informe de remuneraciones

Santander mejora la remuneración de su cúpula: Botín ganó 11 millones y Álvarez, 9

Los dos principales ejecutivos de Santander mejoraron su remuneración total durante 2018, en un 5% para la presidenta y un 1,2% el consejero delegado

Foto: Ana Botín, presidenta de Santander (Reuters)
Ana Botín, presidenta de Santander (Reuters)

La cúpula de Banco Santander mejoró su remuneración durante 2018. Los principales ejecutivos del banco, liderados por Ana Botín, se beneficiaron del incremento del beneficio del banco durante el año pasado, que ganó 7.810 millones.

La empleada mejor pagada fue la presidenta, con una remuneración total de algo más de 11 millones, un 5% más que un año antes. Esta retribución recoge los pagos en metálicos, el variable en acciones, el dinero para el plan de jubilación y otros conceptos.

Su número dos, José Antonio Álvarez, percibió 9 millones en 2018, algo más de un 1% por encima de su remuneración de 2017. El tercer mejor pagado fue Rodrigo Echenique, vicepresidente y primer ejecutivo del banco en España, que saldrá pronto del grupo: cobró 5 millones.

Estas cantidades son las cobradas también con cargo a los bonus anteriores. El sueldo devengado también subió durante el año pasado para los principales ejecutivos del Santander: Botín generó un sueldo en metálico de 6,2 millones; Álvarez se lo mantuvo en torno a los 5 millones. Botín tiene acumulado 46 millones en el fondo de pensiones que proporciona el banco; Álvarez, 16 millones; y Echenique, 13,6 millones.

Los aumentos en la cúpula se producen en un ejercicio en el que el beneficio aumentó a un mayor ritmo, al 18%, y el beneficio por acción en un 4,5%. No obstante, la cotización de Banco Santander fue mucho más negativa, con una caída en bolsa del 24%.

El conjunto del consejo obtuvo una remuneración de 28,91 millones, lo que supone una caída del 9% frente a la retribución de 31,6 millones del ejercicio previo. El descenso se produce por la salida en su momento del máximo órgano de gestión del Santander del que fuera su vicepresidente, Matías Rodríguez Inciarte, que en 2017 obtuvo una remuneración de 4,266 millones de euros. La alta dirección, por su parte, sumó 60,26 millones, un 8% menos que los 65,58 millones de 2017.

En el resto de miembros del consejo, Bruce Carnegie-Brown generó una remuneración de 732.000 euros; Guillermo de la Dehesa, de 441.000 euros; Homaira Akbari, de 199.000 euros; Ignacio Benjumea, de 513.000 euros; Javier Botín-Sanz de Sautuola y O'Shea, de 121.000 euros; Sol Daurella Comadrán, de 215.000 euros; Carlos Fernández, de 266.000 euros; Esther Giménez-Salinas i Colomer, de 196.000 euros; Belén Romana, de 414.000 euros; Juan Miguel Villar Mir, 108.000 euros; Ramiro Mato, de 450.000 euros; y Álvaro Cardoso de Souza, de 148.000 euros.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios