RESULTADOS DEL TERCER TRIMESTRE

El mercado castiga el estancamiento de Bankia (-3%) y aleja su privatización

La entidad ganó 744 millones entre enero y septiembre, un 0,6% más que el año anterior. El banco parcialmente nacionalizado se aleja de su objetivo de rentabilidad para 2020

Foto: Oficina de Bankia. (EFE)
Oficina de Bankia. (EFE)

Bankia está sufriendo con su dependencia a los tipos de interés. Las expectativas han variado desde que publicó su plan estratégico, agudizando las dificultades para cumplirlo. La entidad apenas incrementó su beneficio en términos interanuales, pese a incorporar BMN, y su rentabilidad se aleja de las metas presentadas al mercado. Las acciones han caído un 2,86%, encabezando las pérdidas del Ibex 35.

La entidad publicó un beneficio de 744 millones de euros, que crece un 0,6% interanual. El margen de intereses aumentó un 5,1% hasta los 1.542 millones, mientras que el margen bruto se elevó un 12,8% hasta los 2.706 millones. No obstante, en igualdad de perímetro (sumando BMN a los resultados de 2017 para la comparativa), el margen de intereses cae un 10%, mientras que el margen bruto desciende un 5,5%. Dentro del margen bruto, el resultado de operaciones financieras mejora un 21,4% hasta los 381 millones, y las comisiones netas un 25,8% hasta los 799 millones. "La evolución de los márgenes ha sido decepcionante, especialmente la caída del margen de intereses trimestre contra trimestre (del 5%). Para 2020 el plan estratégico que tiene es de 2.900 millones, mientras que el consenso ya está en 2.300 millones", explica Gonzalo López, analista de Mirabaud.

Los tipos de interés al 0% penalizan al banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri, que tiene una gran dependencia al ‘precio del dinero’ por su elevada cartera hipotecaria a tipo variable. Por ello, para la entidad es clave la desintermediación del dinero (fondos respecto a fondos y depósitos), en la que aún está por detrás de los grandes bancos españoles cotizados, con un 12%. Esta ratio, eso sí, aumenta en 12 meses en 129 puntos básicos.

Bankia ha acelerado la venta de fondos de inversión, donde ha ganado cuota de mercado (del 6,24% al 6,4% en un año entre los fondos españoles, según Inverco), y planea alcanzar el millón de clientes con su servicio de carteras discrecionales Bankia Gestión Experta. Con esta tendencia, ha incrementado los ingresos por comisiones netas un 3,1% en igualdad de perímetro, hasta los 799 millones entre enero y septiembre.

Este crecimiento está por debajo de otros competidores. José Sevilla, consejero delegado de Bankia, señala que espera que el ritmo de crecimiento acelere en los próximos trimestres hasta entornos del 7% interanual. En los tres primeros trimestres de 2018, en comparación con el ejercicio anterior, destacan los aumentos en comisiones brutas por la comercialización de fondos del 13,6%; por planes de pensiones, del 8,5%; y por medios de pago, del 13,1%.

En cualquier caso, el mercado ha reaccionado negativamente al estancamiento sufrido por las cifras de negocio de la entidad, que alejan además la privatización. Las desinversiones realizadas por Economía bajo la dirección de Luis de Guindos se realizaron con la acción por encima de los 4 euros, y ahora está por debajo de los 3 euros, con lo que los expertos dan por hecho que no se completará la privatización en el plazo previsto, que expira en 2019. “El Gobierno seguramente ampliará este periodo, porque es difícil deshacer posiciones a estos niveles”, explica Nuria Álvarez, analista de Renta 4.

“Lo más seguro es que se posponga la fecha fijada por Bruselas para culminar su privatización más allá de 2019. El mercado ahora mismo no tiene apetito por un banco tan dependiente de los tipos de interés y que además está a la espera de conocer detalles sobre la reciente sentencia del Tribunal Supremo”, arguye Felipe López-Gálvez, analista de Self Bank. “Si se aplica retroactividad supondrá un problema importante para Bankia”, añade. No obstante, durante las dos últimas semanas los bajistas han dado un respiro, al reducir las posiciones cortas desde el máximo histórico del 5,5% del capital hasta el 5,03%, que aún es el nivel más alto en la banca y uno de los más agresivos en la bolsa española.

Lejos del plan estratégico

Estas cifras, además, aumentan la dificultad de cumplir con el plan estratégico que presentó Bankia al mercado en febrero. Desde Banco Sabadell ya trabajan en su futura revisión, mientras que en Bankia aún confían en cumplirlo pese a que desde entonces ha habido un retraso en las expectativas de subidas de tipos de interés por parte del mercado, empujado por el Banco Central Europeo (BCE). “El plan es un todo, hay variables en las que vamos bien como en la reducción de activos improductivos (NPL, por sus siglas en inglés) o en comisiones netas, y otras que vamos por debajo”, señala José Sevilla, que admite que desde la entidad esperan una pronta normalización de la política monetaria ante la dificultad de trabajar con tipos de interés negativos.

Una variable en la que Bankia se aleja del objetivo es el ROE, que mide la rentabilidad sobre el capital, y que en el tercer trimestre se situó en el 7,9%, frente al 8,1% del mismo periodo del año anterior. Esta ratio está por debajo del coste del capital, y lejos aún del 11% que tiene como meta la entidad para 2020. Aun así, el banco confía en un acelerón el año que viene por crecimiento del margen de intereses y menores costes, al “capturar” para la cuenta de resultados las sinergias previstas de la fusión de BMN. El banco ha adelantado a noviembre el fin del ajuste laboral pactado tras la integración de BMN.

“El banco aún tiene tiempo para conseguir cumplir los objetivos del plan estratégico y se ha mostrado optimista con la evolución futura del margen de intereses en la conferencia con analistas”, señala Álvarez. Por el contrario, Gonzalo López cree que es una meta difícil de alcanzar. Por otro lado, el banco acumula margen para cumplir con sus objetivos de solvencia. No en vano, tiene una de las ratios de capital más altas en la banca española, con una ratio CET1 ‘fully loaded’ del 12,46%, holgadamente por encima del 12% planteado como meta, aunque cayó 17 puntos básicos en el tercer trimestre tras las compras de las participaciones en los negocios de seguros con las cajas de BMN, Caja Murcia y Caja Granada, para zanjar su alianza con Aviva, aunque el banco espera vender estas participaciones para generar el mismo capital que han perdido.

También va en buena línea con los objetivos el descenso del saldo de riesgos dudosos, del 14,5% en nueve meses hasta los 10.362 millones de euros, mientras que los activos adjudicados se han reducido en el acumulado del año un 18,5% hasta los 4.170 millones. El total de activos improductivos, de esta forma, se sitúa en los 14.532 millones. La tasa de morosidad, por su parte, disminuye en 1,1 puntos hasta el 7,8%.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios