nuevos retos de transición energética

Red Eléctrica lanza un plan inversor de 6.000 millones hasta 2022

Esta nueva 'hoja de ruta' acelera así el ritmo inversor previsto en el anterior plan de la compañía para el periodo 2014-2019, que contemplaba unas inversiones de 4.575 millones

Foto: Operarios de Red Eléctrica realizando el cambio de la estructura. (Imagen cedida)
Operarios de Red Eléctrica realizando el cambio de la estructura. (Imagen cedida)

El Grupo Red Eléctrica (REE) invertirá 6.000 millones de euros en el periodo 2018-2022 para abordar los retos de la transición energética y reforzará la estructura de capitalización de sus distintas filiales para cumplir con los ratios de endeudamiento de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Esta nueva 'hoja de ruta' acelera así el ritmo inversor previsto en el anterior plan de la compañía para el periodo 2014-2019, que contemplaba unas inversiones de 4.575 millones de euros, unos 762 millones de euros anuales, frente a los 1.200 millones al año para este periodo. Este miércoles anunciará el dividendo propuesto para el periodo en una conferencia con inversores.

Asímismo, Red Eléctrica pretende con este plan consolidar su posición como operador de referencia de infraestructuras de telecomunicaciones, tras acordar recientemente la adquisición del operador de satélites Hispasat, así como expandir su negocio internacional y acelerar la innovación en España proporcionando servicios tecnológicos a terceros y contribuyendo al desarrollo de un entorno de emprendimiento con la puesta en marcha de una aceleradora de 'startups'.

La integración de las renovables será el vector fundamental del esfuerzo inversor del operador del sistema eléctrico, con un presupuesto de 1.538 millones de euros, el 25,5% del total de las inversiones.

De esta manera, la compañía presidida por Jordi Sevilla indicó que plantea un modelo de negocio equilibrado entre las actividades reguladas y las operaciones sujetas al riesgo del mercado. Para ello, se diversificarán los negocios de manera controlada, favoreciendo la expansión de las operaciones tanto en España como en el ámbito internacional.


Cumplir con los ratios de la CNMC

Además, se dotará de estructura empresarial al grupo y se reforzará la capitalización de sus distintas filiales para cumplir con los ratios de endeudamiento y capacidad financiera de la nueva circular de la CNMC.

En su conjunto, Red Eléctrica de España, como transportista y operador del sistema eléctrico, invertirá 3.221 millones de euros, el 53% de la inversión global.

Se dotará de estructura empresarial al grupo y se reforzará la capitalización de sus distintas filiales

A los 1.538 millones de euros a integración de renovables, se sumarán 908 millones de euros para reforzar la fiabilidad de las redes de transporte y la seguridad del suministro, 560 millones de euros para ampliar las herramientas tecnológicas y digitales que exige un sistema eléctrico con mayor proporción de generación renovable y 215 millones de euros para impulsar los programas de almacenamiento, concretamente la puesta en servicio de la central de Chira Soria (Gran Canaria) y el desarrollo de baterías en Baleares y Tenerife.

En el resto de filiales del grupo, las inversiones se destinarán fundamentalmente a desarrollar el capítulo de las telecomunicaciones y favorecer la expansión internacional.

Así, Red Eléctrica Internacional, presente en Chile y en Perú, contará con un presupuesto de 1.057 millones de euros, el 20% de las inversiones, para desplegar nuevas infraestructuras de transporte eléctrico en entornos geográficos distintos, del español, aprovechando la experiencia de la compañía como TSO en España.

En lo que respecta al área tecnológica, contará con 1.708 millones de euros, el 17% del total, lo que incluye la compra de Hispasat, el lanzamiento del 5G y nuevos avances en el desarrollo del negocio de la fibra óptica oscura.

Capeando el ciclo político

Según han explicado tanto el consejero delegado, Juan Lasala, como el propio presidente de REE, Jordi Sevilla, la convocatoria de elecciones les ha pillado preparando desde hace meses el nuevo plan estratégico. Aunque esta circunstancia genera incertidumbre para la empresa, ya que gran parte de sus ingresos proceden de la regulación, creen que con la nueva asignación de competencias para la CNMC, el nuevo periodo regulatorio que se activará en 2020 seguirá la senda ya marcada por este Gobierno. Esto implica una ligera caída en la retribución regulada para las redes, pero muy inferior a la propuesta que hizo el anterior gobierno del PP.

En lo que respecta a posibles cambios en el consejo de administración, dado que el máximo accionista de la compañía es la SEPI, con un 20% de las acciones, Jordi Sevilla cree que no habrá demasiados problemas, dado que cualquier que sea el Gobierno seguirá trabajando sobre lo ya construido en este periodo, al igual que hizo él cuando llegó a la compañía el pasado mes de julio de 2018. A título particular, cree que no habrá grandes variaciones en la planificación del Gobierno para REE, a tenor de sus contactos con los distintos grupos políticos. No obstante, aclara que esta es una percepción personal.

El ceo, Lasala, ha señalado que el momento elegido para lanzar el nuevo plan responde a la necesidad de no generar incertidumbre en el mercado ya que el actual plan estratégico finaliza en 2019 y no querían dejar morir el año sin lanzar un mensaje de futuro a los inversores y el resto de stakeholders de la compañía.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios