la negociación de las cuentas públicas

Sánchez pide al 'Ibex catalán' que medie con PDeCAT y ERC para aprobar el presupuesto

Moncloa y sus enviados han multiplicado los contactos con las grandes empresas catalanas. Piden apoyo para sacar las cuentas alegando que mejoran la inversión en Cataluña

Foto:

Pedro Sánchez ha puesto en marcha a todos los contactos a su alcance para convencer a los partidos independentistas catalanes de que apoyen los Presupuestos Generales del Estado que le garantizarían poder llegar al final de la legislatura. Según han confirmado fuentes próximas a las negociaciones, el presidente del Gobierno ha encargado a Santos Cerdán, el secretario ejecutivo de Coordinación Territorial, reunirse con los responsables de las empresas catalanas del Ibex 35 para que transmitan a PDeCAT y Esquerra Republicana la necesidad de respaldar las cuentas del Gobierno porque será "lo mejor para Cataluña". El propio Sánchez se ha citado en Moncloa esta semana discretamente con alguno de estos pesos pesados.

Cerdán, miembro de la comisión ejecutiva federal y una de las personas que se mantuvo al lado de Pedro Sánchez cuando fue destituido como secretario general del PSOE en 2016, se ha reunido en los últimos días con representantes de empresas, miembros de Foment del Treball —la patronal catalana—, para que a su vez transmitan a los partidos independentistas que lo mejor para todos es respaldar los Presupuestos Generales del Estado. El proyecto de cuentas públicas aprobado por el Gobierno, y que aún debe ratificar el Congreso, incluye un notable aumento de la inversión pública en Cataluña.

Santos Cerdán, secretario de Organización Territorial del PSOE, ha hecho ronda entre los grandes grupos con sede en Barcelona

Las mismas fuentes sostienen que Cerdán y otras personas cercanas a Pedro Sánchez han mantenido encuentros con directivos de La Caixa, Abertis, Grupo Godó y Aguas de Barcelona, entre otras empresas, para aunar apoyos por "el bien de todos". Por su parte, Francisco Reynés, presidente de Naturgy, se vio con el rey Felipe VI el pasado miércoles con motivo del 175 aniversario de la fundación de la antigua Gas Natural y, en su visita a Madrid, tenía agendada una cita en Moncloa, según fuentes del sector.

La petición ha sido bien aceptada por estas compañías, también animadas por Josep Sánchez Llibre, presidente de Foment del Treball desde noviembre, vicepresidente de la CEOE y hombre con gran entrada en círculos políticos. De hecho, Sánchez Llibre —que cuando fue diputado del Congreso en representación de Convergència i Unió hizo de pegamento entre los intereses económicos de Madrid y Barcelona— se ha involucrado personalmente en limar las diferencias que existen entre algunos miembros del PDeCAT y de Junts pel Sí.

Reynés estuvo en Madrid esta semana con el Rey y al día siguiente tenía cita en Moncloa

Mientras Pere Aragonès, miembro de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y vicepresidente de la Generalitat, está a favor de votar positivamente, o al menos no en contra, las cuentas de Sánchez, otros como Quim Torra han hecho pública su oposición incluso a debatirlas mientras sigan en la cárcel compañeros de su lucha independentista. El presidente de la Generalitat ha advertido que habrá una crisis interna en el Govern si no hay disciplina de voto y una postura consensuada ante Pedro Sánchez, del que sigue esperando un gesto real sobre las reclamaciones en favor de la autonomía de Cataluña.

Pero Torra está cada vez más solo en esa oposición férrea. Dentro de los partidos independentistas hay un debate abierto sobre qué hacer con los Presupuestos del Estado. Lo mismo ocurre en ERC. Fuentes de la formación independentista explican que no hay decisión sobre qué hacer. El primer test será la votación de las enmiendas a la totalidad, previsiblemente en febrero.

Oficialmente, siguen esperando gestos, tanto de cara al juicio del 'procés', como en algo relacionado con la independencia; pero cada vez son más las voces que apuestan por "dar aire" a Sánchez y alargar su estancia en Moncloa hasta 2020. La alternativa es ir a elecciones en mayo o como muy tarde en otoño, y ahí el PSOE presentaría el fracaso en los presupuestos como la prueba de que no tenía ningún pacto oculto con el independentismo. Por eso, en el Gobierno son optimistas y creen que los presupuestos saldrán finalmente adelante.

Cada vez hay más voces a favor de apoyar los presupuestos. (EFE)
Cada vez hay más voces a favor de apoyar los presupuestos. (EFE)

Lo que ha transmitido Cerdán, la mano derecha de José Luís Ábalos, secretario de organización del PSOE, ministro de Fomento y verdadero hombre fuerte del Ejecutivo, es que el Gobierno va a mejorar la inversión del Estado en Cataluña, especialmente en el área de infraestructuras, y que en el caso de no apoyar los presupuestos el riesgo de un adelanto electoral se multiplicaría exponencialmente. Y el panorama que le ha dibujado el líder socialista es que, en el caso de que los partidos vinculados a la derecha ganasen los comicios generales, como ha ocurrido en Andalucía, el nuevo Ejecutivo de Madrid sería mucho más duro con las fuerzas soberanistas que afrontan un 155 indefinido equivalente a la suspensión de la autonomía.

Aunque la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) sigue dando la victoria al PSOE y minimiza la aparición de VOX respecto a los resultados de las recientes elecciones en Andalucía, Cerdán ha transmitido a los líderes empresariales que el nuevo partido de derechas ha venido para quedarse y que cada vez tendrá más influencia en el voto de los ciudadanos que exigen medidas más drásticas contra las reclamaciones independentistas de Cataluña.

El Gobierno quiere explorar la división del independentismo sobre el apoyo a las cuentas

Las grandes empresas no lograron contener en 2017 la declaración de independencia y sufrieron duros ataques del independentismo. Pero ahora, Sánchez vuelve a recurrir a ellas. Ese es solo uno de los frentes que está usando el Gobierno para conseguir los apoyos a las cuentas. Hace unas semanas, ERC pidió al PSC un gesto para que apoyara los presupuestos catalanes y ese paso lo ha dado Miquel Iceta. El propio Puigdemont trasladó a Moncloa, a través de intermediarios, que si había cumbre en Barcelona el 21-D él se mostraría favorable a apoyar los presupuestos.

El Gobierno ha acelerado la aprobación de los presupuestos, inicialmente prevista para finales de este mes. Para ello, pedirá al Congreso que habilite el mes de enero, tradicionalmente sin actividad. El debate de enmiendas a la totalidad, el primer escollo de las cuentas públicas, coincidirá con el inicio del juicio del 'procés', que puede empezar el 29 de enero o el 5 de febrero. Pero, como las primeras sesiones se dedican a cuestiones técnicas, no es previsible que allí haya imágenes de tensión que impidan al independentismo permitir que se tramiten las cuentas.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
47 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios