negocio de 'trading' de renta variable

La renta variable aupa las cuentas de Goldman y Morgan en el tercer trimestre

Ambas entidades han presentado el martes unas cuentas mejores de lo esperadas, registrado las dos un buen rendimiento de sus negocios vinculados a la renta variable

Foto: Fachadas con el logo de Morgan Stanley y Goldman Sachs.
Fachadas con el logo de Morgan Stanley y Goldman Sachs.

Pese al contexto de incertidumbre vivido en los últimos meses por las bolsas de todo el mundo, tanto Morgan Stanley como Goldman Sachs han presentado este martes unas sólidas cuentas del tercer trimestre que se han visto especialmente beneficiadas por unas subidas contundentes en sus negocios provenientes de las inversiones en renta variable entre junio y septiembre.

Por un lado, el banco presidido por James P. Gorman registró una mejora interanual de su beneficio neto del 19% en el tercer trimestre, alcanzando los 1.743 millones de dólares.

Mientras que los ingresos conseguidos con el 'trading' de renta fija se mantuvieron planos en los 1.200 millones de dólares en el tercer trimestre de 2018, los ingresos a raíz de las operaciones de compra y venta en los mercados de renta variable le propició un aumento del 5% respecto al mismo periodo de 2017, hasta los 2.000 millones de euros.

El martes, la entidad subía más de un 4% en la bolsa de Nueva York aunque no suficiente como para corregir las pérdidas de más del 13% que acumula en el año. "Pese a la ralentización estacional del tercer trimestre, hemos registrado un crecimiento sólido de los ingresos y los beneficios que demuestra la estabilidad de la casa", alega Gorman en un comunicado. El ejecutivo llegó al banco en 2010, en un momento de estrés para el banco a raíz de la crisis financiera.

Estos son, por otro lado, los últimos resultados que presenta Lloyd Blankfein antes de ser sustituido por David Solomon como CEO de Goldman Sachs. El banco ha registrado un aumento interanual del 20,5% del beneficio neto del tercer trimestre, ganando 2.453 millones de dólares en ese periódo.

El negocio de compra y venta de activos en el mercado de renta variable aumentó un 8% interanual hasta los 1.790 millones de dólares en el tercer trimestre del año, mientras que su contraparte de renta fija cayó un 10% hasta los 1.310 millones de dólares. La entidad, que el martes cotiza con un alza del 0,8%, también acumula un año difícil en bolsa, ya que cae alrededor de un 14% en 2018.

Los mercados de renta variable de todo el mundo sufrieron la semana pasada una sacudida importante a raíz de la repentina caída de Wall Street tras el repunte del bono soberano. Sin embargo, el S&P 500 todavía mantiene su subida del 3% en 2018, mientras que el Eurostoxx 50 pierde un 6,6% en el año y la bolsa de Shanghai se deja un 24%.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios