sin coste mínimo de compra en navidades

Órdago de Amazon en EEUU: suprime los gastos de envío y desafía a la competencia

A partir de ahora, todos los clientes de ese país podrán pedir unos calcetines o un champú sin coste adicional, una estrategia con la que Amazon pretende robar cuota de mercado a los minoristas

Foto: Amazon fusila los gastos de envío en Estados Unidos por Navidad. (Reuters)
Amazon fusila los gastos de envío en Estados Unidos por Navidad. (Reuters)

Amazon inicia la guerra de los envíos gratuitos en Estados Unidos. El rey de la venta 'online' acaba de suprimir los gastos de envío en ese país, una ventaja que hasta ahora estaba reservada a los usuarios suscritos al servicio Prime o a las compras superiores a 25 dólares. Desde este lunes, todos los clientes podrán comprar calcetines, bolígrafos, cargadores, champús o cualquier otro producto de poco valor sin coste adicional.

La nueva estrategia se prolongará durante todas las navidades sin fecha de fin definida, suprime el coste mínimo de compra (25 dólares), abarca todas las áreas (como electrónica, moda, hogar o juguetes) y pone a temblar a los minoristas, pues no todos tienen el pulmón financiero suficiente como para asumir semejante deterioro de los márgenes. “Eliminar los gastos de envío no es viable para nadie. Amazon lo hace porque está dispuesto a todo si eso implica ganar cuota de mercado”, sostiene Laureano Turienzo, profesor de la escuela de negocios ESIC y director ejecutivo de Retail Institute.

[Lea aquí: Amazon estrena marca blanca de moda en Europa y pone en guardia al sector textil]

Sea rentable o no, sus competidores en Estados Unidos no se han quedado de brazos cruzados. Un ejemplo es la cadena de grandes almacenes Walmart, que ya ha abaratado los gastos de transportes y juega con la ventaja de tener muchos puntos de entrega en todo el país. Queda por ver cuánto tardará Amazon en replicar su estrategia en Europa, donde ya ha traído marcas blancas de moda y colecciones deportivas a precios asequibles, para sofoco de Primark o Decathlon.

No obstante, Turienzo se muestra cauteloso con los envíos gratuitos. No pone en duda que Amazon vaya a cumplir su palabra en Nueva York, pero se pregunta si lo hará en Ohio o en regiones remotas. “Todos sus movimientos deben ser analizados seis meses después”, matiza. Algunas de sus iniciativas no han terminado de cuajar, como Amazon Wardrobe (armario en inglés). Este proyecto activo en Estados Unidos permite a los clientes Prime probarse 12 prendas en su casa antes de pagarlas. Si ninguna les convence, pueden devolverlas una semana después sin coste adicional. “En la práctica, nunca hay tallas disponibles más allá de la XS o la XXXL”.

Los expertos no ven clara la nueva apuesta de Amazon, pues es una 'ruina' para el sector. (Reuters)
Los expertos no ven clara la nueva apuesta de Amazon, pues es una 'ruina' para el sector. (Reuters)

Tampoco lo ve claro Marcos Álvarez. El consultor de moda y autor de ‘Retail Thinking’ (Profit Editorial) opina que los envíos gratuitos son una ruina para los minoristas. “¿Quién pagará el coste de las devoluciones o las entregas no completadas? ¿Qué pasa si hay que hacer más de un viaje porque el cliente no está en casa?”, plantea. La denominada como logística inversa es un problema no resuelto al que se enfrenta todo el sector.

Otro tema que preocupa a los directivos del gran consumo es el impacto de la venta 'online' en las ciudades. Los envíos masivos de paquetes en fechas clave como las navidades “no van a ser sostenibles ni desde el punto de vista medioambiental ni económico”, dijo el presidente de la patronal Aecoc en su 33º congreso anual. Javier Campo prevé la gestión de hasta cinco millones de pedidos en un solo día (Black Friday) frente a los 37 millones de Correos en todo un año.

[Lea aquí: Los directivos del gran consumo temen que el envío de pedidos 'online' sea insostenible]

Gastos de envío en España

Salvo sorpresa, Amazon va a mantener su nueva política de gastos de envío dentro de Estados Unidos, su mercado estrella. Allí concentra el 68% de las ventas a nivel mundial. España apenas representa un 7,5% de su facturación, según estimaciones de la consultora Tandem Up (Grupo Viko). Amazon, El Corte Inglés, Zara, PC Componentes y Vente Privée son los cinco operadores con más peso en ‘e-commerce’ en España.

Si Amazon no toca la estructura en nuestro país, los clientes ‘del montón’ —no Prime— seguirán pagando 3,95 euros adicionales por pedido en los envíos estándar (en tres días laborables). La tarifa asciende a 4,99 euros si el plazo es de 48 horas o a 7,99 euros para entregas en el mismo día. Los españoles suscritos al servicio Prime disfrutan de precios más baratos en todas las modalidades, sin gastos de envío en compras superiores a 29 euros.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios