divide la cartera en tres lotes

El Corte Inglés duplica sus inmuebles en venta a 3.000M y pide ofertas para este mes

El gigante de la distribución ha pedido a los potenciales compradores que presenten sus ofertas preliminares antes de terminar marzo. Al final, la cartera se ha dividido en tres lotes

Foto: Fachada de El Corte Inglés de Callao (Madrid). (EFE)
Fachada de El Corte Inglés de Callao (Madrid). (EFE)

'Alea iacta est'. El Corte Inglés ha dado de plazo hasta finales de marzo para que todos los interesados en pujar por sus activos inmobiliarios presenten ofertas preliminares, unas muestras de interés que irán dirigidas hacia una cartera que, finalmente, será mayor de lo inicialmente estimado.

Como adelantó El Confidencial, el gigante de la distribución contrató a finales del pasado año a la firma de servicios profesionales PwC para definir una cartera de activos no estratégicos y organizar un proceso de venta.

El Corte Inglés duplica sus inmuebles en venta a 3.000M y pide ofertas para este mes

La propia compañía presidida por Jesús Nuño de la Rosa reconoció entonces estar interesada en deshacerse de 130 activos, principalmente suelos, oficinas, plataformas logísticas y tiendas, valorados entre 1.500 y 2.000 millones.

La cartera que está ofreciendo PwC está dividida en tres lotes en función de su liquidez, la cual está muy condicionada por dónde están ubicados

Sin embargo, según afirman varias fuentes conocedoras, el 'teaser' (folleto de venta) que ha hecho llegar PwC a los potenciales interesados eleva el perímetro de la cartera a 3.000 millones de euros. Desde el grupo de distribución, han declinado hacer comentarios y se han remitido a su comunicado del pasado diciembre.

La cartera que está ofreciendo PwC divide los activos en tres lotes, en función de su liquidez. Los activos en buenas localizaciones y con posibilidad de una venta rápida (líquidos) suponen en torno a un tercio del perímetro. Hay una parte intermedia que representa en torno a un 15%. Y algo más de la mitad de la cartera está en activos inmobiliarios poco líquidos o en zonas complicadas.

Inversores consultados por este medio creen que la calidad intermedia de la operación puede llevar a ofertas bajas en esta primera ronda de muestras de interés. La llegada del nuevo responsable inmobiliario, Javier Catena, también suma un punto de incertidumbre: si las ofertas son bajas, el nuevo directivo puede estar tentado de repensar una operación que no ideó él.

Novedades en logística y 'outlets'

En la cartera final podría haberse incluido el paquete de activos logísticos que ya había sacado al mercado El Corte Inglés, un proceso dirigido por Morgan Stanley. Los planes iniciales de la compañía pasaban por haber cerrado esta desinversión en febrero, plazo que, al no haberse cumplido, podría terminar llevando al grupo a replanterse sus posiciones.

Y es que, esta no es la primera ocasión en que el gigante de la distribución intenta hacer líquido parte de su patrimonio inmobiliario. Desde hace más de cuatro años, El Corte Inglés ha analizado diversos planes para realizar la venta de una gran cartera y, por el camino, ha ido desprendiéndose de diferentes tiendas. Pero nunca hasta ahora se había diseñado un 'portfolio' tan amplio como el seleccionado, aunque sea preliminarmente, por PwC ahora.

Esta venta va encaminada a reducir la elevada deuda del grupo de distribución, que a finales de 2017 —últimos resultados— ascendía a 3.800 millones, unas cuatro veces el beneficio bruto de explotación (ebitda), de alrededor de 1.000 millones. El beneficio neto se situó en 202 millones.

En paralelo a esta revisión de su ingente patrimonio inmobiliario, que suma más de 17.000 millones, la compañía también ha ido avanzando en sus planes de transformar algunos centros deficitarios en 'outlets', plan que prevé arrancar próximamente con el centro de Arroyosur (Leganés, Madrid), según afirman las mismas fuentes.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios