Brexit: el Gobierno tiene hasta principios de febrero para probar que Iberia es española
  1. Empresas
bruselas tiene dudas

Brexit: el Gobierno tiene hasta principios de febrero para probar que Iberia es española

La Comisión Europea se reúne hoy con el Ministerio de Fomento en un encuentro en el que no estará IAG: "Desconocíamos de su existencia", argumenta la matriz de Iberia

placeholder Foto: Un avión de Iberia. (Reuters)
Un avión de Iberia. (Reuters)

España deberá comunicar a principios de febrero a la Comisión Europea si la aerolínea Iberia es una compañía española, o lo que es lo mismo, si está “controlada y poseída” mayoritariamente por capital comunitario, según han explicado fuentes comunitarias a El Confidencial. En caso de un Brexit sin acuerdo, si Iberia fuera considerada una empresa controlada mayoritariamente por capital extracomunitario, no podría realizar vuelos dentro de la Unión Europea.

El Gobierno ha defendido que Iberia es una aerolínea española, y ha trabajado con el grupo IAG en los preparativos de cara a la desconexión con el Reino Unido, de forma que la aerolínea insignia de España sea considerada una empresa europea. Sin embargo, Bruselas tiene dudas sobre los planes por los cuales el grupo ha presentado a Iberia como una entidad española.

Aunque los contactos entre Bruselas y Madrid son continuos, este jueves se celebra una reunión de alto nivel en la capital comunitaria, un encuentro entre María José Rallo del Olmo, secretaria general de Transporte del Ministerio de Fomento, y altos cargos de la Dirección General de Transporte del Ejecutivo comunitario. Según fuentes de la Comisión Europea, esta reunión no será “concluyente”, y consideran que los contactos con el Ministerio de Transporte continuarán.

Foto: IAG (IG)

Además, es un encuentro en el que no estará IAG. “No vamos a asistir a ninguna reunión y desconocemos de dónde Expansión ha sacado esa información", aseguran en referencia a una noticia donde el citado periódico informaba sobre la celebración de encuentros entre el Gobierno, la Comisión Europea y la matriz de Iberia.

Fuentes comunitarias han indicado que las conversaciones se están manteniendo únicamente con representantes del Ministerio de Fomento y de la AESA, no con la compañía. Las mismas fuentes señalan que la fecha en que España debe enviar su análisis a Bruselas, que sitúan a finales de la segunda semana de febrero, es flexible y orientativa, y admiten que los planes puedan llegar algo después.

El objetivo de la reunión es que España se encuentre en las mejores condiciones posibles para afrontar el Brexit

Sin embargo, el departamento controlado por Violeta Bulc, comisaria de Transporte, espera que se envíen cuanto antes y respetando todo lo posible la fecha dada. Ese día se fijó en el calendario a través de una carta enviada por la propia Bulc a las autoridades nacionales —en el caso español, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA)— en la que les pedía que enviaran sus planes en los próximos 20 días hábiles.

No es Bruselas sino AESA la que decide si expide o no una licencia a Iberia, pero para hacerlo tiene que considerar que la compañía cumple con los requisitos europeos. Es esa decisión la que AESA envía a la capital comunitaria. La Comisión Europea necesita obtener la decisión de las autoridades nacionales al respecto cuanto antes porque, en caso de que alguna arroje dudas, tiene que examinar y decidir si la compañía aérea en cuestión cumple con las normas europeas, y por lo tanto está mayoritariamente “controlada y poseída” por capital comunitario. En caso de no cumplir con ese requisito, sus aviones no podrán realizar viajes intracomunitarios, es decir, dentro de la UE.

Fomento estrecha lazos con Bruselas

El Ministerio de Fomento confirma que la secretaria general de Transporte, María José Rallo, tiene previstas una serie de reuniones tanto con la Organización Europea para la Seguridad de la Navegación Aérea (Eurocontrol) como con distintas direcciones generales de la Comisión Europea. Entre ellas, destaca el encuentro con el director general de Movilidad y Transporte, Henric Hololei.

"Dada la relevancia del Brexit, está previsto que sea uno de los puntos a tratar en la reunión con Hololei. El objetivo es mantener una vía de comunicación directa que permita a España encontrarse en las mejores condiciones posibles para afrontar este proceso", explican fuentes del ministerio tras ser consultadas por este periódico.

Foto: Banderas de Reino Unido y España. (Reuters)

El departamento capitaneado por José Luis Ábalos añade que el Gobierno español mantiene un contacto continuo con la Comisión Europea y otros organismos europeos. La comisaria europea de Transportes se ha puesto en contacto con todos los ministros de la UE "solicitando información sobre las compañías que podrían verse afectadas por el Brexit, sin que ello suponga ninguna fecha límite para determinar las condiciones de propiedad y control de ninguna compañía aérea concreta", matizan desde Fomento en contraste con lo advertido por fuentes comunitarias.

Un caso complicado

Fuentes comunitarias con conocimiento sobre la reunión que tendrá lugar hoy señalan que la Comisión Europea considera el caso de Iberia como uno complejo, difícil de resolver. Por eso, el Ejecutivo comunitario quiere tener cuanto antes los planes nacionales.

IAG, el grupo creado tras la fusión de British Aiways e Iberia en 2011, ha perdido ya una de las cartas que ha estado jugando. A Bruselas no le convenció el último plan de contingencia presentado, en el que se señalaba que Iberia podría volar tras un Brexit sin acuerdo porque, defendían, aunque los derechos económicos son de IAG, los derechos de voto están mayoritariamente en manos de la sociedad Garanair, propiedad de El Corte Inglés. La fórmula que debe cumplir la compañía y que repiten una y otra vez en Bruselas es que Iberia debe estar “controlada y poseída” por capital comunitario.

El margen con el que trabaja el equipo técnico de la Comisión Europea es muy estrecho, ya que debe tener un dictamen sobre todos los planes nacionales antes del 29 de marzo, fecha en que supuestamente el Reino Unido abandona la Unión Europea, aunque ya muchos dan por hecho que se deberá aplicar una prórroga de al menos algunos meses.

Iberia IAG Brexit Unión Europea Ministerio de Fomento Reino Unido Aerolíneas Transporte Comisión Europea
El redactor recomienda