pendiente de firma a final de mes

Apollo entra en el alquiler de oficinas con una cartera de 200 millones de Santander

El fondo norteamericano retoma las compras en España con la adquisición de una cartera de Santander de 200 millones con activos comerciales

Foto: Leon Black, presidente de Apollo. (Reuters)
Leon Black, presidente de Apollo. (Reuters)

Apollo está de vuelta en España. El fondo norteamericano está cerrando su primera gran compra en este mercado de los últimos meses, tras la venta de algunas apuestas del pasado como Evo Banco y Altamira. Así, el fondo presidido por Leon Black ha pactado la adquisición de una cartera de oficinas a Banco Santander, valorada en 200 millones de euros, según fuentes financieras consultadas por El Confidencial. Son inmuebles adjudicados por el banco, no sucursales.

Con esta compra, Apollo quiere entrar de lleno en el segmento comercial del mercado inmobiliario, donde prevé más compras, según las mismas fuentes.

La operación, pendiente de firma a final de mes, es la primera del fondo European Principal Finance III, con el que Apollo captó 4.600 millones para invertir en oportunidades inmobiliarias en Europa. Levantó el fondo en 2017 y todavía le queda buena parte de esta suma por destinar. Las inversiones de Altamira y Evo Banco procedían de inversiones anteriores de Apollo.

Oficinas y locales

La cartera que compra a Santander está formada en su mayoría por oficinas. En concreto, la mitad son edificios para empresas en localizaciones secundarias dentro de la Comunidad de Madrid, salvo uno en Barcelona. La apuesta de Apollo es arreglarlos y esperar que la subida de los precios en las grandes capitales haga que las empresas salgan del centro y ocupen sus oficinas.

La otra mitad de la cartera está formada por activos más diseminados, con naves, oficinas pequeñas y algunos locales comerciales, que Apollo espera vender uno a uno a empresas.

Apollo dio un giro a su estrategia en España el año pasado, con la salida de su principal socio, Andrés Rubio, que pilotó las compras de Altamira, Evo Banco y algunas carteras hoteleras (de CaixaBank y Popular). Con el cierre del fondo Apollo European Principal Finance II, Rubio decidió buscar nuevos proyectos. En su lugar, cogieron las riendas del fondo en España Pablo Crespo, exbanquero de inversión de Deutsche Bank y Bank of Amercia y anterior responsable de AnaCap y Pillarstone, que fichó por Apollo el año pasado, y Carlos Colomer, exdirectivo de Morgan Stanley que lleva en el fondo casi seis años.

Para Santander, esta operación le permite seguir acelerando la salida de activos problemáticos de su balance. El año pasado vendió una gran cartera de inmuebles —Proyecto Apple— a Cerberus valorada en 2.700 millones. La operación ascendía inicialmente a 5.000 millones, pero el banco dejó fuera activos comerciales. Por esta cartera pujaron también Apollo, Lone Star y Blackstone.

La entidad presidida por Ana Botín también traspasó dos carteras de fallidos a Cabot Proyecto Anfield, de 600 millones— e Intrum —Proyecto Wembley, de 500 millones—.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios