prevé ingresar 108 M menos de 2020 a 2025

Atlantica Yield alerta en EEUU: su negocio puede sufrir por la crisis política en Cataluña

La compañía de renovables que Abengoa vendió a la canadiense Algonquin advierte a la SEC que la incertidumbre catalana podría afectar negativamente a sus operaciones en el futuro

Foto: Planta solar de Atlantica Yield en Sevilla. (Fernando Ruso)
Planta solar de Atlantica Yield en Sevilla. (Fernando Ruso)

La inestabilidad generada por la incertidumbre política en España derivada de la crisis institucional que vive Cataluña resuena a miles de kilómetros del epicentro del terremoto.

Esta misma semana Atlantica Yield, la compañía de energías renovables que Abengoa vendió a la empresa canadiense Algonquin, ha presentado ante el regulador estadounidense, la Securities and Exange Commission (SEC), el balance de 2018 en el que alerta de que la situación en Cataluña es un factor de riesgo para su negocio.

La compañía, que cuenta con más de 680MW de potencia termosolar para generación eléctrica en España —primados con subvenciones estatales—, explica que "España ha experimentado condiciones económicas negativas en los últimos años, incluido un alto desempleo y una importante deuda pública, que ha aumentado últimamente debido a la incertidumbre derivada de la situación política catalana, que creemos que podría afectar negativamente a nuestras operaciones en el futuro".

Los diversos riesgos macroeconómicos que podrían sobrevenir son, según la firma dirigida por Santiago Seage, "intrínsecamente difíciles de predecir y podrían dar lugar a interrupciones operativas u otros riesgos de contagio para su negocio como la condición financiera, los resultados de las operaciones y los flujos de efectivo".

108 millones menos

En este sentido, Atlantica Yield ya ha realizado una predicción de la caída de retribución regulada que tendrá para el próximo periodo de seis años que inicia el 1 de enero de 2020. Según sus estimaciones, ingresará 18 millones menos cada año, lo que supone una caída global de 108 millones de euros para todo el próximo sexenio.

Además, Atlantica Yield también hace llegar a sus inversores la financiación del déficit de tarifa del sistema eléctrico en España, del que depende directamente su retribución primada en el futuro.

Precisamente tanto la nueva retribución como el encaje del sistema eléctrico para que siga en equilibrio (sin más gastos que ingresos) y que no genere déficit es una de las cosas que están en el aire en el actual periodo de elecciones, donde la cuestión catalana tendrá un elevado peso. Las encuestas apuntan a que el PSOE, que aboga por mantener la retribución regulada sin cambios, podría depender de los votos de PDeCAT y ERC, los principales partidos independentistas, para gobernar.

No obstante, las relaciones entre el actual Ejecutivo y los líderes de Cataluña se han enrarecido tras no apoyar sus presupuestas y en pleno juicio al 'procés'. El Tribunal Supremo juzga a los responsables de la Generalitat que organizaron el pseudoreferéndum del 1 de octubre de 2017, y que les ha llevado a permanecer en prisión preventiva durante más de un año.

Las derivadas electorales del conflicto político, que está con las espadas en todo lo alto, es uno de los factores clave de cara a las elecciones generales del 28 de abril. El resultado que salga de las urnas también tendrá afectación en la regulación energética, de la que dependen una parte importante de los activos que posee Atlantica Yield. De ahí que la cuestión catalana resuene también entre los inversores estadounidenses.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios