Segundas alegaciones de la constructora

Acciona intenta cobrar los 305 millones por la salida de ATLL antes de ir a juicio

"En conjunto, la nueva propuesta de liquidación únicamente incorpora algunos retoques y matices de carácter cosmético , pero mantiene la esencia confiscatoria de la misma"

Foto: José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona.
José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona.

Acciona y la Generalitat siguen con su largo pulso legal, ahora a cuenta del proceso de la liquidación de ATLL que gestiona el agua para buena parte de Cataluña. Tras el primer intento de liquidación, la Generalitat volvió a presentar una segunda propuesta en la que ofrecía pagar 53,8 millones a la constructora. Ahora, en desacuerdo, Acciona y fondo Pionner, socio en ATLL, han vuelto a alegar contra el intento de recuperar ATLL, esta vez acusando a la Generalitat de "afán confiscatorio". Tras este debate, está el objetivo de que la reversión de la privatización de este servicio abone a los concesionarios 305 millones antes de que ir a juicio por la vía del contencioso-administrativo.

En las alegaciones se vuelve a mantener que el contrato entre ATLL y la Generalitat existe, que el mismo se tiene que liquidar y que esa liquidación supone para la Generalitat un desembolso de 305 millones que deberían abonarse sin ir a juicio. Se trata en esencia de ahorrarse diez años de pleitos en esta parte del dinero que la constructora de los Entrecanales y sus socios reclaman a la administración catalana.

"En conjunto, la nueva propuesta de liquidación únicamente incorpora algunos retoques y matices de carácter puramente cosmético en ciertos puntos que resultaban particularmente aberrantes en la anterior propuesta, pero mantiene la esencia confiscatoria de la misma", señala Acciona en la alegaciones y añade que la nueva propuesta de liquidación "supone una expropiación sin procedimiento".

Los 305 millones –que la propia Generalitat reconoció en los Presupuestos de 2015– no son la única cantidad que se reclama por la devolución de ATLL a la administración, sino que se le pide otros 769 millones de daños y perjuicios, que se deberían calcular de manera posterior a la liquidación del contrato y que un juez podría reducir o no.

Acciona vuelve a pedir estos 305 millones de euros por la resolución del contrato, por el valor no amortizado del canon y el valor no amortizado de las inversiones y los gastos menores, tal y como refleja el contrato. En las alegaciones se pide un nuevo proceso de liquidación, que reconozca que existe el contrato y que se indemnicen los daños y prejuicios.

Trayectoria internacional

Fuentes de Pionner han apuntado que están dispuestos a acudir a todas las instancias internacionales por este caso. Pero eso dañará la reputación de España a largo plazo.

El principal argumento de Acciona es que ninguna sentencia ha declarado la nulidad de pleno derecho del contrato. Por tanto, el contrato sigue vivo hasta que sea liquidado según los términos del propio contrato. Se considera que Acciona tiene derecho a una "indemnización no culpable".

Duplicidad

Mientras, la Generalitat ha creado otra empresa pública ATL, con dirección nombrada, que debe asumir el servicio e incluso hay procesos administrativos en marcha. La situación es tan kafkiana que los más de 300 trabajadores de ATLL ahora están dados de alta en la Seguridad social por ATLL y por la nueva empresa ATL, que todavía no ha tomado el control de las infraestructuras, si bien evidentemente solo han cobrado un sueldo. Eso también supone que hay en este momento hay inversiones paralizadas a la espera de que se resuelva el conflicto.

"Seguimos estando ante un saldo negativo absolutamente impresentable", asegura Acciona en sus alegaciones y añade que, a su juicio, "la administración se encuentra obligada a suspender la tramitación del procedimiento de liquidación hasta que el órgano judicial competente se pronuncie sobre las medidas cautelares".

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios