Apuestan por ampliar capital

Los Benetton se reservan 1.500 millones para futuras compras de Cellnex en Europa

Esta reserva se produce a través de la firma instrumental ConnecT, que usan los Benetton para controlar el 29% de la gestora de infraestructuras y que carece de endeudamiento

Foto: Una antena de Cellnex. (Reuters)
Una antena de Cellnex. (Reuters)

Los Benetton se han reservado 1.500 millones para nuevas compras de Cellnex en Europa, que se pueden concretar en adquirir activos de torres el próximo año, en especial provenientes de Vodafone y de grupos similares sumidos en crisis accionariales, como es el caso de Inwit en Italia, según explican fuentes del sector de telecomunicaciones. Esta reserva se produce a través de la sociedad instrumental ConnecT, que usan los Benetton para controlar el 29% de la gestora de infraestructuras de torres de comunicación. En ese vehículo societario, los italianos están asociados con los fondo soberanos de Abu Dhabi, Adia (20%), y de Singapur (GIC), con otro 20%.

ConnecT, además, se mantiene alejado de la deuda. Cellnex sí que tiene deuda, pero la sociedad que controla el 29% de la empresa española no. Al contrario, se ha reservado esos 1.500 millones para futuras ampliaciones de capital de Cellnex, ya que no se quiere incrementar el coste del pasivo que soporta la gestora de torres, que ahora tiene una deuda neta de 2.237 millones. Estos pasivos, en teoría, podrían aumentar para hacer frente a una adquisición, pero no sin desequilibrar el ratio con los recursos propios.

[Cellnex nombra a un ejecutivo del fondo de Abu Dabi (ADIA) consejero dominical]

El coste de ampliar capital tendrá impacto negativo en el precio de la acción a corto plazo, pero Cellnex se encuentra en una fase de su historia centrada en consolidar adquisiciones y ganar tamaño.

Este año 2018, Cellnex no ha llevado a cabo grandes adquisiciones: apenas se ha gastado 34 millones de euros en hacerse con Xarxa Oberta, de Mediapro. Otros intentos de compra no fructificaron por los precios de los activos ofrecidos. La última gran compra de Cellnex fueron parte de las torres de MásMóvil en España, a finales de 2017.

Se prevé que Vodafone defina el próximo mes de mayo qué hará con sus torres de telecomunicaciones, según explicó Nick Read en Barcelona en un reciente encuentro mundial del sector. El plan de Vodafone podría pasar por poner a la venta un paquete de sus torres para reducir la deuda, según los analistas de Barclays. Vodafone tiene una cartera de 55.000 torres en Europa sobre las que tiene control total y que son las más atractivas para sacar a la venta. Otros analistas como Jefferies valoran esta operación de Vodafone en una cuantía que rondaría los 12.000 millones de euros.

Italia o España

Lo que se prevé es una venta por paquetes, porque Vodafone podría así maximizar el precio obtenido. Los paquetes que más interesarían a Cellnex serían los que salgan a la venta en países como Italia o España, según los cálculos de diversos analistas, aunque también podría seguirse una estrategia de diversificación de países.

La previsión es que Vodafone se decante por vender sus torres por paquetes, pero otras oportunidades podrían surgir en la tensión accionarial en Inwit

Vodafone no será la única venta de oportunidad que se abrirá para Cellnex el próximo año. En Inwit, una empresa de torres de Italia que en su día ya quiso controlar Cellnex, se vive una verdadera batalla empresarial entre la francesa Vivendi y el fondo Elliot. Según quién sea el ganador, aquí podría haber otra oportunidad de adquisición para la empresa española.

Año de ajustes

Este año, Cellnex ha ajustado personal. Ha dedicado 60 millones a prejubilaciones, así que ha cerrado el año con 26 millones de pérdidas al final del tercer trimestre. La previsión es que el año en curso acabe en números rojos, pero que sea algo puntual que no se repita en otros ejercicios.

El grupo que preside Marco Patuano, y al frente del cual está Tobías Martínez como consejero delegado, facturó al cierre de septiembre 665 millones, un 15% más que en el mismo periodo del año anterior. El objetivo es convertirse en un gigante europeo de las infraestructuras que doble su tamaño en los próximos cuatro año. Para eso, hace falta algo más de crecimiento orgánico. Y los Benetton han sacado la chequera.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios