torres apuesta por Onur Genç

Turco, ex McKinsey y desde EEUU, ¿quién es el nuevo CEO de BBVA?

Carlos Torres sorprende al mercado con un 'outsider', al elegir a Onur Genç para sucederle como consejero delegado cuando él se convierta en presidente ejecutivo en enero

Foto: Carlos Torres y Onur Genç.
Carlos Torres y Onur Genç.

Carlos Torres ya ha tomado su primera decisión relevante como futuro presidente ejecutivo, al escoger a un 'outsider' para sucederle como consejero delegado cuando él tome las riedas de la presidencia ejecutiva al echarse a un lado Francisco González. Se trata de Onur Genç, un turco de 44 años que ha hecho carrera en banca desde 2012, cuando fichó por Garanti, y que en los últimos dos años se hizo cargo del negocio de BBVA en Estados Unidos. Antes, por supuesto, hizo carrera en McKinsey, ya que "si no, no puedes aspirar alto en el nuevo BBVA", ironiza un banquero.

Onur Genç (1974, Trebisonda, Turquía) será el apoyo de Carlos Torres Vila en la renovada cúpula de BBVA, que ha estado comandado por Francisco González en solitario desde 2001. "Es un golpe maestro de Carlos Torres, que elige a un ejecutivo sin cargas ni compromisos salvo con él, que tiene más experiencia en negocio bancario y es un adelantado en la tecnología del sector financiero", aseguran fuentes financieras. No en vano, estas mismas fuentes señalan que bajo su mando, Garanti tomó la delantera tecnológica en Turquía, que de por sí tiene un sector financiero que tiende a una profunda digitalización.

La experiencia de Genç en banca es acotada a seis años, ya que se incorporó en 2012 a Garanti como vicepresidente ejecutivo responsable de banca minorista y privada, y asumió poco después las responsabilidades del sistema de pagos de la entidad turca, en la que dos años antes BBVA había comprado el 25%, y actualmente ya tiene el 49%, posición que Torres asegura que no se moverá. En 2015 se convirtió en vicepresidente de Garanti Bank, con lo que incorporó también el mando sobre la banca mayorista, y en enero de 2017 se desplazó a Estados Unidos para convertirse en consejero delegado de BBVA Compass y responsable en Estados Unidos de todas las operaciones del grupo.

Durante este tiempo, el futuro consejero delegado de BBVA se ha ganado fama de ser muy agresivo en el negocio bancario, tanto en el segmento minorista como el mayorista, implicándose en el desarrollo y oferta de productos. También ha labrado su popularidad como experto en digitalización. En este sentido, hay paralelismos con Torres, ya que estudió Ingeniería Eléctrica en Estambul, y desarrolló su carrera profesional en McKinsey, donde estuvo 13 años y se convirtió en socio sénior y director de la oficina de Turquía con 34 años. Antes, había empezado a trabajar en American Airlines como controlador financiero, donde estuvo año y medio.

El BCE, condicionante

Este currículo le ha valido para tener una vitola de "brillante" entre la dirección de BBVA, en la que cundió la sorpresa este miércoles, después de que el consejo de administración avalara su nombramiento por mayoría. Aunque como Torres y algunos de sus afines en la alta dirección es un McKinsey, su experiencia reciente en banca sirve para tratar de evitar problemas con el Banco Central Europeo (BCE), que debe aprobar su ascenso. Al menos, eso confían en BBVA. La autoridad monetaria y supervisora ha estado inmersa en el proceso como condicionante, después de no haber visto con buenos ojos que BBVA mantuviera en la sucesión de González la presidencia ejecutiva, algo que quiere evitar en el sector financiero del viejo continente.

En la banca, dentro y fuera de BBVA, se daba por hecho que a Carlos Torres le hubiera gustado acompañarse de Ricardo Forcano, actual director global de talento y cultura del banco, y Javier Rodríguez, director de estrategia y M&A. Ambos coincidieron con Torres antes de BBVA, en Endesa y McKinsey respectivamente, pero su escasa experiencia en banca comercial podría haber generado una nueva confrontación con BBVA. Por otro lado, ejecutivos de la entidad veían que Jaime Sáenz de Tejada y Juan Asúa entraban en las quinielas por currículo. Entre medias, habían ganado peso nombres propios como el de Cristina de Parias, responsable de BBVA España. "Hay muchas decepciones esta semana", apunta un ejecutivo financiero.

Sin embargo, finalmente el elegido ha sido un nombre propio desconocido para muchos, que asume el puesto a los 44 años, lo que golpea las aspiraciones de otros banqueros del grupo más veteranos y podría incentivar salidas a corto o medio plazo, y que curiosamente no sabe hablar español. Así lo ha reconocido en una entrevista hecha por el equipo de comunicación de BBVA, en la que pide "paciencia" al respecto. Otra lectura que ha corrido como la pólvora este miércoles es que supone un espaldarazo para Garanti justo el año en que más ha sufrido el grupo español por su exposición a Turquía, ante la crisis de la lira turca. En gran parte por ello, así como por otros sustos en México, cotiza por debajo del valor en libros y cerca de mínimos de dos años, pese a haber incrementado su rentabilidad por encima del coste del capital, algo que solo consiguen en España el propio BBVA y Bankinter.

En BBVA describen a su futuro consejero delegado como aficionado al deporte y a viajar, así como a la lectura de temas sobre ciencia, economía e historia. Está casado y tiene dos mellizos de 14 años, y le acompañarán a Madrid. Como Banco Santander con Andrea Orcel, BBVA se ha inclinado por un extranjero, aunque rizando más el rizo por su desconocimiento de España y del idioma. En cualquier caso, reforzará la apuesta de Torres por la digitalización y por globalizar el banco. México y España siguen siendo los dos principales mercados para BBVA, con el 41% y el 24% respectivamente del beneficio entre enero y septiembre. Los dos siguientes son los que mejor conoce Onur Genç: Estados Unidos, con un 12%, y Turquía, con un 10,8%.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios