ante la insolvencia de la compañía

DIA y Fridman reúnen a 800 proveedores para evitar el desabastecimiento de tiendas

La reunión tuvo lugar en Madrid y en el encuentro hubo sus más y sus menos. Los proveedores exigieron a De la Cierva aclaraciones sobre el futuro inmediato de la cadena

Foto: Supermercados DIA.
Supermercados DIA.

La tensión corporativa que padece DIA y su situación financiera han hecho saltar las alarmas entre los proveedores de la cadena de supermercados. Para calmar a los suministradores de las mercancias, Borja de la Cierva, consejero delegado del grupo de distribución, se reunió la semana pasada con cerca de 800 de esta empresas para explicarles el plan de negocio y tranquilizarles, pese al incierto futuro que vive la compañía. Un asunto vital para evitar quedarse con falta de existencias.

La reunión tuvo lugar en Madrid y en el encuentro hubo sus más y sus menos. Bastantes proveedores expresaron sus quejas por la relación comercial con DIA en los últimos meses, especialmente cuando en octubre varios bancos le retiraron las líneas de crédito tras reconocer los primeros problemas financieros. Los retrasos en los pagos se extendieron hasta finales de diciembre, cuando el equipo gestor del grupo cerró la refinanciación con los acreedores y se puso al día de todas las facturas, haciendo un esfuerzo adicional en su capital circulante.

Aunque las transferencias se normalizaron e incluso DIA adelantó el pago a los proveedores para darles confianza, la presentación de los resultados de 2018 a mediados de febrero y el reconocimiento de la situación de quiebra técnica ha vuelvo a tensionar la relación. Los proveedores exigieron a De la Cierva aclaraciones sobre el futuro inmediato de la cadena y criticaron la política comercial del grupo, un rapapolvo que el consejero delegado y su equipo aceptaron reconociendo los errores del pasado.

Pero, al mismo tiempo, De la Cierva les presentó el plan estratégico aprobado por el consejo de administración y el acuerdo con la banca para refinanciar la deuda hasta 2023 para darles garantías de cobro para los próximos meses. El primer ejecutivo de DIA les detalló también los cambios desde el punto de vista comercial que la empresa quiere poner en marcha para mejorar la relación con los proveedores, conseguir mayor eficiencia en la gestión de las mercancías -sobre todo en los productos frescos-, así como potenciar la marca propia.

El desabastecimiento de los estanterías ahuyenta a los consumidores, que rápidamente cambian de supermercado

Un asunto esencial para los proveedores, que temen verse sometidos a la presión de Mercadona en el caso de que DIA cayera en concurso, y vital para la compañía, ya que las mercancías para un supermercado son como la liquidez para la banca. Si un cliente va a comprar un producto y no lo encuentra, pierde la confianza. Si vuelve otro día y tampoco puede comprarlo, no vuelve más. El desabastecimiento de los estanterías ahuyenta a los consumidores, que rápidamente cambian de supermercado. Llenar la cesta de la compra es básico para los hogares.

De momento, la estrategia preventiva de De la Cierva ha sido efectiva porque la compañía no ha perdido proveedores y los dos millones de personas -promedio diario- que visitan cualquiera de las enseñas de DIA se mantienen sin cambios significativos. Pero al equipo gestor no se le escapa que cualquiera de las 800 empresas que suministran sus productos al grupo podría instar el concurso de acreedores en caso de impago, especialmente si el plan de recapitalización del consejo de administración no sale adelante en la próxima junta general de accionistas del próximo 20 de marzo.

El hombre de Fridman

No solo los actuales directivos de DIA se han puesto enfrente de los suministradores. Según han asegurado fuentes oficiales, LetterOne también ha convocado en los últimos días a los proveedores para detallarles su plan de futuro si su Oferta Pública de Adquisición (OPA) tiene éxito. Sergio Dias, hasta el pasado mes de diciembre consejero de la cadena en nombre de fondo controlado por Mikhail Fridman, mantuvo un encuentro con más de un centenar de empresas. El objetivo: trasmitirles su estrategia para incrementar las ventas del grupo, lo que permitiría el crecimiento en paralelo de los productores.

LetterOne considera que la gestión de DIA se puede mejorar de forma significativa para incrementar la facturación por metro cuadrado tras la caída de la cifra de negocio 'like for like' en todos los países en los que opera en el último año. Un plan que, de ponerse en práctica con éxito, haría ganar más dinero a los proveedores. No obstante, fuentes de LetterOne admiten que los dos primeros años de transformación serán duros para todos, incluidos los acreedores y los suministradores.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios