primer acuerdo de refinanciación, a los que el juzgado de lo Mercantil de Sevilla, que homologó ese pacto, dio de todas formas la razón. Con ello, la compañía se ve obligada a devolverles el 100% de la deuda al no aplicárseles ese acuerdo. Son unos 140 millones y corresponden a la aseguradora Zurich y al banco estadounidense EximBank, tras haberse desactivado el año pasado el enfrentamiento con Portland General Electric. La empresa negocia en paralelo con ellos y espera llegar a un acuerdo específico a final de mes para hacerlo coincidir con el cierre de la refinanciación.

CaixaBank, más cerca de volver a avalar

También queda algún fleco en cuanto a la línea de nuevos avales por 140 millones, de los que 15 millones son para proyectos en España. De los 125 millones restantes para licitar en el exterior, la mitad será asumida por la aseguradora semipública Cesce, como estaba previsto. En la otra mitad, junto a Santander, Crédit Agricole, Bankia y HSBC, está aún pendiente de confirmarse la presencia de CaixaBank. La entidad con sede en Valencia ha pasado del no rotundo a participar a una actitud mucho más cercana a hacerlo. Todos estos bancos avalaron ya a la empresa en el primer proceso y han formado durante años parte de su 'pool' bancario más cercano.

Además de los avales, la refinanciación también incluye la inyección de dinero nuevo en la empresa por 97 millones. Todo el proceso pivota sobre la planta de cogeneración A3T que Abengoa posee en México y que está pendiente de venderse tras empezar a funcionar el pasado verano. Su valor es de unos 575 millones, importe que se utiliza para apalancarse y lograr mejorar el conjunto de la estructura financiera de la compañía.

Refinanciación Noticias de Abengoa KKR Santander CNMV Deuda
El redactor recomienda