resultados de 2018

Oliu teme un daño reputacional por BBVA: "La gente piensa que todos somos iguales"

"BBVA es un gran banco al que respeto, que ha hecho buena gestión durante la crisis y antes de la crisis. Espero que muy pronto resuelva este tema", explica el directivo

Foto: Oliu y Guardiola. (Efe)
Oliu y Guardiola. (Efe)

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, ha reconocido que la crisis de BBVA afecta a la reputación del sector, ya muy castigada. “Espero que se resuelva pronto”, ha asegurado en la presentación de resultados.

“BBVA es un gran banco al que respeto, que ha hecho buena gestión durante la crisis y antes de la crisis. Espero que muy pronto resuelva este tema, ayudaría a la crisis de reputación que pueda tener BBVA”, ha señalado Oliu. Sobre la posibilidad que afecte a la imagen del conjunto del sector, “siempre afecta cuando hay cosas inciertas y difíciles de entender porque la gente piensa que todos somos iguales”, ha admitido.

La entidad catalana, que mudó su sede social en 2017 a Alicante, ha publicado un beneficio atribuido en el conjunto de 2018 de 783,3 millones, un 54% menos que el ejercicio anterior. Las cuentas se han visto perjudicadas por el saneamiento de balance con la venta ladrillo tóxico y los costes de la integración informática de TSB.

Así, el banco soportó costes extraordinarios por valor de 637,1 millones, que estropean el primer año del plan estratégico 2018-2020 y dificultan conseguir las metas. No obstante, “ya pasó, TSB después de este proceso tiene independencia tecnológica y está plenamente operativa, ha creado valor”, asegura Oliu. “Se ha perdido un año comercial pero no de balance”, agrega.

“El otro gran riesgo que teníamos era el inmobiliario adjudicado, y las ventas han permitido que podamos poner el foco en el negocio bancario en un contexto de transformación digital”, añade el presidente de Banco Sabadell. Asimismo, tras la caída de la ratio de capital de máxima calidad (CET1 'fully loaded') desde el 12,8% de 2017 al 11,3% en 2018, asegura que “está previsto que no baje del 11%” y que “ha mejorado el perfil de riesgo”.

El presidente también se ha quejado de que la presión regulatoria es un “viento de cara”, especialmente por los costes de las emisiones de deuda anticrisis con las exigencias de MREL, pero espera que se compensen con “menores costes operativos”. Asimismo, prevé menos ingresos por resultado de operaciones financieras (ROF) al haber reducido el perfil de riesgo de la cartera de renta fija (ALCO, en la jerga).

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios