Santander y BBVA reconocen a la CNMV duras pérdidas por el impacto de Argentina
  1. Empresas
deterioro de hasta el 4% del beneficio total

Santander y BBVA reconocen a la CNMV duras pérdidas por el impacto de Argentina

Los dos bancos españoles estiman que pueden ver reducido su beneficio total entre un 3 y un 4% por el impacto de la hiperinflación en el país latinoamericano

Foto: La presidenta del Banco de Santander, Ana Patricia Botín, y el presidente del BBVA, Francisco González. (EFE)
La presidenta del Banco de Santander, Ana Patricia Botín, y el presidente del BBVA, Francisco González. (EFE)

Si la semana pasada fue Telefónica la primera que advirtió del impacto que va a tener en sus cuentas la crisis de Argentina, en los próximos días serán Santander y BBVA los que se retratarán por los efectos que la hiperinflación está provocando en sus bancos locales. Según distintas fuentes, las provisiones oscilan entre los 150 y los 200 millones de euros, gran parte del beneficio anual que obtienen en este país latinoamericano y entre un 3 y un 4% del global. Prosegur y DIA también anunciarán fuerte pérdidas.

Como adelantó El Confidencial el 5 de septiembre, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha obligado a todas las grandes empresas con intereses en Argentina a confesar las pérdidas ocasionadas por la declaración oficial hiperinflacionista por parte del Gobierno de Mauricio Macri. Aunque las empresas querían esperar al cierre del ejercicio 2018 y publicar el impacto de la crisis en Buenos Aires a principios de 2019, el organismo supervisor ha forzado al Ibex a hacer un esfuerzo inmediato de transparencia.

Foto: Una manifestante opositora ante el Congreso Nacional argentino durante una huelga de profesores, en Buenos Aires. (Reuters)

Telefónica, que no quiso concretar cifras a este medio cuando fue preguntada hace 15 días, reconoció la semana pasada en un documento oficial que sus ingresos se van a reducir en 625 millones, mientras que su beneficio operativo antes de depreciaciones y amortizaciones (oibda) bajará en 215 millones, y el ebitda, en 265 millones. Ahora, tanto Santander como BBVA ya han indicado a los analistas que cubren el valor cuánto van a perder en Argentina para que preparen sus informes del tercer trimestre del año.

Según han indicado fuentes financieras, las pérdidas de Santander van a oscilar entre los 180 y los 220 millones de euros, cerca del 56% del beneficio que obtuvo en este país en 2017. Porque Argentina fue la gran sorpresa positiva el pasado año, ya que fue la región en la que el grupo bancario presidido por Ana Botín más creció tanto en créditos como en ingresos, con un aumento del 44%.

Curiosamente, Argentina fue la gran sorpresa positiva de 2017, con los mayores crecimientos de depósitos y créditos de ambos bancos

Santander, que opera en Argentina a través de Banco Río, incorporó el negocio de Citibank, lo que provocó un aumento de los costes de explotación del 49% por el crecimiento de la red de sucursales y de los salarios. El negocio fue tan bien que la morosidad se situó en el 2,5%, la más baja de cualquiera de los países en los que está instalado el grupo, con una cobertura del 100% y un coste del crédito del 1,85%.

Estas cifras idílicas van a sufrir un sobresalto en el tercer trimestre y, seguramente, en los próximos, ya que los analistas dan por descontado un aumento sustancial de los impagos y, por consiguiente, un aumento relevante de la morosidad. No obstante, el Santander quita hierro a la situación, al señalar que Argentina tan solo representa el 3% de los beneficios globales del grupo. Los expertos aseguran que el impacto por la hiperinflación va a drenar entre el 3 y 4% de las ganancias totales de la institución financiera.

Foto: Foto: Reuters.

La coyuntura es similar para BBVA, que trabaja en Buenos Aires bajo la franquicia de Banco Francés. Con una plantilla de 6.100 personas, el grupo presidido aún por Francisco González hizo el pasado año una ampliación de capital de 400 millones de dólares para financiar el crecimiento orgánico en el país debido a la positiva evolución del margen de intereses y el excelente comportamiento de las comisiones, que contribuyeron a un crecimiento del margen bruto del 25%.

Pese al aumento de los costes ordinarios por la expansión de la red, el beneficio en Argentina subió un 19,1%, hasta los 219 millones de euros. Una cifra que este año se va a reducir de forma sustancial por el impacto del aumento desbocado de la inflación. Los analistas estiman un efecto próximo a los 150 millones, por lo que se comerá gran parte del resultado estimado en el país y cerca del 4% del total del grupo.

Los súper y la seguridad

DIA, que cuenta con 952 supermercados en el país, también va a tener que hacer una provisión importante, pese a que el aumento de los precios le ha beneficiado para incrementar su cuota de mercado. Pero sus ventas se han depreciado un 19% en los seis primeros meses del año, un 42% por el efecto divisa, tendencia que ha ido a peor en el tercer trimestre.

Prosegur ya ha advertido de que el estado de hiperinflación afectará a sus cuentas, si bien todavía no ha concretado cuánto le costará. Por último, Naturgy, que gestiona parte del gas de la capital del país, indica que el efecto de esta coyuntura será insignificante al tratarse de un negocio regulado y que no llegará ni a los 20 millones de euros.

CNMV Noticias del Banco Santander Noticias del BBVA Ana Patricia Botín Francisco González Prosegur Provisiones Noticias de Argentina
El redactor recomienda