provisiona otros 100 M por la central solana

Abengoa prevé hasta 54 millones en multas por el bioetanol y el ferrocarril

La compañía presenta un nuevo plan de viabilidad que muestra la capacidad de captar nuevo negocio: la cartera suma 1.800 millones a cierre de año

Foto: Un coche reposta biodiésel en Kuala Lumpur (Malasia). (Reuters)
Un coche reposta biodiésel en Kuala Lumpur (Malasia). (Reuters)

La presentación del nuevo plan de viabilidad de Abengoa, ligado al proceso de nueva refinanciación de casi 3.000 millones de euros que está negociándose, incluye la actualización de las provisiones para afrontar los principales litigios que encara la compañía. La cifra total ha crecido desde 37 millones a finales de 2017 hasta 154 millones a cierre de 2018. ¿Por qué? Fundamentalmente, por dos motivos: la dotación de alrededor de 100 millones para terminar de pagar la reparaciones de la macroplanta solar Solana en EEUU y la cuantificación de las potenciales multas por conductas anticompetitivas en los negocios de biocombustibles (Comisión Europea) y ferroviario (la CNMC española), que sumarían los otros 54 millones y se investigan desde 2013 y 2017, respectivamente.

La empresa no ha desglosado esa cifra total, pero como ya informó este diario, el Gobierno de EEUU y Abengoa pactaron un primer pago para reparaciones de 97 millones a cierre del año 2017. Pero ya en ese momento, fuentes conocedoras del contencioso con el Ministerio de Energía americano (DOE) a cuenta de Solana señalaron que faltaban por aflorar costes adicionales por al menos 100 millones. El reconocimiento de esa cantidad se ha producido ahora, un año después.

En el caso de la sanción que baraja la Comisión Europea por haber supuestamente manipulado el índice de referencia en precios del bioetanol, el Platts, el Ejecutivo europeo envió el pliego de cargos tanto a Abengoa como a su rival Alcogroup. Este movimiento indica que habrá sanción con seguridad. Su cuantía está por concretar y, según señaló Reuters, las empresas están abiertas a pactar una rebaja del 10% de la sanción con Bruselas.

La cuantía máxima de la multa sería del 10% de los ingresos de los años investigados (2010-2014), lo que la situaría en 150 millones en el caso de la firma española que preside Gonzalo Urquijo. Pero existen mecanismos para solicitar que se tenga en cuenta el impacto de la sanción en la viabilidad de una empresa que atraviesa estrecheces financieras, como le ocurre a Abengoa. La notificación definitiva de la multa podría conocerse a lo largo de este año.

El importe máximo de la multa por manipular el precio del etanol sería de 150 millones, pero Abengoa espera un importe final mucho menor

En cualquier caso, provisionar 54 millones para cubrir esta y la otra posible sanción de la CNMC indica que Abengoa cuenta con una cifra muy por debajo de esos 150 millones de tope. Se da además la circunstancia de que tanto en el caso de Solana como en el del bioetanol, Abengoa ya no es dueña de ninguno de ambos activos. La central se vendió a su filial Atlantica Yield (hoy controlada por la eléctrica canadiense Algonquin) en 2013, y el biofuel, a distintos actores en EEUU, España y resto de Europa a lo largo de 2017.

Papel clave de Algonquin

Con respeto a la investigación contra Inabensa (filial de Abengoa especializada en instalación de líneas y fabricación de componentes eléctricas) como parte de un cartel que fijaba precios en el negocio ferroviario, se suma a otra ya concluida por parte de la misma CNMC. Se abrió contra otra filial (Nicsa) y acabó en una sanción de 355.000 euros por fijar precios junto a otros actores en el negocio de cables de baja y media tensión. Abengoa la pagó, pero la ha recurrido. También en el caso del etanol, la Comisión abrió en 2015 (dos años después del primer expediente) otra investigación sobre la actuación de Abengoa Bioenergía fuera del mercado de fijación de precios del índice Platts.

El documento del plan de viabilidad para la próxima década recoge además algunas cifras de cierre de 2018 (los resultados completos están por presentarse). Entre ellas, sobresale la de la cartera de negocio, que muestra la fuerte capacidad de obtención de nuevos encargos de la compañía. Los contratos adjudicados y pendientes de ejecución a final del año ascendían a 1.800 millones, 400 millones más que al final del año anterior. A cierre de la década, la empresa espera estar captando al año más de 4.000 millones en nuevos contratos.

Ingresos y beneficio bruto (ebitda) hasta 2028. (Abengoa)
Ingresos y beneficio bruto (ebitda) hasta 2028. (Abengoa)

Precisamente en el nuevo proceso de refinanciación es clave la nueva línea de avales por 140 millones para poder seguir optando a nuevo negocio en el mercado internacional y poder aportar las garantías financieras que exigen los clientes. En la consecución de toda esa nueva carga de trabajo va a ser muy importante la sociedad creada entre Algonquin y Abengoa (AAGES) como parte del proceso de venta del 41% de Atlantica Yield. Hasta 3.700 millones en encargos de construcción de plantas energéticas prevé captar Abengoa de esa sociedad. Es decir, el 13% de todos los nuevos contratos que se estima conseguir procedería de este cliente en la próxima década.

Por otro lado, la compañía ha concretado el ERE temporal para su sociedad Abenewco 1, la que agrupa a sus empleados de servicios generales y corporativos en España con 480 trabajadores. Abengoa plantea un expediente de dos años para un máximo de 78 personas (68 en la sede central de Sevilla, 8 en las oficinas de Madrid y otras dos personas en Almería).

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios