4.340 millones de euros de sanción

Google ficha a Garrigues para defenderse de la mayor multa europea de la historia

El recurso presentado por Google ante la Comisión Europea lleva la firma de cuatro abogados: dos ingleses de Cleary Fottlieb, un alemán de Allen & Overy y un español de Garrigues

Foto: Logo de Android, el sistema operativo de Google. (Reuters)
Logo de Android, el sistema operativo de Google. (Reuters)

Google saca la artillería jurídica para afrontar la millonaria multa que le impuso la Comisión Europea por abuso de posición dominante con su sistema Android. En concreto, el buscador se enfrenta a una sanción de 4.340 millones de euros, la más alta que ha puesto la Unión Europea en toda su historia, y lo hace con cuatro abogados, uno de ellos español.

Se trata de Alfonso Lamadrid, socio de Garrigues en la oficina de Bruselas y uno de los firmantes del recurso con el que Google quiere esquivar la onerosa multa anunciada por la comisaria Margrethe Vestager el pasado verano. El escrito, que se hizo público el pasado diciembre, también está rubricado por Nicholas Levy, Paul Stuart (Cleary Gottlieb) y Jürgen Schindler (Allen & Overy).

Ahora, la Comisión tiene que presentar su contestación a la demanda y después se abrirá un segundo turno de escritos seguido de una vista en el Tribunal General de la UE en Luxemburgo. Por lo pronto, el buscador ya ha puesto en marcha una batería de medidas para garantizar que cumple con las peticiones de la Comisión hasta que el pleito se resuelva definitivamente.

La investigación a Google comenzó en 2015 y culminó con el anuncio de la multa el pasado verano. La Unión Europea considera que las aplicaciones que el buscador obliga a utilizar si un fabricante quiere usar Android, como por ejemplo Google Maps o Gmail, son una medida que favorece sus servicios y vulnera el derecho de competencia.

Esta sanción se suma a otra que recibió el buscador en septiembre de 2017 por abuso de posición dominante en su servicio de comparación de precios (Google Shopping). En esta ocasión, el montante ascendió a 2.420 millones de euros y en aquel momento se convirtió en la multa más alta recibida por una única empresa.

Suma y sigue, porque la Comisión tiene todavía pendiente de resolver un tercer expediente sobre la compañía norteamericana que podría desembocar en una nueva multa millonaria, según avanzó Bloomberg hace unos días. En este caso, las autoridades europeas investigan el servicio de publicidad 'online' AdSense. Una vez concluido, la Union Europea dará por finalizada la macroinvestigación abierta a Google hace ahora casi ocho años.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios