ahorros de costes

CaixaBank gasta casi 1.500 millones en cinco años para prejubilar a 4.000 empleados

La entidad catalana es una de las que más ha usado los retiros anticipados para reducir su plantilla y poder cerrar oficinas. Más de 4.000 empleados se han acogido a esta fórmula

Foto: Dos personas ante un logo de Caixabank en Madrid. (Reuters)
Dos personas ante un logo de Caixabank en Madrid. (Reuters)

La factura de las prejubilaciones en la banca sigue ampliándose. CaixaBank ha hecho oficial el coste de retirar anticipadamente a empleados: 1.464 millones desde 2014, para dar salida del grupo a 4.042 trabajadores, según refleja la entidad en sus cuentas de 2018 enviadas a la CNMV.

La entidad presidida por Jordi Gual es una de las que más activa ha sido en este terreno en los últimos años, debido a las compras de otras entidades para crecer en España. Adquirió Caixa Girona (2010), Bankpyme (2011), Banca Cívica (2012), Banco de Valencia (2012) y Barclays España (2014).De hecho, el ajuste de la red de la antigua filial de la entidad británica provocó su mayor plan de prejubilaciones: 968 empleados retirados en 2015 con una dotación inicial de 187 millones.

El coste medio de las prejubilaciones llevadas a cabo desde 2014 es de 362.000 euros. Esta cifra ha ido variando en función del plan de ajuste de cada momento y del salario de los trabajadores. Las prejubilaciones más caras fueron las que acordó en 2017 y que se produjeron ese año y el pasado, con un coste medio de unos 500.000 euros.

Con estas 4.000 salidas de algunos de sus empleados de edad más avanzada, CaixaBank se ha quedado con menos margen para seguir prejubilando. Aun así, ofrecerá esta alternativa a los trabajadores en el ERE que tiene en marcha.

Negociaciones

La entidad está todavía en fase de negociación con los sindicatos, lejos todavía de un acuerdo. CCOO, uno de los principales sindicatos, inició la semana pasada las primeras concentraciones exigiendo que se retiren las salidas forzosas y que se mejoren las condiciones ofrecidas.

La entidad respondió subiendo de 33 a 40 días por año trabajado el pago para los trabajadores de entre 53 y 55 años y elevando ligeramente el salario regulador para los mayores de 56. El ERE alcanzará a 2.157 empleados.

Los 1.464 millones gastados en los últimos años en prejubilaciones supondrían tres cuartas partes de su beneficio de 2018 o casi todo el de 2017. Aun así, estos ajustes son rentables para los bancos por la parte del salario que se ahorran y porque les permite cerrar oficinas y rebajar otro tipo de costes generales.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios