Negociaciones en marcha

Unicaja reclama la presidencia ejecutiva para aceptar la fusión con Liberbank

Malestar en el entorno de la entidad malagueña por las filtraciones de que Menéndez podría ser el primer ejecutivo del grupo resultante de la fusión Unicaja-Liberbank

Foto: Fachada de la sede central de Unicaja en Málaga. (EFE)
Fachada de la sede central de Unicaja en Málaga. (EFE)

Primeros roces en la fusión Unicaja-Liberbank. El futuro organigrama de la entidad se ha convertido ya en un quebradero de cabeza antes de estar realmente sobre la mesa. Las filtraciones de un posible pacto para situar a Manuel Menéndez, consejero delegado de Liberbank, como primer ejecutivo han generado malestar en Unicaja durante los últimos días.

Por ello, directivos y accionistas de la entidad malagueña han fijado ya la primera línea roja de las negociaciones: Unicaja Banco tendría la presidencia ejecutiva del nuevo grupo, según distintas fuentes próximas al grupo consultadas por El Confidencial.

El banco presidido por Manuel Azuaga pondrá esta condición sobre la mesa cuando llegue el momento de discutir el organigrama de las negociaciones, algo que todavía no ha ocurrido. El hecho de que las filtraciones "interesadas" hayan sido tan incipientes han provocado asombro en la entidad.

Conversaciones iniciales

Por el momento, fuentes oficiales señalan que las negociaciones se centran en los aspectos financieros de la fusión. Las conversaciones arrancaron en octubre y tras dos meses de tanteos ya hay dos bancos de inversión realizando una 'due diligence' (revisión de activos) para decidir cuánto vale cada entidad y cómo se reparten el capital y el poder del nuevo grupo.

Desde Unicaja y el mercado, dan por hecho que será esta entidad la que lidere el grupo. Según Credit Suisse, los accionistas del banco malagueño se harían de partida con un 62% del capital de la nueva entidad, frente al 38% de Liberbank.

Manuel Menéndez, presidente de Liberbank.
Manuel Menéndez, presidente de Liberbank.

Una vez se tengan las valoraciones, se decidiría la ecuación de canje de las acciones, que según los analistas de Banco Sabadell sería de 1 acción de Unicaja por 2,7 de Liberbank.

Y tras acordar el canje y el reparto del capital, será cuando se decida cómo se organizan el consejo de administración y el comité de dirección. Desde el entorno de Unicaja se ve a Manuel Azuaga como presidente ejecutivo, aunque habría que sortear las reticencias del BCE, que ya con BBVA intentó evitar esta figura.

Con este esquema, Menéndez sería consejero delegado. Aunque hay quinielas que meten entre los potenciales directivos destacados a Enrique Sánchez del Villar, actual consejero delegado de Unicaja y hombre de confianza de Braulio Medel, presidente de la fundación. Queda mucho partido por delante en la fusión, que Unicaja afronta con ventaja.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios