gana más pero vende menos

Meliá gana un 12% más a pesar del parón en ventas y recupera pulso en Barcelona

Las ventas de Meliá Hotels se resienten (-1,5%), así como el RevPar (-2,7%). La cadena hotelera destaca la recuperación de Barcelona en el cuarto trimestre, un año después del referéndum ilegal

Foto: Hotel Meliá Paradisus Playa del Carmen La Perla, en México. (EFE)
Hotel Meliá Paradisus Playa del Carmen La Perla, en México. (EFE)

Meliá coge aire en Barcelona. La cadena hotelera destaca los síntomas de recuperación en el cuarto trimestre de 2018, coincidiendo con el aniversario del referéndum ilegal y las cargas policiales. El 1-O marcó el inicio de una etapa negra para los hoteles, si bien la tendencia está empezando a revertirse.

“Un gran número de empresas han comenzado a reconsiderar Barcelona como un destino en el que celebrar sus congresos y eventos”, matiza la cotizada en su informe de resultados correspondiente a 2018. Tanto es así que el RevPar (ingresos por habitación disponible) creció un 14,5% en el cuarto trimestre respecto al mismo periodo del año anterior, incluso por encima del aumento registrado en toda España (+12%).

Si abrimos el foco al resto del año, el indicador más fiable para medir el desempeño de la industria hotelera (RevPar) ha crecido un 6,3% en los hoteles en propiedad, alquiler y gestión situados en España. No ocurre lo mismo a nivel global, donde se ha resentido un 2,7%, hasta los 69,6 euros por habitación, por culpa de la menor ocupación en América.

En términos de ventas, Meliá facturó un 1,5% menos, hasta quedarse en 1.831 millones de euros (-3,7% sin plusvalías). La cadena hotelera lo vincula al impacto negativo del tipo de cambio de dólares a euros, la caída de la demanda en el Caribe y el efecto de los cierres por reforma en Puerto Rico, entre otros factores.

Pero ganó un 13% más, hasta los 140 millones de euros. También mejoran su ebitda (+7%, hasta los 326,5 millones) y su ratio de deuda neta, que se mantiene por debajo de las dos veces ebitda. El CEO de Meliá, Gabriel Escarrer, destaca en una carta dirigida a los accionistas un sólido crecimiento pese “a la creciente incertidumbre internacional motivada por las tensiones comerciales y geopolíticas, los atisbos de una incipiente desaceleración de las economías europeas y el horizonte del Brexit”.

Eso sin contar con la buena (y atípica) climatología de Centroeuropa en 2018 y la recuperación de los destinos del norte de África y Turquía, que amenazan con robar turistas a España. Quizá por eso las previsiones de Meliá son modestas de cara a 2019, sobre todo en Canarias y América. El horizonte es más atractivo en Europa continental y en ciudades españolas como Madrid, Sevilla o la propia Barcelona.

Meliá pone el acento en la recuperación de la Ciudad Condal en la última etapa de 2018, pero no desvela cómo se comportó ese destino el resto del año. Escarrer sí dio algunas pistas en Fitur, cuando dejó caer que los hoteles de cinco estrellas sufrieron una caída anual del 20% en RevPar. El impacto de Cataluña en la facturación ascendió a tres millones de euros, matizó el consejero delegado a este periódico.

Tampoco lo tuvo fácil NH Hotels. Sus ingresos por habitación (RevPar) apenas aumentaron un 2% frente al 2,5% que podrían haber crecido de no ser por Barcelona. Al igual que sucede en Meliá, ese indicador se disparó tanto en España en su conjunto como en la Ciudad Condal en el cuarto trimestre por la mejor comparativa respecto al 1-O.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios