quiere acortar los plazos a 48 horas

Ikea se alía con Seur y Correos para abaratar las entregas de paquetes en las ciudades

La firma sueca se alía con Seur para cobrar entre cinco y nueve euros por paquete. En paralelo, negocia un acuerdo con Correos para que los clientes puedan recoger sus pedidos en las oficinas

Foto: Ikea cobra entre cinco y nueve euros por paquete desde ahora. (Reuters)
Ikea cobra entre cinco y nueve euros por paquete desde ahora. (Reuters)

Ikea pisa el acelerador en venta 'online'. La compañía sueca ha firmado un acuerdo con Seur y está a punto de alcanzar otro con Correos para apuntalar el servicio de paquetería, que abarca desde accesorios del hogar hasta pequeños muebles comprados a través de la web. Con la primera alianza, Ikea llegará a cualquier punto de la península Ibérica en un plazo de entre tres y cinco días laborables a un precio más bajo.

Las tarifas del servicio oscilan entre cinco euros para los paquetes de hasta cinco kilos y nueve euros para los pedidos de más peso —hasta un máximo de 20 kilos—, frente a los más de 20 euros que costaban antes. Las dimensiones de embalaje no pueden ser superiores a 60x40x39 centímetros. "Ikea se ha unido a Seur para ofrecer precios competitivos, tiempos de entrega más ágiles y una mayor accesibilidad", matizan fuentes de la empresa tras ser consultadas por este periódico.

En paralelo, el gigante de los muebles negocia una alianza con Correos para que los clientes puedan recoger paquetes pequeños en oficinas postales o en distintos puntos de la ciudad como quioscos, un servicio ya disponible en otras empresas como El Corte Inglés.

¿Qué cambia con los acuerdos? Ikea ya preparaba y enviaba los pedidos a tiendas, domicilios o puntos de recogida (27 en toda España) desde 2017, pero lo hacía a un precio que oscilaba entre 19 y 49 euros por los elevados costes logísticos. Los acuerdos con terceros permiten abaratar el servicio en paquetes pequeños y, a medio plazo, acortar los plazos de entrega a 48 horas como máximo.

La entrega de muebles a domicilio con un peso superior a 20 kilos seguirá costando 49 euros en las provincias con tienda física (A Coruña, Asturias, Barcelona, Vizcaya, Cádiz, Madrid, Málaga, Murcia, Navarra, Sevilla, Valencia, Valladolid, Zaragoza) y 69 euros en el resto. Ikea trabaja con sus propios proveedores de transporte, instalación y montaje en todo lo que no es paquetería.

13.000 pedidos en tres meses

El servicio de paquetería con Seur se activó en agosto. Desde entonces, ambas compañías han gestionado unos 13.000 pedidos que salen desde el centro de distribución de Ikea en Valls (Tarragona). Los paquetes se trasladan al centro automatizado de Barcelona, donde se produce la primera lectura de la mercancía y se avisa al cliente por 'e-mail' o SMS para que pueda hacer el seguimiento de su compra.

A partir de ese momento, los paquetes son transportados a la delegación provincial de Seur que corresponda para acabar en el domicilio del cliente. Ikea no es la única compañía empeñada en mejorar la experiencia de compra 'online'. Amazon, El Corte Inglés o Carrefour llevan la delantera en este ámbito, mientras otros como Mercadona han cambiado el chip tras demasiados años con una web desatendida.

La transformación digital y las tiendas urbanas son las dos grandes apuestas de Ikea este año.
La transformación digital y las tiendas urbanas son las dos grandes apuestas de Ikea este año.

El 'e-commerce' es uno de los ejes clave para el grupo sueco junto a las pequeñas tiendas urbanas, como señaló el CEO de Ikea en una entrevista con El Confidencial. Jesper Brodin se da tres años de transición para consolidar el modelo omnicanal. La facturación 'online' ya representa un 8% de las ventas totales a nivel mundial —34.800 millones de euros (+4,7%) en 2018—, un porcentaje que asciende al 5,2% en España frente al 16% de otros países como Reino Unido.

La cadena especialista en muebles ya está usando una parte de sus macrocentros como almacén logístico para llegar a todos los puntos de España. "Quizá debemos empezar a preguntarnos si necesitamos seis tiendas físicas en Berlín o basta con cuatro", reflexionó Brodin. Con todo, tanto Ikea como Leroy Merlin o Decathlon niegan que los grandes formatos periféricos que les catapultaron a la fama vayan a desaparecer.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios