estaba dispuesto a pagar hasta 150 millones

Merlin da un portazo a la oferta 'fake' de Buffett: la torre Agbar no está en venta

El icónico edificio, que albergó la sede de la empresa de aguas de Barcelona, es actualmente propiedad de la sociedad española de inversión inmobiliaria Merlín Properties

Foto: La Torre Agbar. (EFE)
La Torre Agbar. (EFE)

Ante el vicio de pedir, la virtud de no dar... Merlin Properties ha decidido cortar por lo sano cualquier tipo de especulación sobre una posible venta de la emblemática Torre Agbar de Barcelona después de que la agencia EFE publicase el lunes por la noche que el multimillonario estadounidense Warren Buffett tenía la intención de comprarla a través de la empresa de inversiones Berkshire Hathaway por un valor 150 millones de euros.

Sin embargo, durante el día de hoy, la agencia ha anulado la noticia y ha asegurado que está verificando la información de la fuente. Según lo publicado ayer, la oferta habría sido decidida "directamente" por Buffett, en colaboración con Alessandro Proto, máximo ejecutivo a su vez de Proto Group, la empresa asociada del multimillonario inversor en Barcelona y tenía intención de formalizarla ante notario en los próximos días.

Sin embargo, desde la compañía han explicado que se trata de un edificio emblemático en su cartera que "cuando se adquirió en enero de 2017, por 142 millones de euros, ya se anunció la intención de iniciar una reforma para adaptarla a multi-inquilino para la que preveían una inversión de 15 millones de euros. Por tanto, el objetivo de la compañía es tenerlo por mucho tiempo en cartera y es por eso que la torre no está en venta", aseguran.

Hogar de las 'fake news'

Irónicamente, la Torre Agbar (también llamada Torre Glòries) ha sido uno de los edificios barajados por el Ayuntamiento de Barcelona para facilitar el aterrizaje en la ciudad de la empresa que gestionará el centro operativo de Facebook contra las noticias falsas. El anterior Gobierno del PP ofreció la Torre Agbar para albergar la Agencia Europea de Medicamentos, que finalmente recaló en Amsterdam a raíz del Brexit.

El icónico edificio, obra del arquitecto Jean Nouvel, albergó la sede de la empresa de aguas de Barcelona, y actualmente es propiedad de la sociedad española de inversión inmobiliaria Merlín Properties.

El impostor Alessandro Proto

Las alimañas de Proto no son algo nuevo. Él mismo lo explica, de hecho, en un libro titulado 'Io sono l'impostore: Storia dell'uomo che ci ha fregati tutti' ("Yo soy el impostor: historia del hombre que se la coló a todos"), donde cuenta que, entre 2009 y 2016, se hizo pasar por un agente inmobiliario de éxito con vínculos a deportistas y actores famosos como Cristiano Ronaldo o George Clooney.

Es más, según explica eldiario.es, Proto ya hizo una jugada similar a la de la Torre Agbar en 2015, cuando consiguió que la prensa local en Grecia se hiciera eco del presunto interés de Buffett de comprar una isla griega. Entonces, el propio Buffett tuvo que salir al rescate para desmentir rápidamente las informaciones, calificándolas de 'invención total'.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios