Revés para seat, repsol o naturgy

Ribera suprime las ayudas al coche de gas en el nuevo plan de subvenciones al eléctrico

El IDAE ya ha puesto en manos de los ministerios competentes el borrador de la orden de bases del Plan VEA 2019 de ayudas al vehículo alternativo. 55 millones de euros a través de las CCAA

Foto: Foto de archivo de un Seat León TGI, el primer modelo propulsado por gas natural que se fabrica en la planta de Seat Martorell (Barcelona), en una estación de carga de gas natural comprimido (GNC). (EFE)
Foto de archivo de un Seat León TGI, el primer modelo propulsado por gas natural que se fabrica en la planta de Seat Martorell (Barcelona), en una estación de carga de gas natural comprimido (GNC). (EFE)

El Gobierno de España está a punto de lanzar el nuevo plan de ayudas al vehículo propulsado por energías alternativas. El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), dependiente de Transición Ecológica, ya ha enviado a los ministerios competentes para su aprobación definitiva el borrador de la orden de bases reguladoras del Plan VEA 2019.

Una de las principales novedades de estas nuevas ayudas respecto a los años anteriores es la eliminación de subvenciones a turismos propulsados por las distintas versiones de gas (GNC, GLP o bifuel), según fuentes próximas al Ejecutivo. Así, el grueso de los 55 millones de euros que contempla este proyecto irán a incentivar los vehículos eléctricos en sus diferentes modalidades de cero emisiones y ECO.

La segunda gran novedad es que las ayudas se canalizarán a través de las Comunidades Autónomas, que serán las que tendrán que articular las subvenciones en sus territorios para optimizar las necesidades de cada región. Hasta ahora, era el propio IDAE y el Ministerio de Energía quienes centralizaba esta tarea.

Fotografía de archivo de Joan Herrera Torres, director del IDAE. (EFE)
Fotografía de archivo de Joan Herrera Torres, director del IDAE. (EFE)

Se espera que las ayudas puedan estar disponibles hacia el mes de marzo del próximo año, una vez que las distintas regiones estén preparadas administrativamente y con todo el soporte tecnológico habilitado. Los fondos se estructurarán en cuatro apartados diferentes: recarga rápida, vehículos, movilidad de empresas y servicio de bicicletas.

En un primer momento, el proyecto contemplaba unos 66 millones de euros. Estos correspondían a 50 millones de euros de los presupuestos de este año más 16,6 millones procedentes de la Dirección General de Industria y de la PYME, dependiente del Ministerio que lidera Reyes Maroto. La iniciativa pasaba por unificar ambas partidas en el IDAE, dirigido desde antes de verano por el exportavoz en el Congreso de los Diputados por Iniciativa per Catalunya Verds (ICV) Joan Herrera. Sin embargo, la suma de partidas no llegó finalmente a concretarse.

Fuentes al tanto de las negociaciones creen que las diferencias a la hora de actuar entre los ministerios impidió que se materializara esa aportación. Este tenía que haber llegado antes de octubre de este año y al expirar el plazo el Ministerio de Hacienda recuperó los 16 millones, con lo que finalmente no dispusieron de estos fondos para fines de movilidad sostenible.

Al final el plan irá dotado de esos 50 millones de euros contemplados en los presupuestos de 2018 más cinco millones de euros pendientes del año anterior que no se habían desbloqueado.

Pedro Sánchez junto a las ministras Teresa Ribera e Isabel Celaá. (Reuters)
Pedro Sánchez junto a las ministras Teresa Ribera e Isabel Celaá. (Reuters)

Aunque el gas perderá casi todo su peso en la dotación de ayudas, sí mantendrá un pequeña espacio. Se subvencionarán vehículos propulsados por GNC o GLP siempre que no exista una alternativa sin emisiones. Es decir, todo lo que atañe a vehículos pesados de uso industrial como camiones.

La nueva asignación de recursos está en línea con los mensajes que ha ido deslizando el Gobierno de Pedro Sánchez en materia de movilidad. La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ya presentó en un borrador de anteproyecto para la Ley de Cambio Climático, que se espera se sustancie a lo largo de 2019, su intención de prohibir la venta todos los vehículos que emitan gases de efecto invernadero -incluidos los de gas- a partir de 2040 y también la circulación desde 2050.

El fin de las ayudas públicas del Estado para los vehículos de gas supone un revés para los planes de movilidad de compañías como Seat, Repsol o Naturgy, que se encuentran con un nuevo mensaje contra esta tecnología en pleno lanzamiento de sus estrategias de movilidad con inversiones para desarrollar los vehículos propulsados por gas natural comprimido o gas licuado de petróleo, así como la infraestructura de abastecimiento del carburante.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios