allianz popular

Santander ultima la recompra de los seguros del Popular por 1.000 millones

El acuerdo con Allianz podría cerrarse entre abril y mayo, aunque todavía queda letra pequeña por pactar, como la forma de pago y el acuerdo de no competencia en fondos

Foto: Antigua sede de Popular, ahora del Santander.
Antigua sede de Popular, ahora del Santander.

Banco Santander y Allianz ultiman un acuerdo para romper su alianza con los seguros y los fondos de Banco Popular. Ambas partes han acercado posturas en los últimos días y tienen ya prácticamente cerrado el precio, en alrededor de 1.000 millones de euros, según fuentes financieras consultadas por El Confidencial. La aseguradora y el banco no hicieron comentarios.

Las fuentes consultadas señalan que todavía hay flecos de la letra pequeña por cerrar, como la forma de pago. El banco presidido por Ana Botín ha ofrecido fraccionarlo: la mitad ahora y la otra mitad en 2020, para así suavizar el impacto en capital, aunque parte de la factura la asume su socio Aegon. Allianz está exigiendo que se abonen los 1.000 millones de golpe. En caso contrario, la aseguradora propone que el acuerdo se alargue un año. Este precio pactado está pendiente de que lo refrende la consultora contratada para ello, KPMG, según avanzó 'Expansión'.

Plazos

La mesa de trabajo entre el banco y la aseguradora tiene previsto anunciar el pacto después de la junta del Santander, del próximo 12 de abril, salvo que se tuerzan las negociaciones en las próximas semanas. El plazo dado a KPMG para que concluya su trabajo es de dos meses, con lo que los plazos encajarían en final de abril o primeros de mayo.

Otro de los puntos de discusión son las cláusulas de competencia. Santander exige que el acuerdo incluya un punto por el que Allianz no pueda rivalizar con su gestora en el negocio de fondos. Por su parte, la aseguradora alemana está intentando establecer un nuevo equipo de gestión liderado por Miguel Colombás, incluso con la posibilidad de comprar una firma de inversión.

Las fuentes consultadas creen que los flecos pendientes son una estrategia para arañar unos millones en la negociación final y que el pacto no corre peligro.

Sede de Allianz.
Sede de Allianz.

Las negociaciones arrancaron oficialmente a finales del año pasado, después de que se activara una de las cláusulas del contrato con la fusión de Popular dentro de Santander en el mes de septiembre. Una de las condiciones fijaba que si Popular cambiaba de control o se fusionaba, Allianz podía activar una opción de venta ('put') que valoraba la sociedad Allianz Popular en unos 1.600 millones. La aseguradora tiene un 60%, por lo que su participación se tasaba en unos 1.000 millones. Pero esta era la valoración mínima a pagar. Sobre ello, el banco ofreció inicialmente unos 550 millones y la aseguradora pedía en torno a 1.500 millones.

Santander firmó a mediados del año pasado dos grandes acuerdos de seguros al margen de Allianz, consolidando a Aegon como su socio principal y a Mapfre en el sector de empresas y autos.

Santander explica en su informe anual que no espera un "impacto significativo" de la ruptura del acuerdo con Allianz

El grupo presidido por Botín señala en su informe anual de 2018 que el acuerdo con Aegon está sujeto “a diversas condiciones y el proceso de terminación de la alianza actual entre Banco Popular y su socio actual, por lo que no es posible estimar cuándo se cerrarán estas operaciones”. “No se prevé que estas operaciones vayan a tener un impacto significativo en la cuenta de resultados del grupo”, añade.

Aegon pactó un precio por el nuevo acuerdo de 225 millones, más otros 75 millones potenciales en función de variables. Los 1.000 millones que están sobre la mesa entre Santander y Allianz están por debajo de algunas de las estimaciones hechas hasta ahora por analistas.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios