proceso en marcha

Santander afronta en mayo la primera gran batalla judicial por Popular

Un juzgado madrileño fija en mayo el juicio por presunto enriquecimiento injusto en la compra del Popular. Este proceso es importante por las demandas que vendrían después

Foto: Ana Botín, presidenta de Santander. (EFE)
Ana Botín, presidenta de Santander. (EFE)

Banco Santander ya tiene fecha para su primera gran batalla judicial por Banco Popular. Será el 7 de mayo de 2019 cuando los abogados de Uría Menéndez, que representan al banco, se enfrenten a la primera vista por presunto enriquecimiento injusto con la adquisición de junio de 2016.

Este proceso se ha convertido en la punta de lanza de una parte de los inversores que perdieron su dinero con la resolución de Popular. Hay una parte de accionistas reclamando la nulidad en la compra de sus acciones o bonos y otros, como los de esta demanda, han optado por la vía del enriquecimiento injusto.

Este proceso fue abierto por el despacho Fieldfisher Jausas en representación de una pequeña inversora 'pillada' en bonos de Popular. Fue el primero en abrir esta vía y representa a otros 300 clientes que perdieron 150 millones con Popular. Este bufete presentará cinco demandas más a principios de 2019.

Junto a estos inversores, hay otros de mayor calibre estudiando unirse a esta vía, como el chileno Luksic, que perdió 113 millones al entrar en Popular dos meses antes de la resolución. Esta gran fortuna latinoamericana, representada en España por Roca Junyent, envió un requerimiento formal a Santander amanezando con acciones legales por enriquecimiento injusto.

Vista previa

Mientras los inversores chilenos se deciden, Fielfisher Jausas tuvo la vista previa de su proceso a finales de noviembre, en el Juzgado número 84 de Madrid. En ella, los demandantes consiguieron que se admitieran nuevas pruebas periciales en contra del criterio de los abogados de Uría. Por su parte, Santander renunció a enviar este tipo de pruebas.

La estrategia del banco en este proceso ha sido la de paralizarlo con la prejudicialidad penal, algo que el juzgado rechazó a priori hace unos meses.

Logo de Banco Popular.
Logo de Banco Popular.

Santander defenderá la legalidad de todo el proceso de resolución, dirigido por la Junta Única de Resolución (JUR) y el Fondo de Reestructuración (Frob), en el que fue el único banco que hizo una oferta. Por su parte, los abogados de los demandantes sostienen con sus periciales que Santander pagó 6.500 millones de menos por Popular, causando un daño económico a su cliente.

Junto a la vía civil (nulidad y enriquecimiento injusto), los despachos especializados en la causa de Popular han abierto otras vías: la de las querellas en la Audiencia Nacional, donde hay abierto un caso penal; los recursos ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE); y, en el caso de los mexicanos Del Valle, un arbitraje internacional contra el Reino de España.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios