inestabilidad por el caso villarejo

Torres prepara cambios en el consejo de BBVA tras la crisis de Villarejo y FG

El presidente de BBVA se enfrenta el viernes a la junta más agitada de la última década sin el forénsic de Villarejo. Tras ella, comenzará a diseñar un consejo más a su medida

Foto: Carlos Torres, presidente de BBVA, en la presentación de resultados de 2018. (EFE)
Carlos Torres, presidente de BBVA, en la presentación de resultados de 2018. (EFE)

Carlos Torres se enfrenta este viernes a su primer 'match ball' (punto de partido) al frente de BBVA. El nuevo presidente se ve las caras con accionistas y empleados descontentos con la gestión de la crisis del caso Villarejo, en la junta que se celebra en Bilbao. El banco todavía no ha tomado una posición oficial sobre el caso, a la espera del resultado de la investigación externa (con forénsic incluido) encargada a Garrigues, Uría y PwC.

Fuentes próximas al banquero salmantino explican que se toma esta junta como un duro trámite a superar, respetando la idiosincrasia del banco y a su predecesor, Francisco González (FG), el financiero que confió en él como futuro presidente. Pero tras este evento, añaden las fuentes, Torres empezará a poner su sello en la entidad. Empezando por aplicar cambios en el consejo de administración. Desde BBVA no hicieron comentarios.

Las fuentes consultadas señalan que el Comité de Nombramientos de BBVA ya está buscando perfiles de consejeros para los próximos meses. En 2020, hay que renovar un tercio del consejo: José Manuel González-Páramo, Carlos Loring Martínez de Irujo, Susana Rodríguez Vidarte, Tomás Alfaro y Lourdes Máiz, algunos de los cuales llevan en el cargo desde hace 15 años.

Aunque las renovaciones son en 2020, alguno de estos sillones cambiará de dueño este año. Será el próximo año cuando la junta tenga que dar el visto bueno al relevo. “Torres tiene que empezar a modelar el consejo y escoger a profesionales de su perfil, no del de FG”, exponen.

Juan Asúa, directivo de BBVA.
Juan Asúa, directivo de BBVA.

Para empezar, Torres tiene que encontrar a una nueva consejera. Actualmente hay cuatro, y el objetivo es que se llegue al 30% del consejo en 2020. Además, en el sector suena como posible nuevo consejero externo Juan Asúa, exdirector de Banca Mayorista que ha perdido galones en la última reestructuración de la cúpula.

El nuevo presidente también tiene que ajustar los roles de los consejeros, ya que el hasta ahora presidente de la Comisión de Auditoría y Cumplimiento, José Miguel Andrés Torrecillas, ex EY, tiene que dejar esta función.

Junta tensa

Antes de ajustar estas piezas, Torres ha de enfrentarse a una de las juntas más tensas en la historia del banco. El hecho de que la investigación no haya acabado antes del acto —a pesar de que arrancara el pasado verano—, hace que el foco se ponga sobre Torres. La propia plantilla cree que está habiendo un trato de favor hacia el presidente de honor González, como trasladarán los sindicatos en su intervención. “En cualquier otro caso, el Código de Conducta se hubiera aplicado de otra forma”, señalan fuentes sindicales.

Junto a los representantes de los trabajadores, se esperan duras intervenciones de accionistas vascos —el clan de Neguri—, que hace semanas tuvieron una toma de contacto con Torres en Bilbao. "Se dejarán notar”, según fuentes próximas a la antigua BBV.

Sindicatos: "Los escándalos recientes y su gestión dañan gravemente la imagen de la entidad ante los grupos de interés con los que interactúa"

Otro de los frentes para Torres pueden ser los inversores internacionales y los 'proxy advisors', algunos de las cuales ya han señalado que votarán contra su renovación como consejero, según 'La Información'.

Los principales accionistas son BlackRock, con un 13%; Vanguard, con un 4,2%; Norges Bank, con un 2,6%, y fondos de Deutsche Bank, con un 1%. Desde el sector, descartan que ninguno de estos inversores intervenga en la junta: “Los fondos envían sus mensajes de otra forma, nunca de una que pueda poner en peligro sus inversiones”, explican.

La sombra de FG

Afortunadamente para Torres, en la junta del viernes solo se vota la elección de tres consejeros: el nuevo consejero delegado, Onur Genç; la renovación de la independiente Sunir Kumar Kapoor, y la suya propia.

Junto a este punto, los que pueden generar más problemas en la junta son el 1.4 —la aprobación de la gestión social— y los de remuneraciones. Este no es el debut que esperaba Torres como presidente en una junta, pero la sombra de FG sigue siendo alargada.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios