nueva persona de confianza

El Ibex bendice a Lasquetty como su nuevo hombre en el Partido Popular

Manuel Pizarro, miembro del patronato de FAES, ha hecho de embajador del nuevo jefe de gabinete de Pablo Casado ante varias de las grandes corporaciones cotizadas

Foto: Fernández-Lasquetty.
Fernández-Lasquetty.

Tras la desaparición forzada del famoso Consejo Empresarial de la Competitividad (CEC), órgano creado por las principales compañías españolas para influir en el Boletín Oficial del Estado en plena crisis financiera de España, las empresas del Ibex 35 empiezan a elegir a los que consideran hombres de confianza, dada la enorme incertidumbre que generan las próximas elecciones generales del 28 de abril. Según aseguran fuentes conocedoras de las negociaciones, presidentes de algunas de estas grandes corporaciones han identificado a Javier Fernández-Lasquetty como la persona más afín a sus intereses dentro del Partido Popular.

Fernández-Lasquetty fue elegido por Pablo Casado a mediados de diciembre como su nuevo jefe de gabinete tras un exilio forzado en Latinoamérica. La nueva persona de confianza del presidente del PP estaba dando clases en la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala desde 2015, después de que tuviera que dimitir como consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid tras la suspensión de la privatización de los hospitales por decisión judicial. Su inesperado regreso generó cierta inquietud en las estructuras del partido conservador, ya que se le daba por amortizado. Él mismo había asegurado que la política no tenía que ser una profesión para toda la vida.

Pero, según distintas fuentes, su vuelta a España —y ni más ni menos que como mano derecha de Casado— ha sido sugerida por algunos empresarios que compartieron con él el patronato de FAES, la fundación liderada por José María Aznar. Estas fuentes indican que Manuel Pizarro, consejero de El Corte Inglés y con gran influencia en BBVA, ha sido el principal embajador para su regreso por la puerta grande a la escena política.

Manuel Pizarro. (EFE)
Manuel Pizarro. (EFE)

Pero no el único. Julián Martínez Simancas, el secretario general del consejo de la eléctrica y mano derecha de Ignacio Sánchez Galán, también ha intervenido en la repesca de Fernández-Lasquetty, que desde FAES emitió varios informes favorables a las empresas energéticas sobre el coste fiscal de la transición de las centrales nucleares a las renovables. El último estudio fue emitido en septiembre del pasado año, cuando compañías como Iberdrola y Endesa criticaron la inviabilidad de mantener abiertas sus instalaciones ante la pretensión del Gobierno del PSOE de asumir un coste adicional.

Otras fuentes señalan también a Pablo Isla, presidente de Inditex, como un interlocutor en las conversaciones con Casado para recuperar la figura de Fernández-Lasquetty, licenciado en Derecho y en Ciencias Políticas por la Universidad Complutense. Fuentes próximas al primer ejecutivo del grupo textil niegan cualquier vinculación especial con el jefe de gabinete del líder del PP.

Pero, curiosamente, Isla, que no se suele pronunciar en público sobre asuntos relacionados con la política, hizo un discurso el pasado miércoles en un acto informativo para presentar al presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, en el que criticó la presión fiscal sufrida por las compañías cotizadas. El presidente de marcas como Zara indicó que alrededor del 2% de la recaudación total del Estado a través del impuesto de sociedades proviene de la firma fundada por Amancio Ortega, principal accionista de Inditex.

Otra persona que ha bendecido a Lasquetty es Carlos Torres, presidente ejecutivo de BBVA, persona muy cercana a Manuel Pizarro

Concretamente, Isla recalcó que la firma textil aportó 1.600 millones de euros en el pasado ejercicio a las arcas españolas, al tiempo que defendió el papel de las empresas “como motores de crecimiento”. Asimismo, lamentó que se trate “injustamente” a las grandes empresas, acusadas desde algunas formaciones políticas de usar ingenieria contable y de abonar grandes retribuciones a sus ejecutivos, a pesar de ser el “tractor de la economía”.

Otra persona que ha bendecido a Lasquetty es Carlos Torres, presidente ejecutivo de BBVA, persona muy cercana a Manuel Pizarro. El que fuera presidente de Endesa es el verdadero mentor de Torres —lo tuvo de director general en la eléctrica— en su camino a la presidencia del banco con sede en Bilbao. Torres sustituyó en 2018 a Francisco González, íntimo amigo del actual consejero de El Corte Inglés, con el que solía cenar al menos una vez al mes la noche de los lunes. Tanto BBVA como Iberdrola eran financiadores habituales de FAES, como Acciona.

Pizarro se ha ocupado de arropar a Fernández-Lasquetty porque, según las mismas fuentes, ha conseguido que varios presidentes del Ibex 35 hayan enviado a Casado mensajes de felicitiación por su elección de jefe de gabinete. Toda una carta de presentación ante el futuro reparto de cargos si el PP consigue imponerse en las elecciones del 28 de abril.

Fernández-Lasquetty ha reconocido a El Confidencial su relación cercana con Pizarro, con el que comparte todavía patronato en FAES. Por el contrario, rechaza cualquier vinculación con el resto de los empresarios citados, alguno s de los cuales conoció cuando en la fundación de Aznar se dedicaba a recaudar fondos para financiarla.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios