ALMENDRALEJO QUIERE TRIPLICAR SU PRODUCCIÓN

Extremadura se rebela contra la restricción al cava y en Cataluña se empiezan a hartar

La guerra del cava entre las grandes familias catalanas y los productores extremeños se reaviva por la intención del ministerio de Agricultura de volver a limitar la producción

Foto: Una planta de producción de cava en el municipio de Almendralejo, Extremadura. (EFE)
Una planta de producción de cava en el municipio de Almendralejo, Extremadura. (EFE)

En Almendralejo (Badajoz) los agricultores hablan directamente de "humillación". Dicen que por culpa de una "política proteccionista" de las bodegas de cava catalanas su futuro está en peligro, y con ello el tejido económico de toda la ciudad, que ha convertido el cava en su seña de identidad. "Tenemos capacidad para multiplicar las hectáreas de viñedo para cava porque la demanda es enorme, pero nos encontramos con que el Consejo Regulador del Cava ha decidido que aquí no crece nadie. En Cataluña están saturados, hace años que no crecen en ventas a nivel nacional y nos lo hacen pagar a nosotros que podríamos hasta triplicar la producción. Nos ven como una amenaza cuando deberían vernos como una oportunidad", protesta Juan Antonio Álvarez, gerente de la Comunidad de Labradores de Almendralejo. Se acerca la Navidad y regresa la 'guerra del cava' entre Cataluña y Extremadura, una contienda que mezcla lo comercial con lo político y que a cada nueva entrega se vuelve más agresiva.

Juan Antonio Álvarez, gerente de la Comunidad de Labradores de Almendralejo, en un viñedo. (D.B.)
Juan Antonio Álvarez, gerente de la Comunidad de Labradores de Almendralejo, en un viñedo. (D.B.)

El año pasado, los agricultores y bodegueros de Almendralejo, el único municipio extremeño autorizado a producir bajo la Denominación de Origen Cava, se echaron las manos a la cabeza al comprobar que el Ministerio de Agricultura solo permitía un crecimiento de 172,2 hectáreas para todas las regiones que conforman la denominación, encabezada por Cataluña (85% de la superficie total) y seguida por La Rioja, Aragón, País Vasco, Castilla y León, Valencia y Extremadura. Este año, la pesadilla se ha vuelto a repetir para las regiones minoritarias: el borrador de resolución del ministerio permite 377 hectáreas más para cava, pero solo pueden ser reconversiones de tierras y no hectáreas nuevas La resolución definitiva tiene que ser publicada en el BOE antes del 30 de diciembre.

"El problema", advierte Álvarez, "es que no vamos a ver ni una de esas hectáreas. De las 172 del año pasado, el consejo regulador nos dio ocho o nueve y este año será igual. Lo lógico sería que dieran más superficie a quien puede crecer, pero parece que no les interesa. Replantar no es de la noche a la mañana, necesita al menos cuatro años antes de empezar a dar frutos. Cada año que pasa el perjuicio es mayor". Cerca de 200 agricultores tienen alguna hectárea de viñedo de cava en Almendralejo. Todos ellos ampliarían extensión si pudieran por una razón obvia: el litro de vino base para cava se vende a casi el triple que el vino blanco común.

Cerca de 200 agricultores tienen alguna hectárea de viñedo de cava en Almendralejo. Todos ellos ampliarían extensión si pudieran

El Consejo Regulador del Cava, con sede en Vilafranca del Penedès (Barcelona), ha declinado valorar las reclamaciones de Extremadura, como también opta por el silencio el Institut del Cava, que representa a las grandes familias del Penedès. Parece evidente que los bodegueros catalanes, con Freixenet, Codorníu y Juvé & Camps a la cabeza, no quieren entrar al trapo en esta guerra, y menos convertirla en un conflicto entre Cataluña y Extremadura en un momento tan sensible políticamente y a cuenta nada menos que del cava, el primer producto al que siempre se llama a boicot desde el resto de España.

Planta embotelladora de cava en Almendralejo (Badajoz). (EFE)
Planta embotelladora de cava en Almendralejo (Badajoz). (EFE)


Pescar en río revuelto

"Es vergonzoso que la Junta de Extremadura a través de sus agricultores nos utilice para hacer propaganda y decirle a su gente que no hay más empleo y más riqueza porque en Cataluña no les dejan. Eso es mentira. En Almendralejo hay suficiente uva para cubrir toda la demanda de cava y la prueba es que están vendiendo vino base a granel a otras regiones. Si estuvieran tan mal, ese vino lo usarían para fabricar más botellas", protesta un bodeguero catalán vinculado al consejo regulador. En Cataluña, la sensación es que las protestas de Almendralejo, cuya producción supone un 2,5% del total, ponen en riesgo el prestigio de la D.O. Cava y solo tratan de llamar al boicot a las firmas catalanas para pescar en río revuelto y ganar cuota de mercado.

Los agricultores extremeños niegan las acusaciones y señalan a sus tierras. "A nadie le conviene que haya boicot al cava. Solo pedimos al consejo regulador que venga aquí y conozca nuestra realidad", dice Antonio Ortiz, presidente de la cooperativa Viticultores de Barros y agricultor. "Yo tengo diez hectáreas listas para plantar cava, pero por culpa de las restricciones tendré que plantar uva para vino común y ganar un 30% de lo que ganaría con el cava. Las bodegas no paran de llamar a los agricultores pidiendo cava pero no se lo podemos dar. Eso está afectando a nuestros resultados y a toda la ciudad de Almendralejo. Aquí el 50% de la gente vive de la agricultura, y sabemos que cuando al agricultor le va bien ese dinero revierte en todos los negocios. Plantar cava nos permite también empezar antes la vendimia y contratar más meses a los temporeros, y también las bodegas podrían contratar empleados. Lo que pedimos es de justicia", explica Ortiz. Almendralejo tiene 34.543 habitantes y una tasa de paro del 23%.

Almendralejo se promociona como 'ciudad del cava'. (D.B.)
Almendralejo se promociona como 'ciudad del cava'. (D.B.)

Los bodegueros extremeños optan por el silencio porque se encuentran en mitad del fuego cruzado. Quieren apoyar a sus agricultores porque sus ventas crecen a ritmos de entre el 10% y el 40% anual y necesitan más vino base, pero al mismo tiempo no pueden enfrentarse abiertamente a la D.O. Cava. "Nosotros dependemos de los catadores que nos manda el consejo regulador. Si en una cata consideran que ese vino no tiene calidad suficiente nos lo echan para atrás y tenemos que usarlo para hacer vino blanco pero habiéndolo pagado a precio de vino para cava, que es el triple. Nos jugamos mucho en esto y no podemos levantar mucho la voz", explica uno de estos bodegueros. Otro bodeguero lo tiene claro: "El cava es como las farmacéuticas, es un 'lobby' muy poderoso que exige al ministerio un crecimiento cero para proteger a la mayoría que está en Cataluña".

Hay cuatro nuevas bodegas en proyecto en Almendralejo, lo que incrementará la necesidad de vino base de cava en los próximos años

La Unión de Agricultores y Ganaderos de Extremadura va más allá y asegura que "como prosiga la decisión del ministerio, las bodegas productoras de cava extremeño van a tener que comprar cava catalán para envasarlo en Extremadura y poder cumplir los compromisos comerciales". Actualmente, Almendralejo cuenta con 1.500 hectáreas certificadas para cava, de las cuales solo producen 500. El resto empezará a dar frutos en los próximos dos años. Tal vez por ello, ya hay hasta cuatro nuevas bodegas en proyecto en Almendralejo, lo que previsiblemente incrementará la necesidad de vino base de cava en los próximos años.

Antonio Ortiz, presidente de la cooperativa Viticultores de Barros. (D.B.)
Antonio Ortiz, presidente de la cooperativa Viticultores de Barros. (D.B.)

Con todo, los bodegueros extremeños son algo menos alarmistas que los agricultores. "Hoy no existe ningún problema de abastecimiento", aseguran, "pero en dos o tres años, si siguen estas restricciones, sufriremos escasez". Almendralejo produce actualmente seis millones de botellas de cava (de un total de 252 millones de la D.O.). A medio plazo proyectan alcanzar los diez millones. Según un informe técnico realizado por expertos de la Universidad de Extremadura (UEx), el mercado del cava extremeño experimenta un 9% de crecimiento anual desde el año 2000. Cerca del 80% de la producción la domina Bodegas López Morenas, seguido a mucha distancia por Romale, Vía de la Plata y Marcelino Díaz.

En Almendralejo nadie discute que el 'boom' del cava extremeño se produjo al calor de las primeras llamadas al boicot de los productos catalanes, allá por el año 2006 cuando Josep Lluís Carod-Rovira tomó la vicepresidencia de la Generalitat, aunque todos subrayan que si hoy sigue creciendo es debido "a la excelente calidad y buen precio" y no por el rechazo a las firmas catalanes. Desde Cataluña, de nuevo, se sienten utilizados: "Antes de las llamadas al boicot, Extremadura apenas producía nada y sus bodegas estaban a punto de cerrar. Todos estos años se han beneficiado de las campañas de promoción internacional del cava y de su prestigio y a la que se han visto un poco fuertes han empezado de decir que somos el demonio", afirma esta fuente radicada en el Penedès.

Operarios trabajando los viñedos para cava en una plantación de Cataluña. (EFE)
Operarios trabajando los viñedos para cava en una plantación de Cataluña. (EFE)

El peligro del 'prosecco'

Otra de los agravios del cava extremeño es la irrupción del 'prosecco' italiano, un vino espumoso que hace la competencia al cava por el rango de los vinos baratos. "El consejo regulador nos acusa de devaluar el precio del cava si aumentamos la producción pero al mismo tiempo Freixenet multiplica sus hectáreas de 'prosecco' en Italia y las quiere comercializar en España. No tiene sentido", se queja el gerente de la Comunidad de Labradores de Almendralejo. En efecto, la alemana Henkell, nuevo socio de referencia en Freixenet con un 50% de las acciones, anunció meses atrás que su objetivo es competir en volumen y no en calidad en el mercado europeo de los espumosos. Y eso incluye no solo apostar muy fuerte por el 'prosecco' sino también por el rango de cavas de menor calidad con el fin de robarle mercado a García Carrión, propietaria, entre otros, de Cava Jaume Serra.

"Se están pegando un tiro en el pie", advierte uno de los bodegueros extremeños. "Por eso se entiende todavía menos que mientras Freixenet introduce el 'prosecco' en España y apuesta por el cava barato en el supermercado, a nosotros nos limiten la producción. O quizá todo se explica precisamente por eso".

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
110 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios