financia los vehículos galos en 11 países

Santander y PSA (Peugeot-Citroën) disparan el beneficio de su financiera de automóviles

La 'joint venture' que comparten la entidad financiera española y el fabricante francés mejora sus cifras año tras año y ya gana el doble (484 millones) que en 2015, cuando empezó a operar

Foto: Planta de PSA en Vigo. (EFE)
Planta de PSA en Vigo. (EFE)

La 'joint venture' creada entre Banco Santander y Grupo PSA (Peugeot-Citroën-DS) ha registrado unos resultados récord en 2018. La filial constituida en 2015 con el objetivo de dar crédito a particulares para financiar la compra de vehículos del grupo automovilístico francés ha alcanzado un beneficio neto de 484 millones de euros.

Esto supone más que doblar las ganancias logradas el ejercicio que entró en operación, cuando se quedó en los 224 millones de euros. Desde entonces, el beneficio ha ido en aumento año tras año. En 2016, la financiera franco española ganó 362 millones de euros y en 2017 reportó un beneficio de 402 millones. Esto supone un crecimiento anual de sus ganancias superior al 20%, según las memorias anuales publicadas por PSA.

La compañía ha ido aumentando su volumen y diversificando sus operaciones en los últimos años. Arrancó su actividad a principios de 2015, centrada principalmente en dar crédito a particulares para la compra de automóviles del grupo en Francia y Reino Unido, que en el mismo año incluyó a España y Suiza.

A cierre de 2018, esta alianza empresarial ya da financiación para vehículos en 12 países. Además de los anteriormente citados, durante estos años se ha extendido el negocio a Italia, Holanda, Bélgica, Alemania, Austria, Malta, Brasil y Polonia.

Para el grupo PSA, esta no es su única alianza bancaria. También comparten una financiera con la también francesa BNP Paribas, aunque reporta la mitad de ganancias (211 millones en 2018). Esta opera en seis países: Alemania, Francia, Holanda, Reino Unido, Suecia y Suiza. Además de financiar vehículos de las marcas Peugeot, Citroën y DS Brands, también da crédito a los vehículos Opel y su homóloga Vauxhall en Reino Unido, que son parte del grupo desde que General Motors se las vendiera al grupo francés de automoción participado por el Estado galo.

Negocio más rentable

Los bancos se han lanzado en los últimos años a por este negocio, hasta tal punto que la financiación se ha convertido en una actividad más lucrativa que el margen de la propia venta de automóviles. En un contexto de tipos de interés al 0%, sin casi margen entre la captación de depósitos y el préstamo hipotecario, las vías alternativas como empresas o consumo son mucho más rentables. El Banco de España he llegado a advertir sobre el crecimiento a ritmos de dos dígitos del crédito al consumo, después de que el 'stock' en la banca española haya aumentado un 40% en tres años. En el caso del Santander, su financiera aportó en 2018 un beneficio de 1.296 millones, el 16% de las ganancias totales.

La entidad cántabra explica en su informe anual que entre los principales focos de Santander Consumer Finance ha estado la financiación de automóviles, gracias a acuerdos como el que tiene con PSA. En Estados Unidos, por ejemplo, el 97% de la cartera es financiación de automóviles a través de préstamos y 'leasing'. Este negocio se ha disparado en los últimos años en la economía norteamericana, hasta el punto de que la Reserva Federal (Fed) advirtió de riesgo de burbuja por créditos a compradores con baja calidad crediticia ('subprime'), aunque en los últimos dos años parece haberse disipado esta amenaza. También es un motivo de preocupación para otras autoridades, ya que hay una investigación en marcha en Estados Unidos sobre la titulización de préstamos para automóviles y prácticas crediticias en seis estados, con un grupo de 32 fiscales generales.

El riesgo crediticio ha sido una fuente de preocupación para Santander Consumer USA, que tuvo que aumentar sus provisiones. La tasa de mora se ha disparado desde el 3,66% hasta el 7,73%, aunque la tasa de cobertura (provisiones respecto al saldo de dudosos) se sitúa en el 155%. No obstante, el banco está en negociaciones con Fiat Chrysler Automobiles (FCA) para revisar su acuerdo. La automovilística norteamericana tiene intención de establecer una unidad de financiación propia —cautiva, en la jerga—, lo que podría implicar la adquisición de actividades de Santander Consumer USA, ya que tiene esa opción.

Un cambio signitificativo "podría afectar negativamente a las operaciones de Santander Consumer USA y Santander US", admite el banco en su informe anual, aunque aún no ha recibido notificación para ello de FCA y continúan las negociaciones. En este sentido, la entidad se enfrenta a un golpe millonario sobre el fondo de comercio.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios