Fin de una saga industrial

Las familias accionistas de Gallo sacan a la venta la empresa de pasta por 200 M

En una transacción de manual en el mundo de alimentación, Pastas Gallo sale a la venta por 200 millones, aplicando el típico baremo de este sector: un euro facturado, un euro pagado

Foto: Productos de Pastas Gallo
Productos de Pastas Gallo

La familia Espona, accionista de Pastas Gallo, ha decidido sacar a la venta la compañía de pasta del mismo nombre, una de las marca más conocidas del lineal en los supermercados españoles. Así lo han confirmado fuentes conocedoras de la operación. En una transacción de manual en el mundo de alimentación, Pastas Gallo sale a la venta por 200 millones, aplicando el típico baremo de este sector: un euro facturado, un euro pagado.

Según ha avanzado hoy La Vanguardia, en unas semanas empezará a circular el libro de venta entre los inversores interesados. Se trata de una operación pensada para fondos de capital riesgo. Como el precio se adapta a lo normal en este tipo de operaciones no habría mayores problemas.

Pastas Gallo fue fundada en Rubí en 1946. Con la crisis del “procés”, tal y como hicieron muchas compañías catalanas trasladó su sede a Córdoba. Cuenta con una plantilla de 420 trabajadores y tres fábricas, todas ellas en España. Facturó en el año 2017 un total de 197 millones de euros y el beneficio neto declarado fue de 6,9 millones, según consta en las cuentas del registro mercantil. La compañía está muy poco endeudada, sólo 8,8 millones de euros con entidades de crédito, por lo que este factor no repercutirá en el precio.

En 2014 Pastas Gallos ya intentó venderse pero entonces sólo dos de las hermanas –Sivia y Pilar Espona– querían desprenderse de la compañía. El resto se resistía y ellas sólo sumaban un 40%. Aunque muchos inversores se miraron la operación pero no llegó a cerrarse nada.

Ahora la totalidad de los hermanos se han puesto de acuerdo y la segunda generación de los Espona ha optado por vender la compañía. Portavoces de Pastas Gallo han declinado confirmar esta alternativa de venta.

Todo los miembros de la familia trabajan en Pastas Gallo, algo típico de la empresa familiar catalana. Así, Pedro Antonio Espona es el consejero delegado: Pilar, directora de compras; Fernando, director industrial; Silvia directora de marketing y Carlos, director financiero.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios