proceden de tres explotaciones de PDVSA

La Venezuela de Maduro cumple con Repsol y paga en especie con 6 barcos con petróleo

La petrolera estatal del país latinoamericano, PDVSA, ha hecho diversos envíos en los últimos meses con buques llenos de petróleo para satisfacer parte de las deudas que acumula con Repsol

Foto: Fotografía cedida por prensa de Miraflores donde se observa al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (d), cuando saluda a los asistentes, entre ellos al consejero delegado de la compañía española Repsol. (EFE)
Fotografía cedida por prensa de Miraflores donde se observa al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (d), cuando saluda a los asistentes, entre ellos al consejero delegado de la compañía española Repsol. (EFE)

Repsol ya tiene en su poder seis cargamentos de petróleo procedentes de Venezuela. La multinacional española ha confirmado la recepción de estos buques llenos de crudo enviados por la petrolera estatal PDVSA según había previsto, que sirven como pago en especie de parte de las deudas acumuladas por el país gobernado por Nicolás Maduro con la multinacional presidida por Antonio Brufau.

A principios de noviembre, el consejero delegado de la firma participada aún por CaixaBank y Sacyr, Josu Jon Imaz, anunció la llegada en octubre de los dos primeros barcos procedentes del proyecto Petroquiriquire que gestiona PDVSA en Venezuela.

Poco después, también durante noviembre, los buques petroleros Front Balder y Eagel San José partieron con destino Cartagena (puerto próximo a la refinería de Repsol). Tras esta descarga, llegaron las dos últimas entregas entre finales de 2018 y principios de 2019. Los cuatro últimos buques proceden de los proyectos Petrocarabobo y Cardón IV.

De esta manera, PDVSA cumple con la previsión de Repsol. Analistas del mercado estiman que esta carga supondrá unos ingresos para la petrolera española de entre 60 y 70 millones de dólares. La recepción de crudo de uno de los países con más reservas se ha producido en pleno descenso de la cotización del barril, que actualmente ronda los 60 dólares para el Brent, la referencia en Europa, pero que hace semanas tocó suelo en el entorno de los 50 dólares.

De esta forma, Caracas salda una parte de las deudas acumuladas con la firma española, que ha tenido que realizar distintas provisiones para reducir su exposición patrimonial con un deterioro de más de 1.300 millones de euros. Esta exposición patrimonial de Repsol a Venezuela está en 795 millones de euros, según los últimos datos aportados por la compañía. No obstante, esta era de 2.200 millones hace algo más de un año.

Pese a todo, analistas de la compañía cotizada en el Ibex 35 aseguran a este diario que estratégicamente es una posición inteligente mantenerse en Venezuela pensando en el largo plazo, ya que se trata de un país con enormes posibilidades para Repsol, dadas sus amplias reservas de crudo.

La recepción de barcos por parte de la multinacional española coincide con un repunte de entrada de petróleo venezolano en España en los últimos meses, según figura en las estadísticas de Cores. Tras tímidas importaciones a principios de 2018, el petróleo del país chavista ha repuntado con fuerza en octubre y noviembre, últimos meses registrados. En los primeros 11 meses del pasado ejercicio habían entrado en España 418.000 toneladas de petróleo del país gobernado por Maduro.

Venezuela es, junto con Libia y Vietnam, una de las posiciones de Repsol que más incertidumbre están generando a la compañía. Pese a todo, la empresa logró cerrar los resultados del tercer trimestre de 2018 con unas cifras récord. Las previsiones para el último trimestre del pasado año, que se conocerán en las próximas semanas, apuntan a una ligera desaceleración por la bajada de la cotización del petróleo, que ya recoge la acción de la compañía, un 15% por debajo de su valor cuando empezó a recibir el petróleo de Venezuela.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios